Mar. 21 Septiembre 2021 Actualizado ayer a las 4:20 pm

AP.jpg

Alex Saab: "Tarde o temprano, esta tremenda persecución se develará y quedarán en evidencia todas las artimañas que se están utilizando en mi contra" (Foto: Archivo)
En entrevista con RT desde Cabo Verde

Alex Saab denuncia extralimitación judicial de EEUU en su contra

En distintas ocasiones, el presidente Nicolás Maduro ha mencionado los obstáculos que ha tenido que atravesar el Gobierno bolivariano para garantizar alimentos y medicinas a la población venezolana, luego de que las acciones de guerra de Estados Unidos redoblaron contra Venezuela. Innumerables empresas nacionales y extranjeras han sido "sancionadas" por establecer acuerdos comerciales con el país.

Ningún caso ilustra mejor el grado de persecución y acoso a la nación por su derecho a acceder a estos insumos como el del empresario Alex Saab Morán, arrestado en Cabo Verde a mediados de año de 2020.

El acecho contra el empresario inició en 2018, cuando Estados Unidos dictaminó una serie de medidas unilaterales para sabotear las negociaciones venezolanas con empresas mexicanas que surtían a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), organizaciones que distribuyen alimentos en las comunidades y que en su primera fase se apoyaron en gran medida con empresas extranjeras de México, Brasil y Turquía, pero que progresivamente han incorporado la producción nacional.

Después de muchas irregularidades en el desarrollo del juicio a Alex Saab en Cabo Verde, ahora se encuentra bajo arresto domiciliario, pero sin ninguna de las garantías que exige su defensa y que están legítimamente justificadas bajo el estado de derecho, tales como el contacto con su familia, las autoridades diplomáticas venezolanas y su equipo legal.

La periodista Nathalí Gómez, de la cadena de noticias rusa RT, pudo entrevistar al empresario, quien tomó esa ventana de difusión para esclarecer la operación de propaganda que se ha hecho en su contra a medida que avanza su situación judicial en Cabo Verde.

Quién es y qué hace Alex Saab Morán

De origen colombiano y con raíces libanesas y palestinas, el ciudadano venezolano Alex Saab Morán inició sus actividades empresariales en Colombia, en el área de la industria textil. Más adelante, dice Saab en la entrevista, pudo "establecer mis más grandes iniciativas empresariales y hacerlas prosperar" en Venezuela, siendo la industria de la construcción desde donde comenzó a trabajar con el Gobierno venezolano.

Fue gracias a los resultados mostrados en la gestión de un proyecto de viviendas de interés social que, en 2015, se le asignó el primer contrato "para convertirnos en proveedores del programa de alimentos de bienestar social".

Saab señala que en el desarrollo del trabajo con el CLAP se cumplieron con los plazos de entrega y con el presupuesto autorizado. "Hoy, al contrario de las acusaciones infundadas de algunos medios de comunicación, aunque no soy el único proveedor del programa, soy uno de los más grandes. Genero actualmente unos 100 mil empleos en Venezuela en diferentes sectores", destaca.

Su tarea de interceder en la comercialización de alimentos responde al esquema de "sanciones" ilegales diseñadas en Washington para presionar al gobierno del presidente Maduro. Saab explica que, sobre todo en el sector farmacéutico, de alimentos y de bienes de consumo, ha sido necesario "buscar soluciones para crear nuevas cadenas de suministro, logística, financiación y de relaciones comerciales, a menudo con empresas y países que históricamente habrían quedado fuera del mercado venezolano, debido a la presencia de empresas estadounidenses".

En abril de 2018, fue renovado el convenio entre el Gobierno venezolano y la empresa dirigida por Saab relacionada a la importación de alimentos. En ese mismo año, y tras una sucesión de hostigamientos, salió a la luz una operación de descrédito hacia los convenios con empresas mexicanas de comida (impulsada desde la anterior gestión de la Asamblea Nacional) que dieron pie a que se cerraran canales de provisión al CLAP.

Un año más tarde, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo "sancionó" bajo la justificación de supuestos "contratos sobrevalorados" en los proyectos realizados para la construcción de viviendas en Venezuela y por aparentemente hacer que el presidente Nicolás Maduro se beneficiara personalmente de la importación y distribución de alimentos del CLAP, ambas acusaciones carentes de sustento.

Alex Saab fue nombrado enviado especial de Venezuela para cumplir funciones en la obtención de suministros de alimentos, medicinas y otros bienes. La designación le otorgó inmunidad diplomática, con el fin de que pudiera cumplir su misión humanitaria sin que los inconvenientes del bloqueo económico a Venezuela pudieran afectarla.

"Espero que ser enviado especial y que, más recientemente, se me haya otorgado la responsabilidad adicional de ser representante permanente alterno de Venezuela en la Unión Africana refleje que estoy desempeñando las tareas que se me han asignado de una manera que es apreciada por el gobierno y el pueblo", dice Saab respecto al compromiso que adquirió.

Irregularidades en el arresto en Cabo Verde

El 12 de junio de 2020, mientras el avión que trasladaba a Alex Saab a Teherán (Irán) hacía una escala técnica en Cabo Verde, las autoridades de ese país arrestaron sin justificación legal al empresario, pasando por encima de la inviolabilidad inmunitaria correspondiente a su investidura de agente diplomático.

"Evidentemente, me esperaban y me detuvieron sobre la base de una notificación roja de Interpol que no existía", resalta Saab. Agrega que no había ninguna orden de detención de Estados Unidos ni de Cabo Verde. Ocultaron hasta último momento las pruebas. Explica que "la notificación roja se hizo a la medida, a petición de Estados Unidos, y solo se presentó después de mi detención, al día siguiente, el 13 de junio".

"De acuerdo con el derecho internacional, si Cabo Verde no quería reconocer mi condición debería haberme declarado 'persona non grata' y decirme que continuara mi viaje. En su lugar, a petición de Estados Unidos, optó por involucrarse deliberada y calculadamente en un proceso con motivaciones políticas, sin pensar en las consecuencias".

En cuanto se supo de su cargo de enviado especial en misión humanitaria, Interpol retiró la notificación roja.

El agente diplomático estuvo 25 días detenido sin que existiera orden de arresto en su contra, hasta que el Gobierno estadounidense envió la solicitud de arresto. En este punto, es importante recalcar que cada vez que el Departamento de Estado emitía una nueva orden ejecutiva apuntando a funcionarios o instituciones venezolanas, se cuidaba de subrayar que no eran lesivas para la población puesto que había una exención a medicinas, alimentos y cualquier insumo de carácter humanitario.

Alex Saab tenía toda la documentación que acreditaba su misión diplomática de carácter humanitario, sin embargo, no fue suficiente para impedir su detención. Tampoco las cartas de protestas que Venezuela e Irán donde señalan la inmunidad diplomática. Las motivaciones políticas quedan más que expuestas como única razón del arresto.

"He sido sometido a tortura física y psicológica como lo he denunciado", afirma Saab en la entrevista.

La cancillería venezolana continuó intercediendo por el diplomático. En septiembre denunció ante la Unión Africana y el gobierno de Cabo Verde, las torturas y malos tratos que ha sufrido Saab durante su detención arbitraria. Los abogados han constatado la violación de sus derechos humanos y sostienen que los tribunales no han querido escuchar.

Ante las evidencias del deterioro de salud de Saab, se le pidió a Cabo Verde una medida humanitaria de arresto domiciliario la cual fue negada. El 2 de diciembre de 2020, el Tribunal de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) dictaminó que Cabo Verde debía cumplir con aquella medida humanitaria y reiteró la solicitud de la diplomacia venezolana a que Saab tuviese acceso legal y consular inmediato y sin restricciones, así como comunicación con sus familiares y posibilidad de ver su informe médico.

El gobierno de Cabo Verde prefirió mantenerse subordinado a la estrategia de Washington e ignoró por varias semanas la solicitud de la CEDEAO, a pesar de que el tribunal de ese organismo es supranacional y tiene autoridad en materia de derechos humanos dentro de los Estados miembros africanos. De hecho, la jueza que dictó el fallo del 2 de diciembre, Januária Tavares Silva Moreira Costa, es de Cabo Verde y fue puesta por ese país en el panel del tribunal, por lo que se demuestra la competencia de la CEDEAO en el caso.

alex-saab.jpg

El enviado especial de Venezuela para África, Alex Saab, es objeto de persecución estadounidense (Foto: Runrunes)

"Después de negarse a concederme el acceso al arresto domiciliario durante siete meses y de negarse a obedecer la orden del 2 de diciembre de 2020, del Tribunal de la CEDEAO, el fiscal general de Cabo Verde presentó discretamente, sin avisar a mi equipo de defensa, una moción el 20 de enero y recibió la aprobación para ponerme en libertad con arresto domiciliario, el 21 de enero. Lo digo cínicamente porque esto coincidió con la reunión del Consejo de Ministros de la CEDEAO de la misma fecha, y justo antes de la Cumbre de jefes de Estado de la CEDEAO, del 23 de enero", relata el agente diplomático.

Para Saab, la resolución aprobatoria del arresto domiciliario de última hora solo fue concedida por Cabo Verde "para evitar cínicamente cualquier debate sobre su desacato al Tribunal de la CEDEAO".

Las irregularidades no han cesado estando bajo arresto domiciliario. Se ha negado la visita de un médico forense y una autoridad del Ministerio Público de Venezuela, así como el embajador de dicho país en Cabo Verde para que examinen el estado de Saab, medida que es justa y procedente.

"No me permiten la comunicación libre, escribir cartas, usar celular, recibir visitas de familiares, nada". El sitio donde cumple la detención está rodeado por más de 50 efectivos militares y policiales "que controlan hasta mi comida", denuncia.

Washington y el lawfare contra Saab

Alex Saab detalló el ambiente de su nueva estadía: "Es igual o peor a las condiciones de la prisión", alega "con la presión psicológica permanente a la que estoy expuesto", aludiendo a la vigilancia permanente de hombres armados. "No puedo ni salir al patio de la casa sin que un dron me esté grabando desde el cielo, aun cuando estoy con mis abogados locales", dice.

Sobre las condiciones carcelarias de la prisión en que estuvo antes, llama la atención que incluso el Departamento de Estado (como lo menciona el diplomático) suponían "un riesgo para la vida".

En la entrevista con RT, Saab manifiesta preocupación por el proceso de judicialización que se está realizando en su contra en Cabo Verde. Dice que es "objeto de una extralimitación judicial sin precedentes", que tiene el fin de afectar las gestiones que se hacen para acceder a alimentos en el exterior, y así generar inestabilidad en Venezuela.

¿Bajo qué excusas ocurrió el arresto a Saab en Cabo Verde? Él responde refiriéndose al incremento de la persecución judicial internacional contra Venezuela, fundamentalmente bajo la Administración del expresidente norteamericano Donald Trump: "Es bien conocido el uso del llamado 'lawfare' (guerra jurídica) en procesos judiciales con fines políticos, por parte de Estados Unidos, al igual que su política de 'sanciones' contra Venezuela, que solo perjudica al pueblo", puntualiza Saab.

Espera que la Administración Biden demuestre que su gestión es verdaderamente distinta a la de su sucesor y cambie el enfoque que Estados Unidos ha tenido en el arresto.

¿A qué obedece el singular trato de torturas físicas y psicológicas que está recibiendo en la cárcel y ahora en la casa donde cumple el arresto?

"Presumiblemente, todo en un intento de romper mi determinación y ponerme en contra de Maduro y de su gobierno. Nunca lo haré porque ni yo ni Venezuela hemos hecho nada malo. Venezuela tiene derecho a gestionar el bienestar de su pueblo y ninguna designación política a través de 'sanciones' interesadas o de la intimidación hará que se desvíe de este camino", señala Saab.

La versión de Saab coincide con las veces que, durante el año pasado, sus abogados denunciaron que estaba siendo presionado para emitir falsas declaraciones que criminalizaran al programa de alimentos CLAP, al gobierno venezolano, perjudicando finalmente a las más de 6 millones de familias que perciben el subsidio alimentario en medio de la guerra económica.

El empresario y diplomático tiene claro que Estados Unidos lo está usando como un instrumento para el objetivo central de provocar la destitución del presidente Nicolás Maduro:

"La administración de Trump tenía una obsesión con Venezuela y con Maduro y, durante todo su mandato, su régimen utilizó todos los mecanismos a su alcance para aniquilarlos. Soy un mero instrumento para alcanzar ese verdadero fin".

Es ese el argumento que ha tomado su equipo de abogados para proceder en su defensa. Las responsabilidades bajo las que fue puesto a cargo, además de la confianza en el cumplimiento de tareas anteriores en beneficio del colectivo venezolano, hacen creer a los detractores del presidente Nicolás Maduro que capturando la pieza de Saab tienen garantizada una vía de ataque al gobierno nacional. "Extralimitación judicial extraterritorial por motivos políticos", califica Saab a la movida que busca el derrocamiento del primer mandatario venezolano.

Para fijar en la opinión pública la aprobación de la injerencia externa en asuntos comerciales de países soberanos, Estados Unidos se vale del recurso de la protección a su "seguridad nacional". ¿Cómo insertan el recurso en el caso de Saab? Implicando a Irán, Turquía y Rusia en una supuesta conspiración que estaría atentando contra la seguridad del hemisferio.

El agente diplomático dice que esas acusaciones, enmarcadas en lo geopolítico, "se basan en la visión imperialista de Estados Unidos, en la que el mundo sigue dividido en 'buenos y malos; nosotros y ellos'. (…) Su discurso puede servir para manipular a sus ciudadanos, pero es hueco y carente de sustancia".

Mantiene la posición de que las asociaciones con los países euroasiáticos y del Asia Occidental han ocurrido justamente por ser objetivos de un agresor común.

El circo mediático y la convicción de que triunfará el derecho internacional

En medio de esa vorágine judicial, Alex Saab también ha estado expuesto al falso relato de los medios de comunicación hegemónicos, que se han dado a la tarea de intensificar la persecución de los tribunales en Cabo Verde difundiendo rumores y especulaciones, basados en testigos contratados por Estados Unidos, que tergiversan la imagen del empresario venezolano y la historia oficial de su caso.

"En cuanto al circo mediático que rodea mi caso", dice Saab, "es un hecho el mundo de las redes sociales, de la gratificación instantánea y del ciclo de noticias de 24 horas en el que vivimos. Combatirlo solo proporciona a la basura sensacionalista y a las páginas web de pseudonoticias el oxígeno de publicidad que anhelan".

Hasta los momentos, el torpe tratamiento que han dado al proceso penal en Cabo Verde denota la arbitrariedad del arresto mientras que el derecho internacional le da la razón a Saab y su exigencia de ser liberado.

De las conclusiones que hace en la entrevista, Saab afirma: "Nunca perderé la esperanza de que todo se resuelva. Sé que tengo el derecho de mi lado y que mi equipo jurídico ha creado una defensa muy sólida, cuya calidad y fuerza habrán sorprendido a muchos, incluido al sistema político y jurídico de Cabo Verde, y aquellos que lo impulsan desde las sombras".

El hecho, de tener un desenlace positivo, será una victoria de la diplomacia venezolana con un valor simbólico importante en el historial de agresiones contra la nación: la liberación de un hombre que fue perjudicado por haberse comprometido con una misión humanitaria para traer alimentos y medicinas a un país bloqueado.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<