Mar. 29 Noviembre 2022 Actualizado 4:51 pm

macri ejército.jpg

Expresidente Mauricio Macri y miembros del ejército argentino (Foto: Gobierno de Argentina)

Operación Puma: un ensayo macrista de invasión a Venezuela

Una investigación periodística de Horacio Verbitsky reveló que durante el gobierno de Mauricio Macri el ejército argentino se alistaba para una eventual invasión a Venezuela. El ejercicio militar Puma pretendía derrocar al presidente Nicolás Maduro entre abril y julio de 2019 y seguía los lineamientos de Estados Unidos.

El ejercicio, que estuvo a cargo del general Juan Martín Paleo, que para ese entonces era Comandante de la Fuerza de Despliegue Rápido, se ejecutó en siete sesiones y participaron varios componentes militares.

  • La guarnición de Campo de Mayo.
  • La brigada de paracaidistas y los comandos de la Fuerza de Operaciones Especiales de Córdoba.
  • La Brigada Mecanizada X de La Pampa.
  • Unidades de la Armada y de la Fuerza Aérea.

Lo detallado en la investigación se enmarcó en la agenda golpista regional impulsada por el Grupo de Lima, conglomerado de países cuyas acciones judiciales no vinculantes se plegaban al manual estadounidense. Y esto es fácil deducirlo por las decisiones de Macri, así como por la coincidencia temporal de los acontecimientos durante esos años.

Lo primero que hay que resaltar es el apoyo del entonces presidente argentino al gobierno paralelo de Juan Guaidó. La otra coincidencia es la primera sesión del ejercicio Puma, el 15 de abril, 15 días antes de la Operación Libertad, alzamiento militar encabezado por Guaidó cuyo único saldo a su favor fue sacar del arresto domiciliario a Leopoldo López.

En la investigación publicada en El Cohete a la Luna se puede apreciar cómo los nombres de Sudamérica y los actores políticos involucrados fueron cambiados para efectos del ejercicio.

"Sudamérica es denominada Patagonia del Sur. Venezuela es Vulcano y sus autoridades enfrentadas son NM y JG, es decir las iniciales de Nicolás Maduro y Juan Guaidó. Pero cuando se describe el operativo, el mapa es el de la República Bolivariana de Venezuela y se mantienen los nombres de sus principales ciudades. En este TEG paleolítico Colombia es Ceres; las dos Guayanas y Surinam son Tellus; Brasil es Febo; Perú y Ecuador son Fauno; Chile es Juno; la Argentina es Ares, el Uruguay es Baco, Paraguay y Bolivia desaparecen", detalla Verbitsky.

Cartografia.jpg

Venezuela es Vulcano, la Argentina es Ares, Brasil es Febo (Foto: El Cohete a la Luna)

El general encargado del ejercicio militar intentó vincular la operación a otro evento, la reunión del G20 en Buenos Aires, pero tal explicación era absurda ya que no se podía haber realizado un ejercicio militar para un evento que ocurrió muchos meses antes, el 30 de noviembre de 2018. Posteriormente el general Paleo cambió la versión y durante una interpelación de las nuevas autoridades del Ministerio de Defensa dijo que era para "planificar la asistencia humanitaria a Venezuela".

Un dato de color, pero que no deja de ser importante, es que la cadena de mando vinculada a la operación estuvo parcializada políticamente y algunos pasaron a retiro por hechos de corrupción.

Por otra parte, nunca hubo basamento legal alguno para que el ejército argentino interviniera en Venezuela. Verbitsky argumenta que el componente que dirigía el general Paleo, la Fuerza de Despliegue Rápido, que forma parte de una fuerza multinacional, nunca fue aprobada por la ONU. En todo caso se trató de una fachada de multilateralismo auspiciado por Estados Unidos. Sobran ejemplos de estas maniobras imperiales.

Génesis de la maniobra

El origen de la operación se remonta a 2017 y tiene que ver con un viraje de la política exterior en el gobierno de Donald Trump. El magnate presidente se centró en la "confrontación global con potencias hostiles, como China, Rusia e Irán", que representaban una "amenaza" para los intereses de Estados Unidos. Eso también implicaba aplicarle la guerra a quienes negociaran con sus competidores; Venezuela es un caso. Además de que nuestro país tiene petróleo, "Trump también pensaba en el voto del exilio cubano y venezolano en Florida", analiza el periodista.

Como era de esperarse, el Comando Sur, a cargo del almirante Craig Faller, era el que iba a llevar a cabo los planes de la nueva Estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos. "En mayo de 2019, mientras Paleo comandaba la segunda y tercera sesión del ejercicio de las Fuerzas Armadas argentinas para invadir Venezuela, el Comando Sur publicó el documento titulado Enduring Promise for the Americas", recoge Verbitsky. Otras etapas del ejercicio militar Puma también coincidieron con la visita de Faller a Buenos Aires.

Claves de una invasión

A continuación, se extraerán algunas situaciones descritas en claves por el general Paleo que justificaban la invasión a Venezuela. Los paréntesis son nuestros.

  • "Se ha generado una situación regional de inestabilidad en los países de Patagonia del Sur (Sudamérica) a causa de fuertes crisis económicas y políticas que son foco de atención de los principales organismos internacionales y regionales".
  • "Asimismo, se ha acelerado la crisis y la desestabilización desde el punto de vista político en algunos países del subcontinente".
  • "El caso de mayor conmoción interna en la región se presenta en Vulcano (Venezuela). El gobierno ha recurrido a su política exterior con la clara intención de buscar el apoyo de actores extra-regionales para mantenerse en el poder".
  • "La situación interna de Vulcano (Venezuela) se enmarca en una falta de entidad representativa de su doble gobierno (Nicolás Maduro y Juan Guaidó) y en una crisis humanitaria sin precedentes debido a la desorganización política y a la falta de servicios y necesidades básicas como suministro eléctrico, alimentos, agua y medicamentos".
  • "Existe una ruptura de la disciplina en las Fuerzas Armadas y de seguridad de Vulcano (Venezuela) a causa de profundas diferencias entre los que apoyan al gobierno y los que no, quedando su empleo limitado a la defensa de objetivos estratégicos nacionales puntuales".
  • "El gobierno ha recurrido al empleo de grupos paramilitares para mantener el control sobre la población aunque todavía cuenta con apoyo parcial de sus fuerzas armadas y de seguridad".
  • "Los países de Patagonia del Sur son estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas, en donde Febo (Brasil) y Ares (Argentina) este año son parte del Consejo de Seguridad".
  • "Existen países con problemas limítrofes con Vulcano, como es el caso de Tellus (las dos Guayanas y Surinam) y Ceres (Colombia). Estos estados son apoyados por potencias extra-regionales opuestas. Lo que limita al MERCOPAS (sic) y la ONU generar posibilidades de apoyo humanitario a Vulcano (Venezuela) por estos".
  • "El Presidente de Ares (Argentina), con la autorización del Congreso Nacional, decidió responder al pedido de la ONU (decreto N° 2005/19- Tropas para participar de MINUSVU) para la integración de una fuerza multinacional provisional juntamente con otros países de Patagonia Sur (Febo y Juno)": se refiere a Chile y Brasil.
  • "La Fuerza de Despliegue Rápido (FDR) ha sido designada por el Ejército de Ares (Argentina)para integrar la fuerza multinacional provisional (FMP) como componente terrestre y se dispone preparar los planes para el alistamiento de una fuerza de tareas de Ares (FTA), a orden, y su posterior empleo en Operaciones Militares de Paz (OMP) en territorio de Vulcano".

De acuerdo a Horacio Verbitsky, el ejército argentino estaría encargado de la operación para garantizar los tres "corredores de ayuda humanitaria". Específicamente le correspondería el de la frontera con Colombia, la más problemática por la inserción paramilitar y por donde intentaron ingresar a la fuerza al país durante la llamada "Batalla de los puentes" en febrero de 2019.

Corredores.jpg

El ejército argentino ensayó invadir por la frontera colombo-venezolana (Foto: El Cohete a la Luna)

A casi tres años de la operación militar Puma queda demostrado que ningún país de la región tiene la disposición y voluntad propia de invadir a Venezuela. Finalmente, como siempre, se trataba de una maniobra imperial para tercerizar la guerra contra un país.

"Con independencia de la valoración política y moral que merezca un plan de invasión de Venezuela en el que soldados argentinos harían la tarea sucia para Estados Unidos, desde el punto de vista táctico transcurridos algo más de dos años desde la finalización del Ejercicio Puma, los supuestos en que se basaba se han demostrado erróneos", concluye el periodista.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<