Dom. 14 Julio 2024 Actualizado Viernes, 12. Julio 2024 - 16:36

GettyImages-612572000-1.jpg

Tras la caída de la Unión Soviética Occidente apoyó a Boris Yeltsin como dechado de democracia (Foto: Getty Images)

El doble juego de Boris Yeltsin estimuló la expansión de ‎la OTAN

Los archivos británicos muestran que en 1993 el presidente ruso Boris Yeltsin dijo en varias ‎ocasiones a sus interlocutores occidentales que, en lo personal, él no era contrario a la adhesión ‎de Polonia, Chequia y Hungría a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), palabras ‎que hasta sus colaboradores consideraron fuera de lugar. ‎

En 1997 el presidente Yeltsin dudó en participar en la Cumbre de la OTAN, realizada en Madrid, ‎donde se adoptó un documento que debía establecer modalidades de cooperación entre la ‎alianza atlántica y la Federación Rusa. Pero aquel texto, que no era de obligatorio cumplimiento, ‎sólo fue una herramienta de comunicación utilizada para justificar un acercamiento entre las ‎posiciones públicas de Yeltsin y las que expresaba en privado. ‎

En aquella época el primer ministro ruso, Viktor Chernomirdin, emitió incesantes advertencias ‎contra la posición que el presidente Yeltsin expresaba en privado. Como primer ministro, ‎Chernomirdin subrayó siempre que la expansión de la OTAN haría "estallar" el continente ‎europeo. 


Tomado de Red Voltaire.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<