Jue. 25 Abril 2024 Actualizado 10:10 am

IMG_20240215_172137_951.jpg

El Nuevo Banco de Desarrollo de los Brics desafía el statu quo financiero global (Foto: Reuters)

Nuevo Banco de Desarrollo impulsa crecimiento económico de los BRICS+

Según Dilma Rousseff, presidenta del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), los países miembros del Brics+ están proyectados a superar el G7 en términos de contribución al PIB mundial en los próximos cuatro años.

Durante su participación en la Cumbre Mundial de Gobiernos en Dubái, Rousseff afirmó que la participación del grupo Brics aumentará desde el 35% actual a 40% en 2028, mientras que el G7, compuesto por naciones desarrolladas, caerá a 27,8%.

Un factor clave en este crecimiento es el papel fundamental desempeñado por el NBD. Esta institución financiera multilateral, con sede en Shanghái y un capital autorizado de 100 mil millones de dólares, se ha consolidado como una alternativa a las instituciones financieras convencionales controladas por Occidente.

El acuerdo de creación del NBD en 2014 estuvo acompañado por otro: el Acuerdo de Reservas de Contingencia, diseñado para tener un fondo de reservas propio que brinde apoyo mutuo en situaciones de problemas financieros a corto plazo.

A quién y para qué van dirigidos los financiamientos

El NBD ha aprobado un total de 98 proyectos en todos los países miembros, con una cartera que asciende a 33 mil millones de dólares, los cuales abarcan diversas áreas como transporte, agua y saneamiento, energía limpia, infraestructura digital, infraestructura social y desarrollo urbano. Un objetivo fundamental de la entidad es destinar 40% de sus préstamos a proyectos relacionados con el clima, lo que demuestra su compromiso con la sostenibilidad ambiental sin comprometer el crecimiento de los países productores de materias primas. Esto es especialmente relevante en contraposición al enfoque de la agenda verde impuesta por Occidente, que puede impactar negativamente en los países en desarrollo.

En Sudáfrica, país que ha recibido la mayor cantidad de préstamos del NBD, se han otorgado importantes financiamientos para proyectos de infraestructura. Por ejemplo, se ha comprometido a brindar un préstamo de 18 mil millones de rands (aproximadamente mil millones de dólares) a Transnet, la empresa estatal sudafricana de logística, para la modernización de su flota y locomotoras. Asimismo, el banco ha respaldado la segunda fase del proyecto de agua de las tierras altas de Lesoto, lo cual beneficiará a Sudáfrica con un incremento significativo en el suministro del líquido.

En Brasil se han respaldado iniciativas de transporte público y saneamiento, incluido un préstamo de 57 millones de dólares al municipio de Serra en Espírito Santo para mejorar su infraestructura de transporte público. Además, se han financiado proyectos de saneamiento de agua en el estado de Paraíba.

En India el NBD ha proporcionado financiamiento al gobierno del estado de Bihar para mejorar las carreteras rurales y a Chennai Metro Rail Limited para actualizar la infraestructura ferroviaria en Tamil Nadu. También ha respaldado iniciativas de desarrollo ecoturístico en Meghalaya.

En los últimos años se ha intensificado el interés en atraer nuevos miembros al organismo y aumentar su base de capital. Países como Egipto, Bangladés y Emiratos Árabes Unidos se unieron como accionistas en 2021, y el año pasado se recibieron 15 nuevas solicitudes de membresía. 

La incorporación de los nuevos miembros del bloque Brics+ resalta la importancia estratégica que aportarán al banco esos ingresos, especialmente considerando que varios de ellos son importantes productores de petróleo —Arabia Saudita, Irán—. La expansión representa una oportunidad para aumentar el capital disponible y promover nuevos proyectos que impulsen el crecimiento y desarrollo económico dentro del grupo.

Diferencias con el FMI y el Banco Mundial 

La misión del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) es clara: respaldar proyectos públicos o privados en países en desarrollo pertenecientes al grupo Brics a través de una variedad de instrumentos financieros, como préstamos, garantías y participación en capital, con un tesoro autorizado de 100 mil millones de dólares.

El enfoque para la concesión de préstamos desafía las prácticas de los proveedores occidentales porque se abstiene de imponer condiciones políticas, prácticas económicas neoliberales o medidas de austeridad extremas como requisitos previos.

La estructura de gobernanza del NBD asegura que los miembros fundadores de los Brics posean conjuntamente 55% de las acciones del banco, con un voto igualitario para cada uno, lo que garantiza que todas las partes tengan voz en las decisiones estratégicas. Además, el acuerdo fundacional establece que el liderazgo del banco se rotará entre los accionistas para mantener su independencia institucional.

La promoción de la desdolarización del comercio y la financiación en monedas locales, incluida en la estrategia general del NBD para 2022-2026, contribuye al fortalecimiento de las economías locales de sus países miembros y a la estabilidad financiera del bloque.

En un contexto global donde la hegemonía financiera occidental ha sido ejercida por instituciones como el FMI y el Banco Mundial, la propuesta del NBD se presenta como una alternativa más atractiva y equitativa. A medida que otros países reconozcan las ventajas en términos políticos y financieros de esta institución parte del ecosistema Brics+, seguiremos asistiendo a la consolidación de un nuevo orden multipolar.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<