Sáb. 28 Noviembre 2020 Actualizado 11:27 am

vacunas.jpg

Ya prolifera la emergencia de las vacunas contra el covid-19 en todo el mundo (Foto: Archivo)

Pisan el acelerador en la carrera por la vacuna contra el covid-19

China y Rusia tomaron la delantera en la carrera por la vacuna contra el Covid-19. Apenas era mayo cuando el presidente chino Xi Jinping informaba al mundo sobre la disposición de la vacuna china como un bien público global. Y para agosto, este país asiático ya patentaba la primera vacuna, de la mano de la biofarmacéutica china CanSino Biologics.

Ese mismo mes, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunciaba el registro de la primera vacuna rusa para el covid-19, desarrollada por el Instituto Gamaleya de Moscú: la flamante Sputnik V. La elección de esa nomenclatura va conectada al logro de la Unión Soviética de abrir el acceso del espacio a la humanidad.

Hoy por hoy, el rol geopolítico de la vacuna es decisivo y trascendental en esta carrera contrarreloj.

Vladimir Putin y Xi Jinping_DPA.jpg

La alianza estratégica China-Rusia se eleva al plano sanitario global (Foto: DPA)

La campaña de desconfianza generada por los grandes medios de comunicación hacia la Sputnik V no se hizo esperar, ni mucho menos la aplicación de sanciones, ya que la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de Estados Unidos sancionó al 48° Instituto Central de Investigación del Ministerio de Defensa de Rusia por participar en las investigaciones de la vacuna, alegando desesperadamente que "están actuando en contra de los intereses de la seguridad nacional o la política exterior de Estados Unidos".

En paralelo, Donald Trump respondió tanto con Operation Warp Speed para acelerar el desarrollo, fabricación y distribución de vacunas, como con la compra de 100 millones de vacunas desarrolladas por la farmacéutica American Biotech Moderna, registrando un contrato de 1 mil 500 millones de dólares.

La tecnología y los avances científicos son claves en el pulseo geopolítico. Encontrar la vacuna más efectiva y viable para su distribución marcará la preeminencia global de los Estados que logren adjudicarse tal victoria.

Las vacunas y el mercado

Desde julio, la farmacéutica estadounidense Moderna establecía un precio estimado para el tratamiento completo de vacuna en dos dosis que ronda entre los 50 a 60 dólares. En cambio, los presidentes de Rusia y China se han mantenido en la misma sintonía, han puesto la vacuna desarrollada en sus respectivos países al servicio de la humanidad.

Putin, en el marco de la 75ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, ofreció de forma gratuita la Sputnik V a todo el personal de esa organización, además reafirmó la voluntad de Rusia de trabajar con otros gobiernos para compartir métodos de diagnóstico y de tratamiento de la enfermedad.

La sintonía entre Rusia y China no solo se ha centrado en el discurso o en las intenciones, de hecho ya han trabajado en conjunto en el desarrollo de las vacunas.

En agosto, la empresa china CanSino Biologics y la empresa farmacéutica rusa Petrovax iniciaron ensayos y actualmente se encuentran en la etapa final de los estudios clínicos, que hasta ahora han mostrado óptimos resultados.

Queda demostrado que China y Rusia tienen una base sólida para la cooperación de vacunas en el intercambio de recursos para la producción en masa.

Por otro lado, Estados Unidos cerrado en su propio cerco comercial y actuando como un electrón libre en el manejo del covid-19, ha impulsado la fabricación de varias vacunas, siendo las más resaltantes la de las empresas Moderna y Pfizer.

Trump, en plena faena electoral, intentó presionar a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para que acelerarán los procesos de desarrollo de la vacuna antes del 3 de noviembre.

Incluso, después de su aparente trance con el covid-19, Trump dio crédito al consorcio biotecnológico Regeneron por suministrar un tratamiento efectivo para el virus en un intento de contener el mal manejo de la pandemia en la nación estadounidense.

En este sentido, y a pocas semanas de culminar este complejo año, las características de las vacunas han abarcado los titulares mediáticos en un vaivén de cuál es más efectiva que la otra.

Sin ánimos de quitarle valor a la lucha por proteger a la humanidad ante el contagio de covid-19, existen los factores de poder e influencia propios de las dinámicas geopolíticas. Y, por supuesto, el mercado financiero es fundamental en esto, debido a que ahora nos encontramos en la fase de colocación de la vacuna en cada espacio el planeta.

Con base a esto, desplegamos algunas claves fundamentales de cada vacuna, recordando antes esta expresión de Buzz Aldrin, uno de los estadounidenses que aparentemente pisaron la Luna: "Si llegamos a la Luna no fue para estudiarla ni para recoger muestras de su suelo, sino para aventajar a los rusos en la carrera espacial. Todo lo demás quedó en segundo plano".

  • Trump anuncia, a través de Twitter, que la vacuna de Moderna es efectiva supuestamente a un 95%. Sin embargo, para la Sputnik V se informó que tiene un 92% de efectividad en protección. Y para Pfizer, la vacuna candidata es más del 90% efectiva para prevenir el covid-19.
  • De las cinco vacunas desarrolladas en China, aún no han informado sobre su efectividad hasta concluir distintas fases en los amplios ensayos.
  • El mundo necesitará apoyo logístico de la cadena de frío para su distribución en una escala nunca antes vista. En este punto, Pfizer tiene una gran desventaja ya que la vacuna debe almacenarse entre -75°C a -70°C. Esto es una condición inusual y hasta descabellado para la distribución común de vacunas o medicamentos, los países no cuentan con estas condiciones ni con la infraestructura.
  • La realidad con Pfizer, dicen los expertos, es que la vacuna probablemente no estará disponible para todos. Lo que sí sucedió en medio de ese anuncio es que el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, vendió 60% de sus acciones, embolsándose más de 5 millones de dólares.
  • Pero el negocio de Pfizer no se queda solo en eso: ha construido un contenedor de almacenamiento para mantener las dosis frías hasta por 10 días en tránsito, es decir, venderían el combo con vacunas más el contenedor con su patente. Cabe destacar que los congeladores ultrafríos cuestan alrededor de los 10 mil dólares y su operatividad es sumamente costosa debido a su alto consumo de energía.
  • Por otra parte, Rusia y China, incluso Moderna, trabajan con capacidades de almacenamiento que rondan los -20°C.
  • En cuanto a la biotecnología alemana BioNTech que ha participado junto a Pfizer en la producción de la vacuna, no le ha ido mal este año debido a que sus acciones en el mercado, bajo el índice NASDAQ, se han disparado cerca del 150%.

Donald Trump_Reuters.jpg

Donald Trump también se metió en la carrera por la vacuna contra el covid-19 (Foto: Reuters)

El choque está definido, en lo macro, con las corporaciones occidentales de un lado y los Estados por otro; estos últimos, como China y Rusia, fungiendo como pivotes en la contención del covid-19, no solo en su órbita, sino tendiendo la mano al resto del mundo para controlar los embates de la pandemia en todos los rincones del mundo.

Dentro de la pugna por posicionar las vacunas, las empresas farmacéuticas occidentales con ayuda del brazo mediático corporativo promocionan las dudas o incertidumbre en las vacunas desarrolladas por países como Rusia y China, en vista de la clara delantera que propinaron estas dos potencias.

Pero existe un precedente: el país con uno de los peores manejos en la prevención y control de covid-19 en el mundo es Estados Unidos, que a la fecha ya sobrepasa, lamentablemente, los 11 millones de casos.

Realmente, las vacunas fabricadas por las grandes empresas farmacéuticas estadounidenses, ¿serán un bien para la humanidad o se trata del marketing para aumentar sus ventas sin importar la negligencia?

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<