Mié. 21 Abril 2021 Actualizado 2:08 pm

misiles iran.jpg

Misiles iraníes en un hangar en el Golfo Pérsico (Foto: Sepahnews)

Israel ataca a Irán por todos lados. ¿Responderá Teherán?

Israel atacó a doce petroleros y barcos iraníes, entre los cuales algunos transportaban petróleo a Siria. Causaron daños, pero no interrumpió su ruta y la entrega en la mayoría de los casos. ¿Qué está tratando de hacer Israel? ¿Responderá Teherán? De ser así, ¿cómo lo hará?

Los servicios de seguridad de India acusaron a Irán de estar detrás de la explosión tuvo lugar cerca de la embajada israelí en Nueva Delhi el pasado enero (no causó víctimas). Se encontró un mensaje escrito a mano en el lugar de los hechos, en el que se reivindicaba la responsabilidad de la explosión a modo de respuesta al asesinato del general de división Qassem Soleimani y del científico iraní Mohsen Fakhrizadeh.

Israel también anunció que había enviado una delegación de seguridad a Dubai para examinar el barco israelí Helios Ray, que sufrió daños en su casco causados por una mina marina que se le adhirió magnéticamente, mientras navegaba de Dammam a Singapur el pasado 26 de febrero. Israel acusó a las fuerzas iraníes de estar detrás de la explosión (tampoco causó víctimas). Teherán ha negado cualquier vinculación con el incidente.

Israel ha atacado repetidamente a Irán en territorio sirio desde 2018, con más de mil incursiones reivindicadas por Tel Aviv a través de sus líderes militares y políticos. Además, la semana pasada, Israel anunció que desde 2019 había atacado al menos doce petroleros iraníes y un barco que transportaba carga mientras navegaban hacia Siria en aguas mediterráneas. El primer ministro Benjamin Netanyahu ha dicho que atacará a Irán en cualquier lugar.

Los ataques de Israel en aguas internacionales son peligrosos porque  Netanyahu se ha embarcado en un camino difícil de sostener. Irán ha experimentado ya conflictos de petroleros y ha sabido contestar deteniendo diversos buques, como hizo con un barco británico a modo de represalia, puesto que Londres se apoderó previamente de un petrolero iraní en el Estrecho de Gibraltar. A principios de este año, Irán detuvo un barco coreano que navegaba por el Estrecho de Ormuz, sin declarar explícitamente que este acto estaba directamente relacionado con los 9 mil 500 millones de dólares que Seúl incautó debido a las sanciones de Estados Unidos, que impedían la devolución de fondos iraníes sin la previa autorización de Washington.

Varios buques saudíes, noruegos y emiratíes han sido objeto de operaciones de sabotaje en el estrecho de Ormuz desde 2019. Además, Estados Unidos ha decidido preparar el traslado de las operaciones del Mando Marítimo Central para incluir el puerto de Yanbu y las bases de Tabuk y Taif, ya que el Estrecho de Ormuz se considera una arena de operaciones hostiles y peligrosas, especialmente al existir la posibilidad de una guerra futura con Irán.

Irán ha hecho públicos deliberadamente sus capacidades en cuanto a misiles navales avanzados -de fabricación propia- y bases de misiles subterráneas repartidas por el Estrecho de Ormuz. Irán también mostró como sus drones realizaban labores de vigilancia sobre buques estadounidenses e israelíes. Este es el método que utiliza Irán para imponer la disuasión y demostrar su control sobre el Golfo Pérsico para "prevenir" un posible estallido de conflicto. Mostrando a los enemigos lo que les espera en el campo de batalla, Irán pretende evitar una posible guerra.

Irán se abstiene de responder a los recientes ataques contra sus buques de carga por parte de Israel por varias razones. Irán quería evitar verse arrastrado a una batalla cuyo calendario fuese impuesto por Israel mientras Donald Trump estaba en el poder. Irán temía que el ex presidente estadounidense estuviese esperando la  oportunidad para atacar a la República Islámica, y habría apoyado a Netanyahu con todo el poderío militar estadounidense ya presente en Oriente Medio.Irán respondió armando a sus aliados, alterando así el equilibrio entre Israel y de las fuerzas estadounidenses estacionadas en Oriente Medio y sus múltiples adversarios.

De hecho, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) está armando cada vez más a sus aliados, con las armas más sofisticadas que fabrican de manera continua con tal de que sirvan a estos aliados, teniendo en cuenta el desafío al que se enfrentan sus aliados y las capacidades del enemigo. Irán también reacciona en otros escenarios, como Yemen e Irak. Sin embargo, rara vez responde de forma directa y reactiva, salvo en algunos casos, como ocurrió el año pasado con el asesinato del comandante Qassem Soleimani y la consiguiente respuesta iraní: el bombardeo de las fuerzas estadounidenses en su base iraquí de Ayn al-Assad.

Israel parece estar tratando de empujar a Irán a un enfrentamiento con el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien sopesa volver al acuerdo nuclear, a lo que Israel y sus aliados se oponen. Irán es consciente de que si responde directamente, arruinará todas las posibilidades de un acuerdo con Estados Unidos. En consecuencia, Irán no permitirá que Israel arrastre al toro americano al campo de batalla de su lado.

Irán considera que los ataques a sus petroleros en el Mediterráneo son el menor de sus problemas. Los ataques israelíes puede provocar vertidos de petróleo que amenacen con un desastre ecológico para sus propias costas. Supongamos que el ataque tiene lugar más allá de los límites de las aguas controladas por Israel. En ese caso, el capitán iraní recibe la orden de retroceder su petrolero en las aguas territoriales opuestas a las aguas controladas por Israel, para reparar sus barcos y rellenar los huecos resultantes de las minas israelíes. En consecuencia, y dado que la ruta del barco es paralela a las costas de la Palestina ocupada, las corrientes marinas podrían crear una catástrofe medioambiental que Israel se habría provocado a sí mismo. Israel entendió el mensaje iraní y pidió el cese de las hostilidades marítimas.

Los ataques israelíes ya no afectan a las capacidades del "Eje de la Resistencia" porque Irán progresivamente ha dejado de enviar armas específicas y las ha sustituido por fábricas locales para todos los aliados. Irán ha transferido los conocimientos técnicos y ha entregado las materias primas necesarias para fabricar localmente los misiles deseados (de precisión y otros). En consecuencia, persistir en la violación de las leyes marítimas es muy arriesgado para Israel, y jugar en el terreno acuático puede permitir a Irán cobrar sus facturas pendientes. Estados Unidos ya no es muy apreciado en Oriente Medio; ha perdido su prestigiosa posición como socio fiable y cuenta con la oposición de Irán y sus aliados, que están mejor preparados que antes para realizar ataques directos o de desgaste contra sus enemigos.

Tras el reciente ataque de la resistencia iraquí contra las bases militares de Balad y Ayn al-Assad, donde están desplegadas las fuerzas estadounidenses, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, respondió utilizando la ya conocida estrategia del "Eje de la Resistencia", la cual sigue este raciocinio:  "atacaremos si eso es lo que creemos que tenemos que hacer, en el momento y lugar que nosotros elijamos". Estados Unidos empieza a comprender que estos ataques están orquestados para arrastrarlo a una confrontación más extensa y de desgaste.

El "Eje de la Resistencia" está más que dispuesto a un conflicto militar para expulsar a Estados Unidos de Asia Occidental. Esta posición, según parece, se aplicará a todos los aliados de EE.UU, especialmente a Israel, que tiene una cuenta abierta por su cuenta con el "Eje de la Resistencia", que está deseoso de reaccionar, pero espera el lugar y el momento adecuado para ajustar cuentas.


Este artículo fue publicado originalmente en el blog de Elijah J. Magnier el 20 de marzo de 2021, la traducción fue realizada por Eli C. Casas.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<