Sáb. 02 Julio 2022 Actualizado 12:38 pm

Adriana Cisneros y Gustavo.jpg

Adriana Cisneros es la nueva responsable de la Corporación Cisneros y sus filiales (Foto: Cisneros Media )

La familia Cisneros y el reacomodo del capital en Venezuela

El medio estadounidense de consultoría económica Bloomberg refirió recientemente que Eduardo Cisneros, nieto de Diego Cisneros, ha fundado un fondo de capital en Florida y estarían en la cacería de "activos baratos" en Venezuela.

Según el medio, el cual reseñó fuentes familiarizadas con estos negocios y que pidieron mantenerse en el anonimato, este fondo en Florida que ha recaudado más de 200 millones de dólares es llamado 3B1 Guacamaya Fund LP y ya ha utilizado alrededor de 60 millones de dólares de ese efectivo para captar negocios venezolanos el año pasado.

El linaje Cisneros en la economía venezolana y más allá

La singularidad de la familia Cisneros en Venezuela, otrora los más acaudalados del país antes de ser desplazados en el ranking por Lorenzo Mendoza (hijo) y Juan Carlos Escotet, viene de la mano con lo "familiar" que es el apellido Cisneros para los venezolanos.

A saber, Venevisión, Miss Venezuela, Cerveza Regional, Televen, Supermercados CADA, Disquera Rodven, Digitel, como marcas definitivamente Cisneros y además "venezolanas", son retratos de tiempos pasados y presentes en la economía venezolana.

Adicionalmente, este apellido en Venezuela representó en determinados momentos las franquicias de Burger King, PepsiCola, Pizza Hut, Spalding, Apple y DirecTV. El emporio de la Organización Cisneros tuvo su mayor esplendor en su segunda generación, a cargo de Gustavo y Ricardo Cisneros, quienes desarrollaron un diversificado grupo empresarial con alta capacidad de adquisición de capitales que estaban en otras manos, en territorio venezolano, en las décadas de los 80, 90 y primera década de este siglo.

Sin embargo, la participación de los Cisneros como principales regentes de la elite criolla en la diatriba política venezolana propició el desplazamiento estratégico de la franquicia familiar al extranjero desde hace más de una década, donde ya venían haciendo inversiones desde los años 80.

Por eso, marcas internacionales como Venevisión Internacional, DirecTv Latin America, Univisión Comunications, Chilevisión, Pueblo Xtra International, Caribbean Communications Network Ltd, Imagen Satelital,19​ Caracol Televisión y MuchMusic Argentina, entre otras, fueron referentes de la internacionalización del linaje Cisneros en el continente, también mediante otros grupos de inversiones en Portugal y España.

El desarrollo del poder económico e influencia de la familia Cisneros estuvo a la sombra de la Venezuela del Puntofijismo, época en la que de manera formidable los integrantes de la élite criolla construyeron relaciones clientelares y beneficio directo de la renta petrolera y sus mecanismos de otorgamiento sistemático de la riqueza.

Diego y adecos.jpg

Diego Cisneros junto a dos presidentes adecos; Carlos Andrés Perez y Rómulo Betancourt (Foto: Archivo)

Dentro del reducido círculo de familias que captaron los más grandes beneficios de la renta nacional, los Cisneros eran particulares. Junto a los Phelps, y luego los Camero y Zuloaga, fueron los principales regentes de los medios de comunicación, estableciendo una relación de comensalismo que permitió, más allá de algunas diatribas por intereses, el sostenimiento de la clase política puntofijista y su binomio partidista durante 40 años.

Los Cisneros fueron claves no solo en la manufacturación continuada de la opinión pública venezolana durante décadas, la Organización fue además una empresa de los imaginarios, la industria cultural, las marcas y el consumo, logrando extraer de la economía venezolana enormes beneficios que les permitieron, junto a los Mendoza, liderar a la elite criolla en términos acumulativos.

Aunque los Cisneros mantienen buena parte de sus negocios en Venezuela, han sido considerados una familia "desplazada" del país por razones de negocios, pero bajo el señalamiento de que las "condiciones políticas" no han facilitado el arraigo de ellos y la ampliación de sus inversiones en Venezuela.

Es ese un señalamiento pretendidamente veraz, pero son los registros históricos de era reciente los que refrendan que la Organización Cisneros y sus medios de comunicación fueron altamente influyentes en las operaciones de desestabilización contra el gobierno venezolano e, incluso, lograron patentar para la historia el primer golpe definido como "mediático" del mundo, en abril de 2002.

De ahí que existen razones políticas de sobra para el alejamiento de los Cisneros de Venezuela, pero no porque sean "perseguidos". En realidad fracasaron muchas veces en sus operaciones de controlar Miraflores y lograr destronar al chavismo del poder.

Ahora, según Bloomberg, un integrante de la tercera generación de los Cisneros estaría en la búsqueda de activos, en una modalidad de carroña corporativa, aprovechando un eventual impulso que tendría la economía venezolana.

El reacomodo del capital venezolano en los despojos de la guerra y el bloqueo

Según el medio estadounidense, Eduardo Cisneros y su socio, Rodrigo Bitar, jefe de una firma exclusiva de fusiones y adquisiciones con sede en Nueva York, se posicionan como "los primeros en llegar" a lo que podría ser una lucha por adquirir activos de elección a precios muy reducidos en Venezuela. Ya estos habrían adquirido un fabricante y cadena de distribución de pinturas en el país, Corimon C.A.

Refiere Bloomberg que "en la mayoría de las capitales financieras del mundo, US$200 millones pueden no alcanzar para mucho, pero en el mercado de fusiones y adquisiciones de Venezuela, hacen del dúo una fuerza inmediata. Y su llegada hace que algunos lugareños especulen que finalmente podría estar acercándose el punto más bajo de la economía y del mercado que han estado esperando durante décadas".

Refieren además que la caída de los precios de los activos en Venezuela, gran parte de ellos en quiebra, obedecen a "la asfixia" de la política económica del chavismo, sin hacer ninguna mención de que la economía venezolana ha perdido el 99% de sus ingresos petroleros, desde 2014 a 2020, debido al bloqueo estadounidense, ingresos que además han representado en las últimas décadas más del 90% del ingreso en divisas al país.

Sin referirlo abiertamente, el medio explica cómo ocurre justo ahora un reacomodo en las relaciones del gran capital en Venezuela.

Este proceso tiene lugar mediante la adquisición de bienes, negocios y actividades que han sido avasallados, primeramente, por el ciclo de guerra económica y financiera desde 2014 a 2017, que tuvo énfasis en los impactos que sufrió la economía venezolana mediante la caída del ingreso petrolero.

En este ciclo, se reprodujeron en las formas de producción, distribución y consumo, amplias mutaciones que generaron una migración de capitales hasta los sectores agroalimentarios y comerciales de manera formidable, depreciando y aniquilando a otros sectores mediante efectos segundarios que fueron palpables en la economía venezolana cuando se depreciaron los salarios y muchos bienes y servicios dejaron de consumirse. La época del fin de Cadivi, por estas singularidades, también arrastró sectores altamente vinculados a la renta.

En segundo lugar, al adquirir formalidad el bloqueo económico contra el país, que ha sacado de circulación en gran medida la renta petrolera estatal que en promedio representó unos 50 mil millones de dólares al año, y con ello, los bienes y servicios que se movilizaban a expensas del presupuesto público. Esta pérdida neta de capital generó un impacto en el funcionamiento habitual del aparato productivo nacional en esferas económicas mucho más allá del Estado.

Bloomberg refiere un posible relanzamiento de la economía venezolana a expensas de las condiciones de flexibilización, especialmente monetarias, que hoy existen en la economía venezolana y que han surgido para poder maniobrar las circunstancias de bloqueo. Señalan al mismo tiempo que las nuevas inversiones del clan Cisneros están revestidas de "riesgo", pero con una alta expectativa por sus beneficios.

La nueva etapa de inversión de los Cisneros y otros factores empresariales tendría lugar luego de la depreciación de los valores de estos bienes paralizados o parcialmente hemipléjicos, algo que Bloomberg valora como una movida audaz, pero que en términos políticos debe ser entendido como un proceso de reacomodo del capital y una nueva zafra a beneficio de la vieja élite criolla (representada por los "12 apóstoles" de CAP), luego de que otros factores del capitalismo venezolano acumularan los daños generados en los dos últimos ciclos económicos del país.

Un elemento singular en esta trama es que diversos factores del capitalismo venezolano han avalado el bloqueo, precisamente los que más lograron migrar capitales al extranjero y establecerse como corporaciones internacionales, mientras que otros factores de la empresa privada venezolana que permanecen en el país han manifestado sus reservas sobre este pese a su posición política antichavista, tal como recientemente lo explicara el presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, al indicar hace poco que las medidas coercitivas contra el país impactan también a la empresa privada supuestamente exenta de "sanciones".

El nuevo desplazamiento expansivo de los Cisneros en la economía venezolana, a modo de corporación carroñera, viene ahora en la cresta del bloqueo estadounidense y la captación de la estela de despojos y daños que ha dejado para la economía en su conjunto. También por el impulso inicial de una economía que, según Bloomberg citando fuentes locales, podría iniciar su recuperación este año.

Sin embargo, comprar empresas que estuvieron en otras manos, muchas veces a condiciones de precio de gallina flaca, no es nada nuevo para este clan. Es una tradición familiar.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<