Jue. 18 Julio 2024 Actualizado 3:40 pm

prigozhin.jpg

Yevgueni Prigozhin, magnate ruso, fundador de la compañía militar privada Wagner (Foto: AP Photo)

Cronología de un motín fracasado: la sedición de Prigozhin y Wagner

En menos de 48 horas fue solventada una crisis que mantuvo en vilo buena parte de la mediática global: la insurrección armada de Yevgueni Prigozhin, fundador de la empresa militar privada Wagner, involucrada en el terreno de la guerra en Ucrania.

Mucha información tendenciosa fue desplegada, sobre todo la emanada desde Norteamérica y Europa occidental, por lo que se hace perentorio precisar los detalles de los acontecimientos. De esta manera podemos tener el panorama despejado de toda niebla de intoxicación y los materiales suficientes para un análisis de los sucesos.

Antecedentes inmediatos

El ministro de Defensa ruso, general Serguéi Shoigú, firmó una orden que determina el procedimiento para organizar las actividades de las "formaciones de voluntarios" en servicio militar. Esto fue informado por el viceministro Nikolái Pankov el pasado 10 de junio.

La orden obliga a que las "formaciones de voluntarios" firmen contratos con el Ministerio de Defensa para su inclusión en el mando central de la dirección militar rusa, con los mismos beneficios que conlleva el servicio castrense oficial. Estas organizaciones tienen hasta el próximo 1° de julio para subordinarse a las órdenes del Ministerio.

Para la fecha, más de 13 mil 500 rusos habían firmado contratos con el Ministerio de Defensa.

Entre estas "formaciones de voluntarios" se encuentran las empresas militares privadas, como Wagner, que no tienen legislación en la Federación Rusa. La firma de contratos les daría el estatus legal necesario para continuar con sus servicios.

Al día siguiente, el 11 de junio, surgieron los reportes de que Yevgueni Prigozhin se negaba a firmar contrato alguno con el Ministerio de Defensa ruso.

El 13 de junio el presidente Vladímir Putin dijo apoyar la orden del Ministerio de Defensa.

En meses anteriores Prigozhin había estado haciendo declaraciones públicas contra el liderazgo militar de Rusia, en específico contra el Ministerio de Defensa y el ministro Shoigú en torno a varios temas concernientes a la Operación Militar Especial (OME) en Ucrania y el Donbáss, en específico sobre la preparación de la batalla de Bajmut y algunas de sus consecuencias.

Por ejemplo, el 2 de junio Prigozhin dijo que el ejército ruso había plantado minas en las rutas de salida de Wagner de Bajmut. Como consecuencia, Wagner capturó al teniente coronel Roman Venevitin y lo sometió a un interrogatorio publicado por el servicio de prensa de la compañía.

El analista militar que publica bajo el nombre de Simplicius The Thinker publicó un informe con la serie de mentiras —verificadas por datos duros en el campo de batalla— que ha pronunciado el jefe de Wagner sobre la situación de guerra en el terreno en Ucrania y el Donbáss.

En resumidas cuentas, Prigozhin ha mentido sobre:

  • Áreas capturadas por el ejército ucraniano que en realidad están bajo control ruso.
  • El papel agresor y genocida de Kiev sobre la población del Donbáss.
  • Las razones por las que fue desplegada la OME, disminuyendo el papel de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y del Estado ucraniano en los orígenes del conflicto.
  • Las intenciones de negociación para un acuerdo de paz por parte del gobierno de Vladímir Zelenski.
  • La supuesta mala planificación de la OME.

Es decir, Prigozhin ha estado señalando al Ministerio de Defensa —y no directamente el presidente Putin— de haber generado un casus belli para desplegar la OME y que la "verdadera causa" de esta guerra es que los oligarcas rusos la necesitan. Falacias comprobadas con una revisión de los hechos.

El fundador de Wagner tiene una rencilla con el ministro Shoigú y el jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, general Valeri Gerásimov, a quienes los ha acusado personalmente de tomar decisiones "estúpidas" dando "órdenes criminales", a la vez que "engañan" al presidente Putin en torno a la OME.

Como dato no menor, The Washington Post publicó una entrevista con el presidente ucraniano Zelenski el pasado 13 de mayo en la que revela la existencia de un canal de contacto entre el mandatario y Prigozhin, de acuerdo con un documento filtrado del Pentágono. La información no fue desmentida por Zelenski, más bien pareció alarmado de que se filtrase y el medio estadounidense borró dicha parte de la entrevista, rescatada del archivo por RT.

Durante esos días crecieron los reportes en los que se hablaba de supuestos acuerdos entre Zelenski y Prigozhin para delatar las posiciones rusas en el campo de batalla ucraniano.

Cronología de una insurrección fracasada

En una serie de videos publicados el viernes 23 de junio, Prigozhin acusó al Ministerio de Defensa ruso y al ministro Shoigú de "tratar de engañar a la sociedad y al presidente y decirnos cómo hubo una agresión loca de Ucrania y que planeaban atacarnos con toda la OTAN".

También acusó al Ministerio de Defensa ruso de lanzar un ataque mortal con misiles contra un campamento de Wagner y prometió represalias.

El Ministerio de Defensa suro negó la acusación, y afirmó que se trataba de una "provocación informativa".

Prigozhin declaró que "el consejo de comandantes de la PMC Wagner ha tomado una decisión: se debe detener el mal que trae el liderazgo militar del país".

Ante ello prometió marchar sobre Moscú —"Marcha de la Justicia"— y pedir cuentas a los supuestos responsables.

Poco más tarde el carismático comandante militar ruso en Ucrania, el general Serguéi Surovikin, hizo un llamamiento público a las tropas de Wagner para que se sometieran a las autoridades "antes de que sea demasiado tarde", regresaran a sus cuarteles y abordaran sus quejas de forma pacífica.

El Servicio Federal de Seguridad (FSB, por sus siglas en inglés) calificó el mismo viernes 23 la insurrección de "rebelión armada" y afirmó que abriría una causa judicial, el cuartel general de Wagner en San Petersburgo fue precintado y la Fiscalía General de la Nación dijo que "este delito es sancionado con pena privativa de libertad de 12 a 20 años".

En un discurso a la nación el sábado 24 de junio desde Moscú, el presidente Vladímir Putin condenó enérgicamente los acontecimientos describiéndolos como "un motín armado" y pidiendo la "consolidación de todas las fuerzas".

Condenó "todo tipo de aventureros políticos y extranjeros" que pudieran beneficiarse "de la situación desgarrando el país para dividirlo".

El presidente Putin prometió que aquellos "que organizaron y prepararon un motín militar, que tomaron las armas contra sus camaradas, que traicionaron Rusia", serán castigados.

En su discurso a la nación Putin no llegó a alegar ninguna "mano extranjera" en los acontecimientos actuales, y señaló que "las ambiciones excesivas y los intereses personales han llevado a la traición", refiriéndose a Prigozhin sin nombrarlo.

El mismo sábado 24 Prigozhin y los combatientes de Wagner que acompañaron su llamado alegaban que se encontraban en vía a Rostov-on-Don, 700 km al sur de Moscú. En esa localidad está la base de comando regional rusa, el Distrito Militar del Sur tiene su sede allí.

Imágenes publicadas por RT Russian muestran las secuelas del paso de Wagner en Rostov-on-Don, con calles llenas de basura y marcadas con huellas de tanques. El video también muestra las puertas dañadas del circo local, donde los combatientes de Wagner habían estacionado un tanque el día anterior.

Se reportó que durante la jornada del sábado 24 hubo negociaciones entre Prigozhin y el presidente bielorruso Aleksandr Lukashenko para detener la marcha de Wagner a Moscú. El jefe de Wagner accedió a la propuesta. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ofreció los detalles del acuerdo:

  • La causa penal contra el fundador de la empresa militar privada Wagner, Yevgueni Prigozhin, será archivada.
  • El sujeto abandonará Rusia y reveló que "se irá a Bielorrusia". No dio más detalles sobre lo que hará el empresario en el país vecino.
  • Añadió que los combatientes de Wagner no serán procesados, teniendo en cuenta sus esfuerzos en los frentes del conflicto ucraniano. Peskov explicó que el equipo del presidente Vladímir Putin "siempre ha respetado sus hazañas".
  • Los contratistas de la PMC que se negaron a participar en el motín podrán firmar contratos con el Ministerio de Defensa ruso. De 32 mil combatientes de Wagner, solo participaron en la "rebelión" unos 8 mil, según datos recopilados por Simplicius The Thinker.

Por su parte, el servicio de prensa del presidente Lukashenko publicó lo siguiente:

"Esta mañana el presidente ruso, Vladímir Putin, ha informado a su homólogo bielorruso sobre la situación en el sur de Rusia con la empresa militar privada Wagner. Los dirigentes acordaron acciones conjuntas.

Tras los acuerdos el Presidente de Bielorrusia, después de aclarar la situación por sus propios canales, mantuvo conversaciones con el jefe de la PMC Wagner, Yevgueni Prigozhin, en coordinación con el Presidente ruso.

Las conversaciones duraron un día entero. Como resultado acordaron la inadmisibilidad de desencadenar un baño de sangre en el territorio de Rusia. Yevgueni Prigozhin aceptó la propuesta del presidente Alexander Lukashenko de detener el movimiento de combatientes Wagner en Rusia y tomar otras medidas para rebajar las tensiones.

Por el momento está sobre la mesa una opción absolutamente ventajosa y aceptable para resolver la situación, con garantías de seguridad para los combatientes de la PMC Wagner.

Como se informó anteriormente, durante la reunión de hoy el Presidente bielorruso mantuvo dos reuniones con el bloque de seguridad del país sobre esta situación".

Para terminar, el portavoz del Kremlin afirmó que, a pesar de haber sido una jornada crítica "llena de acontecimientos trágicos", los sucesos no tendrán ninguna repercusión en la OME. De esta manera Moscú logró sofocar una insurrección armada, en el contexto de la guerra en ucrania, con un tercer factor aliado de mediador, en menos de 48 horas.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<