Vie. 19 Julio 2024 Actualizado 2:54 pm

Maurel & Prom.jpg

Maurel & Prom es una empresa francesa que ya ha operado en Venezuela (Foto: Maurel & Prom)

Datos sobre el reinicio de operaciones de Maurel & Prom en Venezuela

La empresa francesa Maurel & Prom (M&P) retoma sus actividades en Venezuela tras la firma de un acuerdo con Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) el 7 de noviembre. Olivier de Langavant, su director general, declaró: "Estamos encantados de poder anunciar la plena reanudación de nuestras operaciones en Venezuela".

El presidente de PDVSA, Pedro Rafael Tellechea, anunció la noticia indicando el objetivo de este acuerdo transversal: "Incrementar la producción petrolera y gasífera en el Lago de Maracaibo".

El convenio se concretó en el marco de la Licencia General 44 emitida por la OFAC el pasado 18 de octubre de 2023, tras las rondas de negociaciones entre los gobiernos de Venezuela y Estados Unidos. Dicha autorización permite temporalmente —hasta abril de 2024—, y con ciertas condiciones, realizar transacciones relacionadas con petróleo y gas que estaban prohibidas unilateralmente por el Departamento del Tesoro, basado en el sistema de sanciones adoptado contra el Estado venezolano.

De esta manera, en general, el acuerdo marca los siguientes términos:

  • La deuda pendiente con M&P Iberoamérica (914 millones de dólares) se recuperará con el tiempo mediante la asignación de una fracción fija de los ingresos de la empresa mixta, o parte de esta deuda podrá utilizarse para aumentar el área de explotación en el Lago de Maracaibo.
  • Sobre el campo Urdaneta Oeste se estima recuperar la producción a 25 mil b/d para finales de 2024, que aumentaría aun más a partir de entonces.

Luego del proceso de migración de los convenios operativos a empresas mixtas en la industria petrolera nacional, iniciado en el año 2006, dos años después, PDVSA fusionó tres empresas mixtas del occidente venezolano con el fin de estructurar un nuevo plan de negocios, cuyo porcentaje accionario de la estatal era de 60 %.

Las empresas Petroindependiente, Lagopetrol y Petrowarao se amalgamaron, luego de la firma del Acuerdo de Estudio Conjunto, con las compañías socias Chevron, Hocol-Maurel & Prom y Perenco Venezuela-Petróleo y Gas.

M&P ha conservado su posición en las operaciones petroleras en el occidente del país durante la etapa de auge sancionatorio contra PDVSA. Para 2019, M&P ingresó a la Empresa Mixta PetroRegional del Lago, que es la encargada de la explotación del campo Urdaneta Oeste.

Además, en ese entonces la compañía francesa anunció la firma de un contrato con Royal Dutch Shell a los fines de comprarle su participación en un campo petrolero en el Lago de Maracaibo.

Ese año Michel Hochard, director ejecutivo de M&P, afirmó:

"Esta transacción se ajusta a la estrategia de crecimiento de Maurel & Prom, centrada en oportunidades con un potencial significativo en regiones y países donde tenemos experiencia operativa. Hemos trabajado en Venezuela en el pasado y nuestro ejercicio en la región nos hace confiar en la capacidad de transformar esta oportunidad en un proyecto exitoso".

A inicios de 2023, agencias de noticias reportaron que M&P se encontraba en conversaciones con la parte venezolana para el reacondicionamiento de las plantas de compresión que capturan el gas.

En pleno recrudecimiento de las sanciones contra PDVSA, las actividades operativas de M&P se limitaron, pero la emisión de la Licencia 41 a Chevron generó nuevas expectativas para ser los próximos en ingresar en el actual juego estadounidense de administración de licencias al Estado venezolano, en total conveniencia debido a la crisis energética que golpea los mercados estadounidense y europeo.

La urgencia energética en Europa ha obligado a las grandes empresas a presionar a la Casa Blanca para que suavice el hostigamiento sobre Venezuela pero, sobre todo, los gobiernos europeos han tenido que acercarse a conversar con las autoridades venezolanas en aras de avanzar hacia una agenda de cooperación en materia de hidrocarburos para atender las complicaciones en el suministro y precio de combustibles.

Como conclusión, cabe destacar el hecho de que es el primer gran acuerdo que firma PDVSA tras la emisión de licencias para el desarrollo energético venezolano, sin contar con los ya suscritos previamente a lo emitido por la OFAC el pasado octubre. Es de vital importancia porque abre la ventana para futuros contratos en el área con otras empresas interesadas en invertir y cooperar con la estatal venezolana, de cara a la recuperación económica de nuestro país y el abastecimiento de los mercados que cruzan el Atlántico.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<