Dom. 24 Octubre 2021 Actualizado 8:13 am

Dialogo méxico saab.jpeg

Representantes del Gobierno venezolano llegan a México con pancartas que piden la liberación de Alex Saab (Foto: Twitter/@jorgepsuv)

Lo que dijo Alex Saab a la Mesa de Diálogo en México

El diplomático venezolano Alex Saab, quien estar por cumplir 500 días de encarcelamiento ilegal en Cabo Verde por órdenes políticas del Gobierno de los Estados Unidos, envió una carta a los participantes del Diálogo en México, que comienza expresando lo conmovido que había quedado tras saber el gesto que tuvo la delegación del Gobierno venezolano al llegar a la reciente ronda de negociaciones con fotografías de Saab, denunciando su secuestro.

“No puedo ver fotos pero me sentí lleno de fuerzas y orgullo de patria cuando me contaron", escribió Saab.

Más adelante, relata las violaciones a los derechos humanos que se han cometido contra él. Denuncia que lo han torturado física y psicológicamente, han impedido que reciba atención médica y hasta le han negado necesidades tan básicas como el agua.

Me dejan a veces hasta sin agua por días porque según ellos deben pasar las botellas trasparentes por rayos x y la máquina siempre se les “daña” (…) Me han amenazado con morir en una prisión de USA casi todos los días desde que me secuestraron vilmente.

Sostiene que hasta ahora, ninguna de las acusaciones con las que se intenta justificar su prisión han podido confirmarse. Refiere que Suiza investigó por 3 años el caso de extralimitación judicial y en los 3 mil folios que examinó no encontró ni una sola operación sospechosa de ser ilegal.

Alex Saab detalló exactamente las razones por las que el Gobierno estadounidense comenzó el acoso hacia él. Explicó que su trabajo de sortear el bloqueo para hacer llegar alimentos y medicinas a Venezuela dañaba el plan de “cambio de régimen” que ya estaba puesto en marcha.

Hasta me pidieron descaradamente, vía mis abogados, que dejara de ayudar por 120 días sin alimentos ni medicinas a mi país a cambio de “amnistía”. Para ellos 120 días de hambre serían suficiente. ¿Pretendía que fuese un genocida?

Saab cierra la misiva confrontando a sus torturadores, al decirles que con todas las atrocidades cometidas en su contra no se ha logrado nada, pues él sigue enviando “mensajes de fuerza al pueblo valiente chavista de rodear a nuestro presidente”.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<