Vie. 14 Junio 2024 Actualizado 4:45 pm

AFP__20240429__34QD7PV__v1__Preview__VenezuelaPolitcsCorruptionSaabPresser.jpg

El fiscal Tarek William Saab durante la rueda de prensa de este lunes 29 de abril (Foto: Ministerio Público )

La conspiración de la oposición como fondo de la trama pdvsa-cripto

Este lunes 29 de abril el fiscal general, Tarek William Saab, informó que en el marco de la Operación Especial Anticorrupción se han descubierto nuevos detalles de la trama PDVSA-Cripto, cuyo alcance no se limita al boicot económico y a un entramado de corrupción, sino que también abarca un aspecto político al vincularse con actores de la oposición venezolana.

Lo que empezó el año pasado como una cruzada contra las mafias que provocaron pérdidas milmillonarias a la nación, se profundizó aun más este año y devino en la detención del exministro de Petróleo Tareck El Aissami, el empresario Samark López y el exministro de Economía y Finanzas Simón Alejandro Zerpa.

En rueda de prensa desde la sede del Ministerio Público, el Fiscal reveló que la mafia PDVSA-Cripto, liderada por El Aissami, tenía vínculos con opositores dentro y fuera del país, de los cuales algunos ya han estado involucrados en intentos de golpe de Estado y magnicidios contra el presidente Nicolás Maduro.

Según detalla, la mafia PDVSA-Cripto se relacionaba con Julio Borges, Leopoldo López, Carlos Ocariz y Carlos Vecchio, quienes a su vez mantenían contacto permanente con el Jefe de la Oficina Externa de los Estados Unidos para Venezuela en Bogotá, James Story.

Los recientes hallazgos producto de la pesquisa certifican que finalmente el susodicho entramado estaba ligado a la conspiración política. La corrupción alcanza un nuevo nivel de bajeza cuando sus actores principales se aliaron con "los peores enemigos de la patria", justamente los que promovieron sanciones con sus devastadoras consecuencias para toda la población.

Se confirmó que ambos bandos —la mafia enquistada en la industria petrolera que vendía crudo sin registrar los ingresos, y además se distribuía las ganancias, cobraba comisiones y usaba los fondos para la especulación financiera, así como la oposición golpista— confluyeron en un objetivo común: disolver el Estado por cualquier vía antidemocrática, bien fuera a través de la violencia o con la imposición de sanciones.

El Fiscal reveló que el enlace entre el jefe de la mafia de PDVSA, El Aissami, y la extrema derecha golpista era el empresario Samark López. En dos audios presentados durante la rueda de prensa se evidencia que sostenía conversaciones con el prófugo de la justicia venezolana Leopoldo López, con Julio Borges, así como con Carlos Ocariz y Carlos Vecchio.

Se precisa que vía Zoom llegaron a hablar por muchas horas desde el año 2018 e incluso tenían conocimiento de la operación Gedeón, de la que lamentaron su fracaso. El fin de estas conversaciones era transmitir las instrucciones que enviaban funcionarios del gobierno estadounidense para promover un cambio de gobierno.

La mafia de PDVSA tenía vínculo con el exencargado de la Oficina Externa de los Estados Unidos para Venezuela en Bogotá, James Story y con el funcionario estadounidense Rafael Foley, quienes eran la línea directa con el gobierno gringo para "favorecer, proteger y desarrollar este plan cuyo fin era el cambio de régimen en Venezuela".

Si Estados Unidos tenía esas fichas en áreas estratégicas como la industria petrolera y la dirección económica del país, así como la extrema derecha que cubría el frente político, con ello podía implosionar la economía, destruir la moneda nacional, elevar el valor del dólar paralelo, acabar con el plan de recuperación económica implementado por el gobierno y activar la conspiración política.

Desde el inicio de la operación en 2023 se han detenido 66 implicados. De este total 14 han sido privados de libertad en la segunda fase y no se descarta que se practiquen nuevas detenciones en la medida en que avance la investigación y surjan nuevas revelaciones.

De las 32 tramas de corrupción que se han investigado en la industria petrolera desde 2017, incluida PDVSA- Cripto, 290 personas han sido judicializadas, de las cuales 76 ya han recibido sentencia condenatoria. Esto incluye, además de Tareck El Aissami, a los expresidentes de PDVSA Nelson Martínez, Eulogio Del Pino y Rafael Ramírez.

Pocas horas luego de revelarse los audios que evidencian el contacto entre los políticos de la extrema derecha y Tareck El Aissami, Leopoldo López admitió que sí mantuvo conversaciones con el empresario. 

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro dijo haberse sentido sorprendido por la traición que estaba muy cerca: "Estaban articulados para destruir desde adentro el plan de recuperación económica (...) nos sabotearon, los enfrenté, los descubrí, eran de mi mayor confianza, los capturé, están presos, convictos y confesos y caerá todo el peso de la ley sobre ellos", refirió durante el programa Con Maduro +, y añadió que sobre el caso PDVSA-cripto "habrá grandes sorpresas en los próximos días", "lo que la Fiscalía acaba de sacar es apenas 1% de lo que se tiene". 

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<