Dom. 24 Octubre 2021 Actualizado 8:13 am

cuba fake news.jpg

Las noticias falsas han sido un arma para magnificar las recientes protestas en Cuba (Foto: María Alejandra Cardona / Reuters)

Desmontando algunos casos de la guerra informativa contra Cuba

Con el aumento del flujo de información en redes sociales y a través de medios, periodistas y corresponsales incrementa la circulación de noticias falsas (fake news) con propósitos políticos, si tomamos en cuenta todo lo que se publica y comparte sobre Cuba.

La guerra informativa anticubana no cesa desde que la Revolución asumió las riendas de la isla en 1959, intentando todas las vías posibles para derrocarla sin éxito -incluyendo un bloqueo y embargo que ya cobra más de media década-, pero con el auge del mundo digital vino la capacidad de amplificar los ataques mediáticos en múltiples plataformas 2.0, trayendo consigo un arsenal de noticias falsas que dispara todos los días contra la mayor de las Antillas.

Por un trabajo hecho por Kaspersky y CORPA el año pasado sabemos que el 70% de los latinoamericanos no sabe detectar o no está seguro de reconocer en Internet una noticia falsa de una verdadera y afirman que son nocivas o podrían llegar a serlo. Por esta razón han emergido una cantidad considerable de espacios digitales que se dedican a pescar fake news, entre ellos el sitio web Red Verdad que las verifica y desmonta sistemáticamente en tiempo real.

De ahí sacamos los siguientes ejemplos de ataques informativos con el propósito final de crear propaganda y acumular elementos (falsos) que pudieran perjudicar la imagen internacional de Cuba y así justificar agresiones sancionatorias o de otro tipo por parte de Estados Unidos y sus socios más cercanos en su política anticastrista. Son reportes o montajes en torno a los últimos acontecimientos relacionados a la isla que dan cuenta del tipo de ofensiva que está llevando a cabo el imperio y sus tentáculos.

Imágenes manipuladas

Durante la jornada del 11 de julio en algunas ciudades cubanas hubo pequeñas y medianas manifestaciones que pedían una "intervención humanitaria" en Cuba, un llamado a Estados Unidos y la susodicha "comunidad internacional" en un suspuesto colapso de la crisis sanitaria y económica que experimenta la isla por la pandemia, que ha agravado los impactos de la guerra económica, financiera y comercial que lleva a cabo Washington.

Ese día, las redes sociales se colmaron de imágenes que, verificadas, remitían a protestas y manifestaciones en otros países o en la propia isla, pero en apoyo a la Revolución. Como esta, una imagen viralizada con la afirmación de que era una manifestación contra el gobierno en La Habana, cuando realmente se trataba de una concentración independentista el día de la Diada de Cataluña, tomada en 2016. Es un bulo.

Esta imagen fue viralizada en múltiples redes sociales (Twitter, Facebook, WhatsApp) como si se tratara realmente de Cuba, aun cuando hayan banderas catalanas ondeando de manera evidente en varias partes de la manifestación y ello denote automáticamente la falsedad que se intenta normalizar.

La manipulación de imágenes audiovisuales también forman parte del repertorio. En este caso, El País español junta imágenes de los choques entre los cuerpos policiales cubanos, que no portan armas de fuego, y manifestantes pro-estadounidenses superponiendo disparos, creando movimientos falsos de cámara y recreando un escenario que nunca existió. La producción madrileña intenta imponer un escenario inexistente para validar la tesis de la "dictadura comunista" que domina el argo occidental desde hace décadas en la eterna disputa de la mente como campo de batalla.

A tal punto la manipulación audiovisual se ha sofisticado para crear imágenes falsas que luzcan reales, que muchos periodistas no cuentan con herramientas avanzadas de fact-checking, o siquiera una metodología para el desmontaje de videos y audios fabricados. Los más incautos no tienen cómo contrarrestar esta amenaza mientras los medios corporativos y cuentas con cierta influencia 2.0 filtran al mundo digital a conveniencia los productos a ser consumidos por millones de internautas.

realidad paralela 2.0

Es sabido que la pandemia del covid-19 está causando estragos en todos los rincones del mundo, y Cuba no es la excepción, aun siendo excepcional (valga la redundancia) su sistema sanitario y científico. La crisis generada por el bloqueo y el coronavirus ha generado un escenario ideal para el intento de golpe de color que hemos estado presenciando en vivo y directo en julio, es por ello que el llamado a una "invasión humanitaria" fue enarbolado con ahínco en las pequeñas demostraciones callejeras y, sobre todo, Miami.

La narrativa de que la población cubana está muriéndose en cámara lenta durante la presente época pandémica se está enarbolando cada vez más, y fue un aliciente argumentativo para los operadores USAID en Cuba, diseminando a través de distintos medios como Cubita Now, Periódico Cubano, UniVista TV, etc., que en el municipio Ciego de Ávila existen fosas comunes donde se depositan los cadáveres de decenas de cubanos.

E7bYYhMXoAI2eiD.jpg

Directivos de los Servicios Comunales en Ciego de Ávila desmintieron esta noticia falsa que tratan de legitimar desde Miami (Foto: Red Verdad)

La versión falsa fue desmentida por las autoridades municipales, pero aceptando que en efecto se encuentra en proceso una ampliación del cementerio del lugar por las consecuencias mortales del covid. Ello es muy contrario a la conformación de fosas comunes.

De igual forma, contrario a la línea discursiva de Marco Rubio, no se puede afirmar que Cuba está entre los países con mayor mortalidad por covid, como dice el sitio web Ciber Cuba, noticia falsa que puede ser corroborada por Worldometers, herramienta interactiva que lleva el conteo estadístico de la pandemia y sus consecuencias humanas a nivel mundial y por países, que ubica a la isla en el lugar 119 de 222 países.

E7josv-XEAARCml.jpg

Cuba tiene 232 fallecidos por millón de habitantes por el covid (Foto: Red Verdad)

Con la propagación de los fakes news reseñados se pretende construir una realidad paralela de carácter apocalíptico que instalara en el imaginario global que la situación cubana no puede ser solucionada por el gobierno de Miguel Díaz-Canel, orientando las posibilidades de "salvación" hacia los promotores del cambio de régimen en Miami y Washington.

Asimismo, el encubrimiento de las acciones terroristas contra Cuba, sean estas de carácter violento o económico-financiero-comercial, también es una opción para los creadores y divulgadores de bulos narrativos y mediáticos.

Complicidad terrorista

El pasado lunes 26 de julio, durante el Día de la Rebeldía Nacional, se produjo un ataque terrorista contra la embajada de Cuba en París, Francia. Fueron lanzados hacia la sede tres cócteles molotov, de los cuales dos llegaron al perímetro exterior de la embajada y uno no entró.

Como consecuencia, se produjo un incendio que apagaron los funcionarios de la misión diplomática. La embajada cubana informó que la policía y los bomberos acudieron al lugar.

También afirmó que "el personal diplomático cubano no resultó herido, pero se notaron daños materiales" y añadió que los "actos terroristas como este son fomentados por las campañas del gobierno de los Estados Unidos contra nuestro país, incitando a acciones de uso de la violencia".

A pesar de que existen evidencias físicas del acto, las reacciones de los medios contrarrevolucionarios cubanos como 14 y medio y Cubita Now consistieron en negar que hubo un atentado de tipo terrorista a una instalación diplomática oficial, tipificado así por la legislación internacional, y que más bien se trató de una "autoagresión", e incluso otros medios como DiarioDeCuba se atreven a afirmar que hubo fue un "acto de protesta".

Se trata de sembrar dudas sin prueba alguna sobre la autoría del atentado contra la Embajada de Cuba en París, al mismo tiempo que denotan una complicidad explícita entre los medios cubanos pro-estadounidenses y las tácticas terroristas de la élite mayamera. Mientras, la Cancillería de Cuba ha presentado evidencia gráfica, el gobierno francés ha reforzado la seguridad y ya ha iniciado una investigación.

De ahí la importancia de discernir lo verdadero de lo falso en la guerra continua de la información contra Cuba, pues luego de hacerse un juicio tras el consumo de noticias y análisis, se suele tomar partido por una u otra versión de los hechos. Y el terrorismo anticubano siempre ha buscado asesinar no solo vidas humanas, sino asimismo la verdad.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<