Jue. 25 Abril 2024 Actualizado 10:10 am

Petrushev.jpeg

El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, se reunió el pasado martes 27 de febrero en Managua con funcionarios de Nicaragua, Cuba, Venezuela y Bolivia (Foto: EFE)
El funcionario ruso se reunió con su homólogo venezolano en Managua

Dos claves (y media) de la visita de Pátrushev a Nicaragua

El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, se reunió el pasado martes 27 de febrero en Managua, Nicaragua, con funcionarios de ese país, así como con otros de Cuba, Venezuela y Bolivia para conversar sobre cooperación en materia de seguridad. Esta visita ocurre casi un año después de que estuviera por estas mismas latitudes pero en Caracas y en La Habana.

En este espacio ya hemos abordado el perfil político y técnico de Pátrushev; en esta ocasión queremos contextualizar su visita a esta parte del hemisferio, teniendo como telón de fondo los conflictos geopolíticos que siguen en curso —Operación Especial Militar rusa en Ucrania, el genocidio palestino ampliado a la crisis en el estrecho de Bab el-Mandeb— y la presidencia pro témpore de Rusia del grupo de los Brics+.

  1. Fortalecimiento de la cooperación con socios considerados estratégicos en una región que se muestra distante al Kremlin: En un contexto donde la disputa geopolítica se traslada al escenario diplomático, el que Rusia estreche vínculos con países a los que considera “socios estratégicos” en una región históricamente alineada con los intereses de Estados Unidos es de vital importancia. No sin razón, el ingeniero y oficial de inteligencia declaró que "el desarrollo de lazos amistosos con sus socios claves en América Latina y el Caribe sigue siendo una de las principales prioridades internacionales de Moscú”, y agregó que "son estos países los que están a la vanguardia de la lucha por la soberanía genuina de América Latina y su lugar de pleno derecho en la escena mundial”.

Además, como se desprende del documento papel blanco que delinea la orientación de la política exterior rusa, “dado el progresivo fortalecimiento de la soberanía y el potencial multifacético de los Estados de América Latina y el Caribe”, en especial de estos países (Cuba, Nicaragua y Venezuela, todos pertenecientes al ALBA-TCP), la política exterior rusa les presta especial interés, por lo que manifiesta la intención de desarrollar las relaciones con ellos “de manera pragmática, desideologizada y mutuamente beneficiosa”. Que con estas premisas se repita el encuentro no es casual ni espontáneo.

  1. La multipolaridad y el Derecho Internacional como eje de cooperación: La posibilidad de estrechar los vínculos pasa necesariamente por el fortalecimiento de los principios de la Carta de las Naciones Unidas, a saber, la no injerencia en asuntos internos, la libre determinación de los pueblos y el respeto a la soberanía, de allí que desde Rusia se valore la no alineación de estos países con la política occidental de sanciones antirusas que caló en países como Chile y Argentina.

Así, el grado de independencia y constructividad que algunos Estados han mostrado en relación con la Federación Rusa les convierte en aliados estratégicos a los que, según palabras del general Pátrushev, se les prestará todo el apoyo necesario, pleno e integral de Moscú. El objetivo estratégico pareciera ser el establecimiento, entre los socios, de un mecanismo de cooperación multilateral que facilite la planificación y la implementación de medidas tendientes a fortalecer la soberanía de América Latina, y así elevar su estatus en el escenario internacional con vistas a protegerse de las restricciones que impone Estados Unidos a través de la implementación de las medidas coercitivas unilaterales.

Reunión entre Pátrushev y Ornelas

Se conoció que Nikolái Pátrushev y el mayor general José Adelino Ornelas Ferreira, secretario del Consejo de Defensa de la Nación (Secodena), se reunieron para discutir temas de cooperación en materia de seguridad. Las conversaciones abarcaron la lucha contra el terrorismo, el extremismo, el narcotráfico y el crimen organizado. También se abordó la prevención de las "revoluciones de color" y se intercambiaron puntos de vista sobre la seguridad internacional.

Pátrushev resaltó la colaboración entre ambos países para construir un orden mundial multipolar justo. Según un comunicado del Consejo de Seguridad ruso, “durante las negociaciones Pátrushev enfatizó que Rusia y Venezuela están trabajando juntos para construir un orden mundial multipolar justo, proteger el Derecho Internacional, combatir las sanciones unilaterales y fortalecer la autoridad de la ONU”.

En lo que refiere a Venezuela, es el segundo encuentro que una alta autoridad rusa mantiene con funcionarios de alto nivel venezolano en menos de 15 días; hace apenas una semana, el canciller Serguéi Lavrov mantenía encuentros en Caracas con su homólogo venezolano, Yván Gil, con la vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez y con el mismo Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, donde se daba alguna antesala a lo discutido por ambos países en Managua, enfocado en la esfera de seguridad.

Está pendiente la visita del presidente Maduro a Putin en Rusia, programada para finales del año pasado, pero que por la coyuntura del Esequibo tuvo que ser reagendada. Las discusiones en materia de cooperación bilateral planteadas en la visita del canciller Lavrov y en materia de seguridad abordadas con el secretario Pátrushev permiten delinear el alcance temático de las conversaciones que se mantendrán entre los jefes de Estado de Rusia y Venezuela cuando se concrete el encuentro donde, incluso, podría estar anunciándose, más allá del estatus de Venezuela dentro de los Brics+, nuevos mecanismos de cooperación militar y de seguridad.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<