John Kelly, el jefe de campaña de la MUD

Sin ningún mérito propio del cual sentirse orgullosos, sin ningún criterio político más o menos autónomo que exportar a la calle y sin ideas mínimas para diseñar una campaña electoral de alto impacto incluso en su propia base electoral, la MUD (que ya se dio por vencida desde hace décadas) decide tirarse sin mayores complejos a los brazos de John Kelly. Ahora que están bien acurrucados en los aposentos del Comando Sur de Estados Unidos, su única función consiste en replicar con evidente exactitud las líneas gruesas que vocifera su jefe de campaña.

A principio de año, cuando Misión Verdad elaboró los probables escenarios posteriores a la orden ejecutiva en la que Washington declaró a Venezuela como una amenaza, decíamos: "La mejor definición de la línea yanqui la establece (hasta ahora) la rueda de prensa que dio el jefe del Comando Sur, el general John Kelly el 12 de marzo: 1) será la crisis y no los gringos lo que tumbará al chavismo en el poder, 2) el fin de Petrocaribe generaría una crisis humanitaria porque provocaría una nueva ola migratoria en la región, 3) la molestia que representa la presencia de Rusia (los BRICS) en América Latina, y 4) (algo que no cubrieron los medios en español de la misma rueda de prensa pero que fue ampliamente difundido en inglés) aunque usted no lo crea, según Kelly, el Estado Islámico desde países caribeños como Trinidad, Surinam, Jamaica y Venezuela están alistando potenciales militantes que se irán rumbo a Siria".

Caso uno: Capriles alerta sobre crisis humanitaria

Esta línea, sin lugar a dudas, se ha ido solidificando y ganando cuerpo, en los ya citados informes del Comando Sur y think-tanks de uso guerrerista, al punto de que en una entrevista en CNN, John Kelly toca el tema Venezuela como uno de esos tópicos ya prefijados de antemano, y afirma lo siguiente:  "Lo que me mantiene despierto en la noche con respecto a Venezuela es que si hay alguna crisis humanitaria importante, es decir, un colapso de la economía al punto de que necesiten desesperadamente alimentos, agua y medicinas, entonces podríamos reaccionar ante eso. Y lo haríamos sólo si se nos pidiera desde organismos como la ONU y la OEA".

No sólo hay que notar la palabra "necesiten" sino también entenderla en el contexto en el que la plantea la MUD, en un documento del 23 de julio, que activará los "mecanismos constitucionales para lograr un cambio político en el primer semestre de 2016". Y para eso vaya que necesitan, y vaya que pretenden un colapso y una guerra violenta estilo Libia y Siria, por lo que necesitan de una precisa e interesada ambientación del clima pre y post electoral para, en el marco de una crisis humanitaria, limpiar al país de chavistas, como, por ejemplo, hicieron en Haití con el presidente Jean Bertrand Aristide y sus seguidores.

Así que el eje transitivo hacia este estadio es la "crisis humanitaria" por el frente alimentario, sanitario, político y de seguridad, entre otros. Según Kelly, en este momentum político lo grave es el agua, los alimentos y las medicinas, por lo que si hurgamos un poco observamos como el mecanismo de vocería interna, antipolítica, emana hacia el exterior con el titular "Capriles alerta sobre la inminente crisis humanitaria y critica la respuesta del Gobierno" de la agencia española EFE, en un cable fechado el 27 de septiembre.