Jue. 18 Julio 2024 Actualizado 4:15 pm

pentagon-leaks.jpg

"No tenemos la menor duda sobre la implicación directa o indirecta de Estados Unidos y la OTAN en el conflicto entre Rusia y Ucrania", dijo el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov (Foto: Frederic Wallois / AFP)

Qué nos dice la filtración de documentos del Pentágono sobre la guerra en Ucrania

Se ha debatido largamente si los documentos filtrados del Pentágono en las últimas semanas son reales o falsos, elaborados para proporcionar información errónea a Rusia de los planes militares estadounidenses en Ucrania. El análisis detallado de las fotos publicadas en redes sociales y medios corporativos dan cuenta de que lo más probable es que sean auténticos.

Los documentos del Pentágono se almacenaron en un servidor para el juego en línea Minecraft y luego circularon en cuatro canales de Telegram durante un mes antes de que se se hiciera pública su existencia por los principales medios de comunicación.

La filtración de los documentos ha escandalizado a la administración de Joe Biden, que intenta imponer una manera de leerlos a través de sendas coberturas periodísticas del The New York Times y otros medios estadounidenses, como si lo difundido fuera desinformación —incluso "rusa"—. Ello ha dado a entender que los informes del Departamento de Defensa son fidedignos.

  • De acuerdo con fuentes gubernamentales de varios países citados por POLITICO, altos funcionarios estadounidenses se apresuran a tranquilizar a sus aliados "frustrados y confusos" por la filtración de documentos clasificados sobre el conflicto ucraniano y otros asuntos sensibles.

¿Por qué teme a su difusión? Contiene información de las medidas militares a tomar por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la guerra ruso-ucraniana, así como cálculos de bajas para ambos bandos en el conflicto, además de contenido de inteligencia y espionaje sobre países aliados de Estados Unidos, entre otros temas.

Fechados el 1º de marzo de 2023, también habla sobre entregas anticipadas de armas, las perspectivas de Estados Unidos y Ucrania de lo que se necesita para una contraofensiva y la tasa de gasto de las municiones HIMARS suministradas por la industria militar estadounidense, que el Pentágono no había revelado previamente.

El exagente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), John Kiriakou, le comentó a Sputnik que si bien "los documentos ciertamente parecen genuinos, con el formato, los encabezados y las fuentes correctos”, argumentó que “ninguno de los documentos filtrados hasta el momento es 'particularmente confidencial' ya que no detalla 'fuentes y métodos'".

Sin embargo el panorama que pinta de la guerra es sombrío, sobre todo para Kiev. El analista militar y geopolítico Big Serge aclara: "La implicación más significativa de los documentos es simple: el poder de combate de Ucrania está significativamente degradado, y en particular sus unidades mecanizadas y fuerzas de artillería están en muy mala forma".

Nuestra tribuna ya ha publicado un balance reciente de la dimensión militar en el que se descubre el velo narrativo en torno a la campaña rusa en el Dombás y otras regiones ucranianas. Hasta ahora la vocería del Kremlin había contrastado las cifras de bajas con lo propagado por el Pentágono. No obstante, en particular los documentos desmienten las afirmaciones de la propaganda ucraniana —repetidas en medios de Estados Unidos y Europa— que reportan que Rusia ha sufrido más de 200 mil soldados muertos en el conflicto hasta el momento, citando estimaciones de entre 35 mil y 43 mil bajas totales.

En ese sentido, los papeles confirman que el escenario de guerra está lleno de bruma informativa y por ello la credibilidad de los reportes de Washington y Bruselas sobre el desarrollo de la guerra deben estar, mínimo, en entredicho.

Y asimismo se corrobora que hay personal estadounidense y de la OTAN sobre el terreno dentro de las fronteras de Ucrania, donde se han reunido 12 brigadas de combate ucranianas para la ofensiva, nueve de las cuales están entrenadas y equipadas por las fuerzas estadounidenses.

Pero también, de acuerdo con el análisis de Big Serge, los documentos develan que el Pentágono no tiene información veraz sobre el estado actual del ejército de Kiev y sus capacidades, lo que ratifica la opacidad con que el gobierno de Vladímir Zelenski ha estado manejando los recursos de la OTAN a su propia discreción:

"El hecho de que el Pentágono no parezca disponer de ninguna información de inteligencia generada de forma independiente sobre el ejército ucraniano resulta chocante. Parece que se basan en las cifras de la propaganda ucraniana y en los datos de despliegue a disposición del público (...). La cuestión, por supuesto, es que el Pentágono, con sus recursos casi ilimitados, no parece tener una visión única o flujos de inteligencia propios a este respecto".

Sí llama mucho la atención que la inteligencia estadounidense trabaje con datos emitidos por agencias propagandísticas y no con información auténtica, más aún debe hacerlo la circunstancia de "que no parece probable que estas revelaciones vayan a tener mucho impacto en la ofensiva ucraniana, demasiado ampliamente anticipada. Aunque el nivel de detalle es tentador, las conclusiones generales, como que las defensas aéreas de Ucrania se han agotado y sólo van a empeorar, eran evidentes a través de fuentes abiertas", escribe Yves Smith, escritora que mantiene el sitio web Naked Capitalism.

Aunque un lote de la filtración contiene una diapositiva que insinúa la presencia de un pequeño contingente de menos de 100 miembros del personal de operaciones especiales de los miembros de la OTAN, Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña y Letonia, supuestamente activos en Ucrania. Esto llevó rápidamente al Ministerio de Defensa de Francia a negar que hubiera soldados franceses en suelo ucraniano.

Ello sería replicado por el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov: "No tenemos la menor duda sobre la implicación directa o indirecta de Estados Unidos y la OTAN en el conflicto entre Rusia y Ucrania".

Entonces, si estos papeles lo que hacen es concluir de manera definitiva que Estados Unidos y la OTAN está en guerra —de frente— contra Rusia, ¿qué nos dice de la perspectiva del Pentágono sobre el conflicto? Andrei Martyanov, investigador militar ruso, lo resumió así: Los documentos no contienen ninguna información valiosa pero aseguran que los principales jefes militares estadounidense no tienen idea sobre la Operación Militar Especial (OME) rusa, por qué está sucediendo, cuál es su modus operandi y lo que planea lograr.

A la luz de quien quiera verlo: Estados Unidos está en un callejón sin salida militar con Ucrania. Ya no le sirve de delegado sino que se ha convertido en un parásito. Big Serge añade que "en lugar de convertirse en una forma barata de drenar el ejército ruso, la OTAN se encuentra agotando sus propias reservas para apuntalar el hemorrágico Estado ucraniano, sin un final claro a la vista".

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<