Dom. 26 Mayo 2024 Actualizado Viernes, 24. Mayo 2024 - 16:32

Francia-Ucrania-Moldavia-UE-OTAN_1858325166_199541511_1200x675.jpg

La República de Moldavia quiere convertirse en Estado miembro de pleno derecho de la Unión Europea (Foto: EFE)

La OTAN eleva la apuesta contra Transnistria

En el marco de la desintegración de la Unión Soviética en 1990, la región de Transnistria (Pridnestroviana), ubicada en el margen izquierdo del río Dniéster, declaraba su independencia días después de que Bielorrusia y Moldavia lo hicieran. Con el reconocimiento internacional de los nuevos Estados, menos el de Transnistria, inicia una guerra entre esta y Moldavia que reclama para sí ese territorio; la situación se complejiza porque en suelo transnistrio estaba guarnecido el 14º Ejército ruso desde donde se organizó la defensa del territorio ante la invasión moldava. La guerra se extendió por dos años y, tras el alto al fuego, el 21 de junio de 1992 Transnistria pasó a ser una república independiente de facto, pero reconocida por la gran mayoría de Estados como parte de Moldavia.

El próximo 28 de febrero se celebrará un congreso de diputados de la república no reconocida de Transnistria, en el que se podría pedir a Moscú la incorporación de la región a la multiplicidad de sujetos federales (regiones, repúblicas, territorios, distritos autónomos, ciudades federales y regiones autónomas) que componen actualmente Rusia, según se desprende del sitio web kommersant.

La última vez que se llevó a cabo un congreso similar en Transnistria fue en 2006, cuyos resultados llevaron a la celebración de un referéndum en el que 98% de los votantes respaldaron la integración de Transnistria a Moscú. Ahora, se contempla la posibilidad de implementar los resultados de ese referéndum, dice el tanque de pensamiento estadounidense.

En relación con este tema, en 2022 el ministro de Asuntos Exteriores de Transnistria, Vitaly Ignatiev, afirmó que "el enfoque de la política exterior de Transnistria sigue siendo el mismo: la búsqueda de independencia seguida por la adhesión a la Federación de Rusia, tal como fue aprobado en el referéndum de 2006". Tras darse a conocer los resultados, el Consejo Supremo de Transnistria solicitó a la Duma Estatal, al Consejo de la Federación y al presidente de Rusia que reconocieran la república como un Estado soberano e independiente.

La tensión en la región ha incrementado con los cada vez más estrechos lazos militares de Moldavia con la OTAN. Recientemente, Ignatiev alertó sobre el aumento en la militarización de este país de Europa del este, con un incremento en los ejercicios militares, incluidos aquellos realizados en conjunto con la Alianza Atlántica, así como un aumento en los gastos presupuestarios en defensa, un enfoque del gobierno prooccidental de Maya Sandu hacia la preparación militar que genera preocupación tanto en los habitantes de Transnistria como en toda Moldavia

De los 518 mil habitantes de la región de Transnistria, casi la mitad (220 mil) tiene nacionalidad rusa. Moscú ha asumido la responsabilidad de proteger a todos estos ciudadanos y mantiene un contingente militar desplegado en la región con el objetivo de salvaguardar su seguridad.

El canciller Serguéi Lavrov, en una entrevista concedida a la agencia de noticias rusa TAS en marzo del 2023, expresó la postura de su país respecto a este asunto. Criticó la política antiRusia y antiTransnistria implementada por el gobierno de Sandu, la cual ha contribuido a empeorar la situación en la región.

Lavrov ha señalado que el formato de negociaciones "5+2" para resolver el conflicto se encuentra estancado, en parte debido a las presiones de Occidente que buscan imponer una solución unilateral a Tiráspol. Además, ha denunciado el papel negativo de las autoridades ucranianas, aliadas con Chisináu y que han adoptado una postura hostil y perjudicial hacia Transnistria, incluso erigiendo fortificaciones en la frontera con la región.

En este contexto, Rusia reitera su compromiso con la seguridad en Transnistria y seguirá las directrices de sus fuerzas militares presentes en la zona. Lavrov ha dejado claro que el país no tolerará injerencias externas que pongan en peligro la estabilidad de Transnistria y continuará defendiendo los intereses de los ciudadanos rusos residentes en la región.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<