Dato a Dato Asamblea General de la OEA: Venezuela en la mira (actualizado)

Bajo un fuerte operativo de seguridad, entre el 19 y el 21 de junio se desarrollará en México la 47a Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), específicamente en la ciudad de Cancún. No hay sorpresas: dentro del portafolio de temas urgentes para la región y sobre todo del país anfitrión, el Departamento de Estado de EEUU y sus "aliados" buscan hacer de la agenda de intromisión regional en los asuntos internos de Venezuela el tema central de esta Asamblea. En este punto de la trama geopolítica que envuelve a Venezuela, la presión que ejercen en contra del país desnuda sin más el carácter teledirigido de las protestas y el caos.

Miércoles 21/06/2017. 2:44 pm:

Se acaba el tiempo. Hoy es el día de cierre de la Asamblea General de la OEA. A esta hora Estados Unidos emite un comunicado, junto a 13 países, en el que expresa su decepción por no haber llegado a un acuerdo sobre Venezuela en el seno de la organización. Con tono de impotencia, el texto repite los mismos puntos remarcados por esta coalición de países en otras ocasiones, sin que por eso sea más que letra muerta. En cierto sentido el comunicado demuestra el estancamiento de la ofensiva contra el país en el denominado Ministerio de las Colonias. Estados Unidos otra vez no puede imponer un tono beligerante contra el país, ni acciones funcionales que les permitan aumentar su influencia en el conflicto interno para darle fuerza al antichavismo a través de una instancia de diálogo tutelada por ellos, auspiciada por el que antes fuese su organismo regional de cabecera.

Martes 20/06/2017. 9:00 pm:

Corte de caja. Al final de este primer día de la Asamblea General de la OEA, no se registra la aprobación de ninguna resolución sobre Venezuela. En el cierre de este cuadro temporal, quedan frescas las respuestas del vicecanciller Samuel Moncada a las delegaciones de Colombia y Brasil luego de que éstas se refiriesen a la situación en el país. La primera recordó a Colombia la cantidad de ciudadanos de su país que se encuentra en Venezuela y señaló su falsa posición para acompañar a Estados Unidos en el linchamiento al país. La segunda, mucho más fuerte, remarcó la incoherencia de que un país como Brasil, gobernado por una presidencia de facto, se refiera a la "falta de democracia" en la patria bolivariana. Esta última respuesta generó una diatriba con Brasil que puso aún más en evidencia el cáracter intervencionista de la reunión. Sobre el aire quedaron sobrevolando, aún, las palabras de la canciller Delcy Rodríguez en torno a que la única manera de imponer una resolución de la OEA sería "con los marines". Pese a eso, trascendió que México, país anfitrión de la reunión, se propone alcanzar los votos para aprobar una resolución en la que se instale un grupo de amigos de Venezuela para un nuevo proceso de diálogo, tal como ordenó Estados Unidos en el pleno de la Asamblea General.

Martes 20/06/2017. 3:30 pm:

Estados Unidos intenta ordenar a la OEA. En el marco de un contrapunto con la delegación de Venezuela, el subsecretario del Departamento de Estado, John Sullivan, afirmó que "lo menos que podría hacer la OEA en esta reunión es establecer un grupo de amigos en Venezuela para acercar a las partes". En esa declaración se lee claramente un intento coercitivo contra los países miembros del organismo. Luego de que este martes, Estados Unidos presentase, junto a otros países, una beligerante declaración contra Venezuela vía Perú. Entre los puntos que destacan de este comunicado, se encuentran la "liberación de presos políticos", la restitución de las facultades de la Asamblea Nacional, el cese de la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, el establecimiento de un calendario electoral, un canal humanitario y "la conformación de un grupo de amigos".

Contrapunto de Venezuela. En este marco beligerante contra el país, la canciller Delcy Rodríguez protagonizó serios contrapuntos con cinco de los nueve países firmantes de este comunicado, ubicándolos en tiempo y forma dentro de un guión preestablecido por Estados Unidos. Destacan entre sus respuestas, el pedido de que Chile derogue la constitución creada por Pinochet, sin votación popular, antes de hablar de Venezuela, y la exigencia realizada a Perú para que deje de promover una "guerra civil en Venezuela". Sin embargo, la respuesta más contudente de Rodríguez fue hacia el representante de Estados Unidos en relación a su propuesta sobre el establecimiento de una instancia de diálogo y negociación a partir de la OEA. Según la canciller, "la única manera de que aceptemos un grupo de amigos en Venezuela, en el marco de la OEA, es que lo impongan con sus marines, y eso les saldría muy caro". Pasado este contrapunto, la canciller recordó que esta es la última Asamblea General de la OEA en la que participa Venezuela y saludó a los presentes.

Martes 20/06/2017. 12:20 pm:

Nueva maniobra. En horas de la noche el canciller de México, Luis Videgaray, comentó a la prensa: "Estén muy atentos, todos los escenarios están abiertos, pueden pasar muchas cosas, vamos a evaluar todas las opciones". Según fuentes diplomáticas citadas por EFE, una nueva resolución contra Venezuela, ante la imposibilidad de ser aprobada en la Reunión de Cancilleres, se llevaría al seno de la Asamblea General en busca de ser aprobada por una mayoría simple de 18 votos, donde el país anfitrión intentará construir ese consenso.

Mínimo antecedente. El opositor Informe Otálvora afirmaba el 16 de junio pasado que debido a la influencia de Venezuela dentro del organismo, EEUU y sus aliados tendrían como alternativa aprobar una resolución sobre Venezuela en el marco de la Asamblea General, mucho menos conflictiva y no dialogante que las presentadas ante la Reunión de Consulta de Cancilleres. Según la publicación, el instrumento "se trataría de una declaración y un llamado al gobierno de Maduro, sin mayores impactos prácticos". Recordemos que Venezuela no reconocerá ninguna resolución que lesione su soberanía, cuestión que aumenta la inefectividad de cualquier proyecto que se apruebe.

Lunes 19/06/2017. 9:35 pm:

Luego del receso, nueva derrota política de EEUU. Luego del receso pedido por el canciller de El Salvador, el proyecto de resolución inconsulto que estaba sobre la mesa se sometió a votación. El proyecto en cuestión había sido colocado por medio Guyana y otros países del Caribe que negociaron a nombre de Caricom el agregado de "reconsiderar la ANC", hecho que generó el rechazo de varios países (Haití, Surinam, Dominica, San Vicente y Las Granadinas) de la organización en una clara demostración de que efectivamente no había sido discutido con todos sus miembros. Esta empresa apoyada por Estados Unidos y promovida por Guyana no logró los votos necesarios para ser aprobada. San Vicente y Las Granadinas y otros países del Caricom se mostraron en respaldo a la misma resolución (en exhorto al diálogo nacional y sin condena a la ANC) por la cual la pasada Reunión de Cancilleres del 31 de mayo fue suspendida.

Las razones de fondo. Las diferencias entre ambas resoluciones era evidente en un punto político sensible para el cuadro político venezolano: la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). El nuevo texto estaba dirigido a darle mayor fuerza a los sectores más beligerantes de la oposición venezolana, mientras el otro mantenía el respeto a la soberanía venezolana en sus asuntos internos. El proyecto de resolución también coincidía con el desconocimiento de los gobiernos aliados a EEUU sobre la puesta en marcha de un calendario electoral (la principal autoridad electoral venezolana convocó a elecciones constituyentes el 30 de julio de este año y de gobernadores el 10 de diciembre), como mecanismo de presión contra el Gobierno venezolano. 

Contradicciones en caliente. Mientras las principales vocerías de la oposición venezolana (Freddy Guevara, Julio Borges, Henrique Capriles, entre otros) intentaban transformar lo ocurrido en la OEA en una victoria política, embajadores aliados a la estrategia del Departamento de Estado de EEUU (caso Costa Rica) y medios internacionales privados dieron un salto a la sinceridad, certificando lo que ya estaba ante los ojos de todos: una nueva derrota política y diplomática de Estados Unidos, sus aliados regionales y sus operadores locales. 

Lunes 19/06/2017. 5:53 pm:

Perú retira proyecto de resolución. Minutos antes de reanudarse la Reunión de Consulta de Cancilleres de la OEA, Perú retiraba su proyecto de resolución presentado el pasado 31 de mayo, en la cual se exigía el retiro de convocatoria de la ANC, punto que había generado discordancia entre el bloque de 15 países aliados de Estados Unidos y el bloque caribeño. La canciller Delcy Rodríguez tomó la palabra al iniciar al reunión para responsabilizar a actores diplomáticos dentro del organismo multilateral de promover la violencia callejera en Venezuela, recalcando que la nación bolivariana no reconocería ninguna resolución emanada desde la OEA, debido a las lesiones que se estaban cometiendo contra su soberanía.

La maniobra de Guyana para dividir al Caricom (I). Al inicio de la reunión, varios países del Caricom (Dominica, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y Haití), acompañados por Bolivia, Nicaragua, Ecuador y El Salvador, denunciaron que un nuevo proyecto de resolución que pedía "reconsiderar" la convocatoria a una ANC no había sido consultado ni previamente discutido, poniendo en evidencia el irrespeto a los procedimientos de la organización y la poca transparencia con la cual se estaba operando.

La maniobra de Guyana para dividir al Caricom (II). Guyana había retirado unilateralmente la resolución del Caricom del 31 de mayo, la cual exhortaba al diálogo y no condenaba la ANC, e introdujo por cuenta propia uno nuevo sin ser discutido a lo interno de la organización caribeña que confluía con la retirada por Perú en el punto de la ANC. Los cancilleres miembros de Caricom antes mencionados denunciaron esta opacidad deliberada y recordaron que la ANC no viola ningún precepto constitucional en Venezuela.

Datos no colaterales. El Primer Ministro de San Vicente y Las Granadinas, Ralph Gonsalves, afirmó el día de hoy que estaban en marcha "nefastos planes para sembrar división en el Caricom" para deshacer la postura adoptada el 29 de mayo, en la que exigieron la no intervención en los asuntos internos de Venezuela. Más temprano, en una entrevista al representante de EEUU ante la OEA y al Subsecretario de Asuntos Hemisféricos (Kevin Sullivan y Michael Fitzpatrick, respectivamente) realizada por la prensa internacional, comentaron que los países del Caribe reciben llamadas de alto nivel desde Washington para que "hagan algo" con respecto a Venezuela.

Lunes 19/06/2017. 01:20 pm:

Antecedente. La Reunión de Consulta de Cancilleres del 31 de mayo pasado sobre la situación de Venezuela, recordemos, fue suspendida por falta de consenso en torno a la resolución presentada por Perú y apoyada por Estados Unidos, México, Canadá, Panamá y otros países, la cual pretendía aglutinar al organismo en rechazo de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), postura que no fue aceptada por el bloque caribeño. Por esta razón, la reunión que servirá de antesala a la Asamblea General es una "reanudación" de la infructífera Reunión de Cancilleres del 31 de mayo. Ahora el país anfitrión asume la vocería que intentará construir un nuevo consenso que evite el tránsito por el mismo camino, sin cambios sustanciales en el tablero diplomático.

Linchamiento previo. Un acto bastante simbólico sucedido el día de ayer en horas de la noche es sintomático del tono político de linchamiento y agresividad contra Venezuela que seguramente tendrá el magno evento de la OEA: el abogado Gustavo Tovar Arroyo, operador archiconocido en Venezuela por promover y financiar la creación de grupos violentos (como la "Fiesta Mexicana"), fue fotografiado cuanto sostenía una reunión con Luis De Alba, embajador de México ante la OEA. Tovar Arroyo minutos después agredió al viceministro venezolano Samuel Moncada. La canciller venezolana Delcy Rodríguez acusó al embajador de México de respaldar estas agresiones.

Pocas expectativas. En su último análisis, el especialista en relaciones internacionales Mariano de Alba comenta que la correlación de fuerzas actual dificulta que una resolución confrontativa contra el Gobierno venezolano prospere. Cuestión que obliga a los aliados de Estados Unidos a construir una propuesta más diplomática, amplia y dialogante para sumar aliados a una posible resolución, ya que en el formato de Reunión de Cancilleres necesitarían 23 votos para aprobar cualquier proyecto. Un día antes del inicio de la Asamblea General, Rex Tillerson, Secretario de Estado de EEUU, canceló su asistencia a dicho evento, delegando funciones en el Sub Secretario John Sullivan, un burócrata republicano con poca experiencia en la diplomacia.

Alternativa para el país anfitrión. En este sentido el interés del país anfitrión estaría dirigido a desplazar el "tema Venezuela" a la Asamblea General, donde una resolución sólo necesita de una mayoría simple para ser aprobada (18 votos). Aún en ese escenario la resolución debe ser lo suficientemente dialogante para que cuatro países del Caribe decidan no votar en bloque y acompañar un eventual proyecto de resolución.

Comentario del canciller de Perú. Ricardo Luna comentó el pasado lunes 12 de junio que "no hay que obsesionarse con la idea de que se resuelva (la situación de Venezuela) gracias a la intervención de la Organización de Estados Americanos", elemento que abre la posibilidad a un mayor involucramiento de Estados Unidos en el conflicto interno (mediante sanciones) y la coordinación de estrategias de presión paralelas al organismo por parte de sus aliados: retiro de embajadores, interrupción de las relaciones comerciales, etc.

Notas relacionadas