Jue. 25 Febrero 2021 Actualizado 11:48 am

AP.jpg

El presidente Mario Abdo Benitez recibió a Guaidó en marzo de 2019. (Foto: Shutterstock.)

Jefe de ministros de Abdo Benítez confirma corrupción de Guaidó en Paraguay

El jefe del Gabinete de la Presidencia en Paraguay, Juan Ernesto Villamayor, reveló detalles sobre las reuniones secretas que el 11 de noviembre de 2019 sostuvo con voceros de Juan Guaidó para negociar la deuda de 300 millones de dólares de la empresa paraguaya Petropar con PDVSA.

En una intervención ante medios de comunicación, Villamayor mostró los documentos en los que Javier Troconis, designado ilegalmente por Guaidó para “recuperar activos” en el extranjero, accedía a la oferta del jefe de ministros del presidente Mario Abdo Benítez de reducir en un 50% la deuda adquirida. En total, Petropar quedaría pagando solo 160 millones, por contado y sin intereses.

La información fue divulgada por Villamayor en el marco de su interpelación ante la Cámara de Diputados del Congreso de Paraguay, este jueves.

Los legisladores convocaron a una sesión para que Villamayor explicara el motivo del secretismo de las reuniones, que el Gobierno paraguayo no manifestó al país y que salieron a la luz pública en una investigación de The Washington Posts, publicada a principios de enero de 2021, sobre las gestiones que realizaba el equipo de Guaidó para apoderarse de los recursos de Venezuela en el extranjero.

Villamayor se defendió diciendo que el encuentro con Troconis era “exploratorio”.

Petropar adquirió la deuda con PDVSA durante el gobierno del expresidente Fernando Lugo. En 2011, ambas empresas acordaron un nuevo cronograma de refinanciación. Tras el golpe parlamentario ejecutado contra Lugo, los gobiernos siguientes han intentado desconocer los compromisos adquiridos con la estatal petrolera venezolana.

Dijo Villamayor que la propuesta con Troconis no avanzó porque los voceros de Guaidó no tenían reconocimiento del Corte Arbitral de Paris, instancia a la que el gobierno del presidente Nicolás Maduro llevó la disputa por la deuda para su resolución, en 2016.

Otra controversia derivada es el pago del abogado argentino Sebastián Vidal, que asistió a las reuniones. El jefe de ministro aseguró que el abogado fue contratado por el grupo de Guaidó, que se eximió de las responsabilidades sobre el pago de 26 millones de dólares en “honorarios, no por comisión”, que le corresponderían a Vidal.

Troconis declaró en medios de comunicación que había conocido a Vidal el mismo día de la reunión con Villamayor, a lo que el funcionario paraguayo respondió mostrando un correo de un mes antes del encuentro en el que el venezolano “acepta los servicios jurídicos del señor Vidal”.

El jefe de ministros, muy cercano a Abdo Benítez, fue cuestionado por la bancada de diputados del Partido Colorado que lidera el Congreso. Algunos piden su dimisión y no descartaron que en otra sesión se sume un juicio político, antes de que se decida si se emitirá un voto de censura en su contra. 

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<