Dom. 24 Octubre 2021 Actualizado 8:13 am

bolivia.jpg

El pueblo boliviano se concentró en La Paz para acompañar al presidente Luis Arce en la defensa de la democracia (Foto: Twitter / @LuchoXBolivia)

Bolivianos se movilizan en defensa de la Whipala y la democracia

Este 12 de octubre los bolivianos salieron a las calles, convocados por el gobierno del presidente Luis Arce y por el partido Movimiento Al Socialismo (MAS), en lo que fue llamado “el whipalazo”, una marcha que mostró la fuerza de los sectores sociales que rechazan las conspiraciones golpistas de grupos de oposición y apoyan el restablecimiento del orden constitucional en Bolivia.

Hubo concentraciones en la capital y en gran parte del país.

“Ellos intentan dividirnos, ellos buscan dividirnos y nosotros les decimos acá, desde la plaza San Francisco, desde todos los puntos donde se está haciendo concentraciones de cientos de miles de bolivianas y de bolivianos, que el golpismo no pasará. Aquí está el pueblo para defender su democracia”, dijo el presidente Arce desde La Paz.

Pidió a los bolivianos mantenerse unidos ante la insistencia de algunos sectores a replicar el escenario de violencia que llevó a Jeanine Añez a tomar el poder político de facto. “La unidad es el requisito para seguir avanzando en el proceso de cambio, la unidad es la garantía para que nosotros mantengamos la democracia”, señaló.

El jefe de Estado cerró la actividad en Santa Cruz, que en 2019 fue punto de apoyo de los grupos golpistas, con Luis Fernando Camacho a la cabeza.

El whipalazo, que envió un mensaje contra el agravio hacia el símbolo patrio del país, también dio respuesta al intento de paro civil, que no tuvo el efecto esperado por quienes lo convocaron. En algunas ciudades hubo bloqueos y protestas: en Santa Cruz se registraron algunos cierres en las vías principales y hubo enfrentamientos en ciertas localidades. La policía dispersó los disturbios.

En el departamento de Sucre, la situación fue mucho menos intensa: descoordinación, pocos puntos de bloqueo y falta de adhesión por parte de la población, tanto en la capital como en la ciudad de Oruro, según el reporte de los medios bolivianos.

El evento estaba llamando a gremialistas, transportistas, empresarios privados, organizaciones de periodistas, algunos gobiernos regionales de la oposición y civiles a sumarse a un paro nacional, tomando como excusa del rechazo a la Ley contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas.

El Gobierno Nacional calificó al paro como un fracaso. Bolivia trabajó “de manera absolutamente normal en su gran extensión territorial”, dijo el vocero presidencial Jorge Richter.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<