Sáb. 22 Junio 2024 Actualizado ayer a las 4:27 pm

Citgo-Fachada-EC.jpg

CITGO está conformada por tres refinerías y una de ellas, la de Lake Charles en Luisiana, conecta con una de las arterias que surte a la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos (Foto: Archivo)

CITGO queda servida a la rapiña corporativa

El 1º de mayo Andrea Gacki, directora de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), firmó la Licencia General Nº 42 que establece la autorización para liquidar los activos de la filial de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), Citgo Petroleum Corporation. Este documento se relaciona con las negociaciones para indemnizar a los acreedores internacionales que han demandado a la filial.

Veamos las piezas del rompecabezas del despojo de Citgo por parte de Estados Unidos, que usó el "proyecto Guaidó" como pantomima.

Pieza 1: marco legal estadounidense

  • Luego del triunfo en las elecciones de 2018 por parte del presidente Nicolás Maduro Moros, la administración de Donald Trump impuso la Orden Ejecutiva 13835 que prohíbe la venta, transferencia o uso como garantía de cualquier entidad en territorio estadounidense, y es Citgo una de las principales razones de esta decisión. Además esta "sanción" unilateral fue un golpe escalado y directo a PDVSA con los fines de impedir cualquier operación financiera.
  • En 2019, al necesitar una figura "institucional" para servir al asalto de Citgo, Trump reconoció a Guaidó tras la autoproclamación como "presidente interino", y se imponía el bloqueo general a los activos del Estado venezolano en el extranjero, antesala a la confiscación de Citgo.

Pieza 2: administración de licencias a CITGO

  • En 2019 The New York Times publicó una nota sobre el caso Citgo en la que añadió la salvedad hecha por el exsecretario del Tesoro, Steven Mnuchin: "Citgo podrá continuar operando y cualquier dinero será enviado a una cuenta designada". Esto podía llevarse a cabo por medio de la licencia 7B. Se destaca que ella ha sido renovada repetidamente hasta la fecha, lo que ha impedido que cada dólar producido por Citgo llegue a las arcas venezolanas.
  • En 2021 la OFAC emite una licencia para autorizar las transacciones y/o actividades de los activos venezolanos bloqueados en 2019 solo a las entidades que involucren el "proyecto Guaidó" bajo la fachada institucional de la Asamblea Nacional de 2015. Esto permitió que un grupúsculo de esa facción política extremista pudiera "controlar" Citgo.
  • En enero de 2023 la OFAC extendió hasta el pasado 20 de abril la licencia que impide que los tenedores del bono PDVSA 2020 actúen en contra de la filial estadounidense de la estatal venezolana.
  • El pasado abril la OFAC prorrogó hasta julio de 2023 la licencia que prohíbe a los tenedores del bono de PDVSA a hacer uso de la garantía que les daría la mayoría accionarial de Citgo.

Pieza 3: la Corte de Delawere y otras

  • La precuela del entramado legal forzado por Estados Unidos para arrebatar Citgo a Venezuela empezó en 2018 con una demanda de la corporación Crystallex en la Corte de Delaware a cargo del juez Leonard Stark, con el fin de cobrar un litigio con los activos de la filial venezolana. Cabe destacar que el gran lobbista en este thriller saqueador es el abogado José Ignacio Hernández, pseudoprocurador del "proyecto Guaidó", quien fungió como abogado de Crystallex.
  • En 2020 el juez Stark determinó que Crystallex puede cobrar bajo remate su viejo reclamo con la venta.
  • Para 2021 este esquema sirvió para que miembros del "proyecto Guaidó" llegaran a un acuerdo con ConocoPhillips y así pagarle a la petrolera 1 mil 287 millones de dólares con dinero del Estado venezolano. ConocoPhillips también es demandante de Citgo.
  • Este año Stark concedió a cuatro empresas, aparte de Crystallex y ConocPhillips (O-I Glass Inc, Huntington Ingalls Industries Inc, ACL1 Investments Ltd y Rusoro Mining Ltd) el derecho a embargar acciones de Citgo.

Pieza 4: la nueva licencia general

Esta Licencia General Nº42 es un cisma en el asalto a Citgo debido a que autoriza liquidar los activos de la filial, y eso va de la mano con lo que indicó el Departamento de Justicia de Estados Unidos que establece una "política de licencias favorables", es decir, a partir de este punto iniciará un proceso de emisión de licencias que irá permitiendo el robo absoluto de todo lo relacionado con Citgo.

Pieza 5: la urgencia

Desde el punto de vista técnico Citgo está conformada por tres refinerías y una de ellas, la de Lake Charles en Luisiana, conecta con una de las arterias que surte a la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos (SPR, por sus siglas en inglés), que hoy por hoy se encuentra en una crisis de mantenimiento y recarga de petróleo sin precedentes después del retiro de 180 millones de barriles del año pasado por la administración de Joe Biden.

Esta consideración técnica puede ser crucial al momento de avanzar de una vez por todas con el caso Citgo, pues recargar el reservorio estadounidense es un asunto de seguridad nacional.

El caso de Citgo es parte de las lamentables secuelas del fracasado "proyecto Guaidó", intringulís que ni siquiera ha permito al Estado venezolano enviar a sus legítimos representantes judiciales para defender la posición soberana de sus activos ante la conducta hamponil de Estados Unidos contra Venezuela, en abierta consideración positiva hacia los intereses corporativos.

De esta manera la temporada de rapiña sobre Citgo ha comenzado.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<