Mié. 19 Junio 2024 Actualizado ayer a las 5:28 pm

grano.jpg

Dos acuerdos importantes fueron firmados simultáneamente en Estambul el 22 de julio de 2022. El primero se centró en las exportaciones de grano ucraniano, mientras que el segundo se enfocó en la exportación de productos agrícolas y fertilizantes rusos (Foto: AP)
Garantías incumplidas y "sanciones" antirrusas

Cómo Ucrania y la OTAN sabotearon los acuerdos de Estambul

En un artículo publicado el 20 de julio, Mikhaíl Ledenev, embajador de Rusia en Bolivia, muestra un panorama bastante desolador acerca de los acuerdos firmados en julio de 2022 en Estambul: la Iniciativa del mar Negro, sobre exportaciones agrícolas y fertilizantes rusos, y el Memorándum Rusia-ONU, sobre exportaciones de granos ucranianos.  

Según el autor, la intención declarada fue ayudar a naciones necesitadas de África, Asia y América Latina, sin embargo los resultados muestran que solo un pequeño porcentaje de los cereales ucranianos se destinó a estas regiones:

"Pasado un año los resultados son los siguientes. Menos de 3% se destinó para los países como Etiopía, Yemen, Sudán, Somalia y otros más necesitados. La abrumadora mayoría a los Estados con niveles de ingresos alto y medio alto, incluidos los países de la Unión Europea (UE)".

Además, se menciona que Ucrania destruyó el conducto de amoníaco Togliatti-Odesa, lo que constituyó una violación al acuerdo, aunado a que aprovechó el corredor marítimo seguro ofrecido por Rusia para atacar instalaciones en Crimea, incluido un acto terrorista que costó la vida de una familia de turistas y causó daños considerables en el puente hacia la península.

El artículo también destaca el negocio hecho por compañías estadounidenses y europeas, que ahora poseen más de 17 millones de hectáreas de tierras de cultivo ucranianas. Esto fue posible después de que el gobierno de Ucrania levantara la moratoria para la compra de estas tierras por extranjeros. Las corporaciones se enriquecieron tanto por la venta de grano ucraniano como por su procesamiento, situación que generó protestas de campesinos en otros países de la UE —como Países Bajos y Alemania— debido a la competencia injusta.

Se menciona que ninguna de las garantías ofrecidas a Rusia se cumplió, incluidas condiciones bancarias, seguros de transporte y logística, entre otros aspectos para facilitar las exportaciones agrícolas de ese país. La UE emitió cinco paquetes adicionales de "sanciones" antirrusas desde julio de 2022 y naciones como las bálticas y Países Bajos obstaculizaron los suministros gratuitos de grano ruso a países en desarrollo.

La reseña de Ledenev concluye que lo que comenzó como una acción humanitaria se convirtió en una operación comercial que "poco tiene que ver con ayudar a los necesitados". También critica el uso de Ucrania del corredor seguro con fines militares, que ha causado destrucciones y muertes.

"El 17 de julio, hartos de recibir falsas promesas, cortamos la participación en este proyecto, avisando que continuaremos los suministros humanitarios de alimentos. Quedamos en espera del cumplimiento real y no ficticio de requisitos de los acuerdos suscritos en Estambul", finaliza el diplomático ruso.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<