Dom. 13 Junio 2021 Actualizado 9:41 am

ap.png

Los fundadores de la banda de narcotraficantes de los Zetas aprendieron técnicas de las fuerzas especiales de EEUU. (Foto: Archivo)

Fuerzas Especiales de EEUU entrenaron a cárteles de la droga mexicanos

Las fuerzas militares estadounidenses entrenaron a cárteles de droga mexicanos que cometieron decapitaciones, torturas y violaciones. Así lo muestra un artículo publicado por el investigador Zach El Parece en el sitio web Covert Action.

El cártel de Los Zetas, que en sus inicios fue el brazo armado del cártel del Golfo, es el ejemplo más notorio de los vínculos entre militares estadounidenses y el narcotráfico en la región latinoamericana, a pesar de que su presencia allí estaba justificada para combatir ese flagelo.

El Grupo de Fuerzas Especiales Aerotransportadas de México (GAFE) es una unidad élite del ejército militar de ese país que fue formada en 1986 para tareas encubiertas. Entre sus operaciones se encuentran los brutales combates contra el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en Chiapas, a partir de 1994. Los rebeldes capturados por las GAFE eran asesinados, mutilados y arrojados a la orilla del río, “el tipo de exhibiciones espectaculares de violencia por las que los Zetas serían conocidos más tarde”, escribe El Parece.

Entre 1996 y 1999, unos 500 miembros de GAFE recibieron entrenamiento del 7 ° Grupo de Fuerzas Especiales de EEUU (SFG), sección de las también llamadas Delta Force enfocada en la guerra no convencional, contrainsurgencia y contraterrorismo en América Latina.

El 7 ° SFG entrenó a estos soldados del GAFE en “antinarcóticos”, enmarcado en la agenda de seguridad nacional del país norteamericano después de la Guerra Fría.

"Recibieron cursos de lectura de mapas, comunicaciones, entrenamiento estándar de las fuerzas especiales, armas ligeras y pesadas, ametralladoras y armas automáticas", dijo en una ocasión Craig Deare, excomandante de las fuerzas especiales.

En “una consecuencia irónica de la influencia corruptora de los carteles”, señala El Parece, desertores del GAFE terminaron uniéndose a una de las organizaciones de narcotráfico “más infames y brutales de la historia: Los Zetas”.

En 1997, el mismo año de la creación del Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa del Pentágono, Arturo Guzmán Decena, un GAFE más conocido por el alias “El Zeta-uno ” (Z-1), desertó junto con otros miembros de la Fuerza Aérea Especial de México. Obliga a Group a trabajar para el jefe del cartel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén.

Del mismo modo, el artículo cita la declaración de un exsoldado del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), entrevistado en Televisa en 2019.

Según el exsicario, el grupo criminal empleaba a las Fuerzas Especiales para entrenar a sus reclutas. Había “un grupo de marines de élite, había [miembros] de la Armada de los Estados Unidos, había Delta Forces, había de todo ahí”, dijo entonces.

Actualmente, el CJNG es uno de los principales cárteles que mejor representa el funcionamiento de esas organizaciones en México. “Sus videos de propaganda a menudo muestran grupos de hombres enmascarados erizados con suficientes armas pequeñas para hacerlos formidables incluso contra los ejércitos convencionales”, destaca El Parece.

Estados Unidos ha entregado más de 1.6 mil millones de dólares al Plan Mérida para el objetivo manifiesto de combatir el narcotráfico en México, pero el efecto ha sido el contrario: parte de ese dinero ha terminado financiando a las Fuerzas Especiales que proporcionaron entrenamiento a las fichas del narco.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<