Dom. 26 Mayo 2024 Actualizado Viernes, 24. Mayo 2024 - 16:32

PDVSACRIPTO.jpg

En esta segunda fase de la investigación, se logró develar la participación de Tareck El Aissami, exministro del petróleo y expresidente de PDVSA. (Foto: Últimas Noticias)
Anuncia el fiscal general de la república

Segunda fase de la trama PDVSA-Cripto: Tareck El Aissami imputado por traición a la patria

El Ministerio Público venezolano, por intermedio del fiscal general, Tarek William Saab, en rueda de prensa proporcionó este 9 de abril de 2024 una actualización del estado de las investigaciones sobre el caso denominado "PDVSA-Cripto". Recordemos que esta indagación involucraba a varios altos funcionarios de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (Sunacrip) y otras empresas del Estado en hechos de corrupción relacionados con la venta de petróleo y productos de las empresas básicas de Guayana.

Primera fase de la investigación

El esquema de corrupción que se logró detectar y desmembrar en marzo de 2023 contemplaba una red de funcionarios que usaban sus cargos para realizar operaciones petroleras ilegales. Esto se hizo a través de la asignación de cargas de crudo a la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y a particulares, sin ningún tipo de control administrativo ni garantías, incumpliendo con las normativas de contratación de PDVSA.

No hay que perder de vista que por este caso han sido acusadas 54 personas, todas detenidas, imputadas y acusadas. Tras esa primera etapa, la investigación siguió abierta y continuaron las diligencias correspondientes, a la vez que quedaron pendientes 17 órdenes de aprehensión. A pesar de que no se conocieron mayores detalles de las investigaciones y procedimientos que seguían en curso, la misma continuó generando nuevas aristas y conclusiones que se presentaron hoy al país.

Desde este espacio informativo se le dio seguimiento riguroso a las investigaciones del momento, fundamentalmente porque tales develaciones tendrían unas implicaciones importantes para el proceso de recuperación económica que vivía el país de forma sostenida desde el año 2021.

Fase II de la investigación

El fiscal comentó que producto del principio de colaboración entre poderes y gracias a las recientes delaciones de al menos cinco testigos, previamente detenidos y procesados que han sido, secuencialmente, entrevistados por los fiscales del Ministerio Público, se logró develar la participación de Tareck El Aissami, exministro de Petróleo y expresidente de PDVSA, y Simón Alejandro Zerpa, exministro de Economía y Finanzas y expresidente del Fonden. Estas acusaciones constituirían el sustento —elementos de convicción— de esta segunda fase que se anunció al país y que sigue en pleno desarrollo.

Las delaciones revelan, como mencionó el fiscal, una "burbuja económica" producto del esquema de corrupción. Esta red criminal alteraba la economía nacional al recibir dividendos de la venta de crudo en divisas extranjeras, las cuales convertían a criptoactivos en plataformas como Kraken Crypto Exchange. Estas enormes sumas de dinero eran irrastreables para los organismos supervisores del Estado.

Con esta estructura evadieron todas las normativas financieras del BCV, lo que trajo consigo la inestabilidad de la moneda nacional que el país entero padeció entre finales de 2022 y principios de 2023; alimentó el incremento del mercado negro de divisas y causó daños irreparables al Estado venezolano.

Las sanciones y el bloqueo sirvieron de excusa para la asignación directa de buques de crudo a través de figuras claves dentro de la red criminal. Lo obtenido por su comercialización se movía sin rastro mediante empresas fantasmas y pagos en criptomonedas en el extranjero, lo que impedía el acceso al BCV. De esta forma, controlaban el ingreso de divisas en el mercado nacional y especulaban con el tipo de cambio. Cabe destacar que parte de las ganancias se invertían en granjas de minado de criptomonedas, con la anuencia de El Aissami.

En reuniones clandestinas se asignaba la venta de crudo venezolano a precios irrisorios, hasta 75% por debajo del valor real, lo que generaba enormes pérdidas al Estado venezolano, ya golpeado por las sanciones de Estados Unidos. Para blanquear las ganancias, la red criminal colaboraba con empresarios que inflaban las facturas por servicios a PDVSA, y se repartían luego los sobreprecios.

Estos nuevos detenidos serán imputados ante la justicia nacional por la presunta comisión de traición a la patria; apropiación o distracción del patrimonio público; alardeamiento o valimiento de relaciones o influencias; legitimación de capitales y asociación.

Lo más llamativo es que tales detenciones no son producto de un contexto puntual, son consecuencia de una lucha denodada que viene realizando el presidente Nicolás Maduro desde el año 2013 y que ha permitido develar varias tramas de corrupción en la principal industria del país.

Primeras apreciaciones luego del anuncio del fiscal

La investigación nunca se detuvo. Desde el año pasado (marzo de 2023) cuando se realizaron las primeras detenciones y se emitieron órdenes de captura contra otros implicados, el Ministerio Público continuó trabajando en la investigación, sin caer en la presión y chantaje de sectores que pretendían desacreditar la labor de la Fiscalía o, más grave aun, dudar del mismo proceso investigativo que estaba en curso.

Tras un año y con los elementos de convicción presentados de manera irrefutable, el Ministerio Público inicia una segunda fase que deja a un nuevo presidente de PDVSA —ya sería el tercero— detenido por corrupción en las administraciones de Nicolás Maduro.

Otro elemento que resalta y que fue abordado por el fiscal es el hecho de que no solo se está develando una trama de corrupción, ya de por sí grave sobre todo en un contexto de sanciones económicas como la que está atravesando el país desde 2014, sino que se está visibilizando una conspiración económica que buscaba, a través de la desestabilización cambiaria —generada artificialmente por la manipulación cambiaria a través del sistema de las criptomonedas—, retrotraernos a escenarios de conflictividad política como los de 2017 durante las guarimbas.

Por eso la pena que se les estaría imputando es la de traición a la patria ya que no solo se conspiró contra la economía de un país y, en consecuencia, contra el bienestar de todo un pueblo sino que, más grave todavía, se atentó contra la estabilidad política y social de la nación venezolana, hecho que nos tiene acostumbrados la derecha extremista.

La investigación en esta segunda fase sigue en curso, así que no se pueden descartar nuevas detenciones y revelaciones asociadas con la trama; por lo que esta nota será actualizada a medida que nuevos elementos surjan de las averiguaciones.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<