Jue. 20 Enero 2022 Actualizado 3:46 pm

ocariz renuncia.jpeg

Carlos Ocariz anunció que daba un "paso adelante" en la candidatura de la MUD para Miranda, pero huele "algo a podrido" en su pronunciamiento (Foto: Archivo)

La estrategia tramposa detrás de la renuncia de Carlos Ocariz en Miranda

El anuncio de la renuncia de Carlos Ocariz a su candidatura a gobernador por el estado Miranda se impuso como noticia relevante en el marco de las elecciones del 21 de noviembre, pero podría tratarse de una maniobra de los partidos del G4 contra el candidato de Fuerza Vecinal (FV), David Uzcátegui.

Acorde a la periodista Madelein García y a lo narrado por los propios hechos, los partidos del llamado G4 (Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo) podrían haber fraguado una estrategia para desalentar el ascenso de Fuerza Vecinal como organización que tomó antiguos bastiones políticos del G4 durante su etapa abstencionista desde 2018.

El novísimo partido Fuerza Vecinal, que cuenta con el apoyo de varios alcaldes opositores en Chacao, Baruta y El Hatillo (el eje opositor más importante de Miranda), emergió con liderazgo en el bastión histórico del partido Primero Justicia (PJ).

Pero al producirse el regreso de los partidos abstencionistas, se impuso la figura de Carlos Ocariz por la tarjeta MUD Unidad. Ocariz presionó hasta las últimas instancias la renuncia de Uzcátegui en torno a su figura en medio de una diatriba con serios señalamientos entre uno y otro candidato.

Ocariz se ufanó de calificar a Uzcátegui como "falso opositor", "jefe de campaña de Hector Rodríguez", "divisionista" y "delincuente electoral".

La maniobra al detalle

El anuncio de la renuncia de Ocariz el día 11 de noviembre fue referido un gesto de "madurez política y unidad", sin embargo, en el terreno de los hechos, los partidos alineados en su apoyo mediante la tarjeta MUD Unidad no hicieron a tiempo los trámites para trasladar el apoyo a David Uzcátegui y solo lograron dejar acéfalo el cargo a gobernador en dicha tarjeta, inutilizándola de facto.

Según la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPRE), son los partidos los dueños de sus tarjetas. Según Madelein García, los partidos de la Tarjeta MUD Unidad pudieron haber retirado el apoyo a Ocariz y haber actuado antes del plazo del 10 de octubre para otorgar el apoyo a la candidatura de Uzcátegui.

En el ámbito de la diatriba, la "emotiva" renuncia de Ocariz, entre lágrimas y frente a una multitud, pudo tratarse de una puesta en escena para propagandizar una imagen de unidad política, ocultando la posibilidad de fondo.

Al haber renunciado a destiempo y sin que la MUD solicitara al Consejo Nacional Electoral (CNE) el apoyo a Uzcátegui, Ocariz deja cautiva la tarjeta de MUD Unidad a gobernador. Cualquier votante, creyendo que apoya a Uzcátegui desde esa tarjeta, al votarla tendrá voto nulo al cargo de gobernador.

Hasta ahora, los representantes de MUD Unidad no han revelado a la opinión pública la constancia de haber procesado el apoyo a Uzcátegui frente al CNE.

Sobre esto, el analista electoral opositor Eugenio Martínez indicó desde su cuenta Twitter durante la tarde del 12 de noviembre que no había información disponible sobre los "acuerdos" pactados entre las oposiciones, ni constancia pública de que la MUD decidiera apoyar a Uzcátegui.

"Es necesario que la MUD y Fuerza Vecinal (como partidos) aclaren a sus electores cuáles son los acuerdos alcanzados y el momento (día y hora) en que notificaron esos acuerdos y sustituciones al CNE", indicó el analista.

Para este 13 de noviembre, Martínez argumentó que el vencimiento del lapso para los cambios ante el CNE debía transcurrir hasta el 11 de noviembre, sin embargo admitió desde su cuenta Twitter que "todos los acuerdos entre MUD y FV pudieron notificarse (ante el CNE) sin esperar al último minuto".

"En realidad el problema no fue Ocariz. Sino los acuerdos MUD-Fuerza Vecinal. Ellos podían notificar los acuerdos al CNE sin esperar la renuncia de Ocariz. Lo que llegó tarde fue el acuerdo MUD-FV", agregó Martínez.

Vale la pena acotar que incluso, en su discurso de renuncia, Carlos Ocariz no aludió un apoyo abierto a David Uzcátegui, y por el contrario, en ausencia de una vocería única, hasta ahora no hay un apoyo frontal de MUD Unidad a Uzcátegui.

Estos hechos refuerzan la hipótesis sobre una posible maniobra de la MUD.

Al dar la candidatura de Ocariz por derrotada, la MUD prefirió su retiro, no lidiar con un tercer lugar y no apoyar a Uzcátegui, en medio de una acción tardía y deliberada.

Seguidamente en MUD Unidad proceden a deslegitimar al CNE y endosarle la responsabilidad de una acción que, en lugar de apoyar a Uzcátegui, lo perjudica.

La MUD podría haber fraguado esa estrategia para debilitar las posibilidades de Uzcátegui, propiciar su derrota e inhabilitar con ello el ascenso de FV como nuevo referente de liderazgo en Miranda entre las oposiciones, el "espacio natural" de Primero Justicia.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<