Jue. 25 Abril 2024 Actualizado 10:10 am

BOLIVARES-020124.jpg

Las políticas económicas implementadas por el gobierno de Venezuela están siendo distorsionadas con el objetivo de desacreditarlo (Foto: Archivo )
Además de otros datos

Primeras valoraciones del 2024: Inflación más baja en 12 años

¿Cómo se puede manipular una noticia que reporta avances positivos en las políticas económicas, de modo que no contradiga la campaña de difamación dirigida contra aquel responsable de la concepción y aplicación de dichas políticas? El medio de información financiera Bloomberg nos brinda un ejemplo magistral de tergiversación en el caso de Venezuela.

A comienzos de mes, el sitio web reseñó:

“Los precios al consumidor de Venezuela cayeron en deflación en febrero por primera vez en 17 años, un punto de inflexión para la nación que venció la hiperinflación en 2022. El país registró una tasa de deflación mensual de 0,5% en febrero, mientras que la tasa de inflación anual alcanzó 85%, según estimaciones del Observatorio Venezolano de Finanzas”.

Dicha información sesgada busca restar importancia al hecho de que Venezuela ha experimentado, de manera gradual en los últimos años, una disminución en la tasa de inflación, un factor crítico para la población venezolana, y que los medios internacionales han utilizado para impulsar campañas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro. Ahora que el país se encuentra en el contexto de unas elecciones presidenciales, este tipo de información se torna invaluable para atacar la gestión gubernamental.

La reciente noticia sobre la inflación durante febrero de 2024, que de paso disminuyó 1,2% con respecto a enero, es un indicador que merece ser analizado detenidamente. La cifra más baja en doce años, según lo comunicado por el presidente Maduro el miércoles 13 de marzo, representa un hito significativo en medio de las complejidades económicas y políticas que ha tenido que enfrentar el país. 

“En febrero de 2024 la inflación cerró en 1,2 % menor a la del mes de enero, proyectando una cifra muy importante de 75% en este momento para la inflación anualizada, lo cual sería la inflación más baja en doce años de la vida económica con esfuerzo propio, sancionados, bloqueados y perseguidos; sin tres millones de barriles de exportación a cien dólares cada uno”, dijo el jefe de Estado.

Para hacer frente a la inflación, el gobierno de Venezuela ha optado por permitir la libre circulación de divisas extranjeras en la economía real. Esta estrategia se inició en 2018 con la derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios, lo que marcó un cambio importante en la política económica del país. 

Posteriormente se implementó el método de Mesas de Cambio en 2019 con el objetivo de facilitar la compra y venta de divisas extranjeras por parte del sector privado y los particulares. Gracias a estas medidas, en el año 2023 el bolívar tuvo la menor devaluación frente al dólar en los últimos diez años.

Durante su intervención televisada el presidente Maduro también reveló que la recaudación tributaria de Venezuela experimentó un aumento de 56,4% en los dos primeros meses del año 2024, en comparación con el mismo periodo del año anterior, otro dato que refleja el signo positivo del dinamismo económico y comercial que se está percibiendo en el país.

La recaudación tributaria en Venezuela experimentó un importante crecimiento de 26% en el 2023, al alcanzar los 5 mil 750 millones de dólares. Estos incrementos han contribuido significativamente a mejorar la capacidad de financiamiento del Estado y a reducir su dependencia del rentismo petrolero.

Lo cierto es que más allá de los anuncios oficiales, las diferentes cámaras empresariales y firmas consultoras nacionales prevén un desenvolvimiento positivo de la economía venezolana; así, por ejemplo, VenAmCham asegura que según encuesta realizada a sus asociados, estos esperan una inflación de 95,48% y un crecimiento económico de 3,52% en 2024. Por su parte, Datanálisis proyecta un crecimiento entre 4% y 6%, con una inflación que pudiera ubicarse en 170%.

En este mismo sentido, el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) publicó a mediados de marzo los resultados de su encuesta, en la que proyecta un aumento del crecimiento económico del país de 3,8% (+0,8%)  a causa de la posible renovación de la licencia general a PDVSA en abril y el impacto que tiene sobre el volumen de exportaciones petroleras venezolanas. Asimimos, señala una reducción de la proyección de inflación (-30%) y el tipo de cambio (-16 Bs/$) debido a la desaceleración de los precios observada en febrero.

En todo caso, al realizar un análisis de estos datos es crucial no verlos de forma aislada sino como el resultado de esfuerzos sostenidos en circunstancias adversas. El contexto de sanciones contra el país continúa existiendo a pesar de las disminuciones parciales y temporales de algunas restricciones en la economía.

El gobierno ha realizado un llamado al diálogo y al consenso con todos los sectores del país con el objetivo de avanzar hacia la recuperación económica. Este enfoque ha sido crucial para los resultados que se presentan aquí, son indicadores que reflejan una política económica estratégica que, a pesar de un entorno complejo, está dando los resultados esperados.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<