Dom. 19 Mayo 2024 Actualizado ayer a las 11:34 am

hh.png

El nuevo recurso humano de Leopoldo López se niega a recordar que apoyó "sanciones" y pidió la intervención militar contra Venezuela (Foto: The Financial Times)
El hombre que nunca estuvo

Freddy Superlano y la "máxima presión" que no recuerda

Las recientes declaraciones de Freddy Superlano, candidato del partido Voluntad Popular (VP), al periodista Luis Olavarriaeta son un retrato de su trayectoria política durante los años más recientes. Al ser consultado si durante 2019 se dedicó a una política intervencionista contra Venezuela respondió que no lo recuerda y que su partido siempre ha sido muy "a lo electoral".

Al exdiputado se le aprobó un antejuicio de mérito por parte de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en mayo de 2019 luego de que participara en el fallido golpe del 30 de abril de ese año. Junto a los entonces diputados Sergio Vergara y Juan Andrés Mejía, el Ministerio Público los acusó de la comisión flagrante de los delitos de "Traición a la Patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuada, previstos y sancionados en los artículos 128, 132, 143, 145, 163, 213, 285, todos del Código Penal, respectivamente y asociación, previsto y sancionado en el artículo 37 de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo".

Lo "muy a lo electoral" de Superlano se desdibujó cuando indicó a NTN24 que no estaba excluida la opción de aplicar el numeral 11 del artículo 187 de la Constitución Nacional, el cual faculta a la Asamblea Nacional (AN) a "Autorizar el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país", lo que fue discutido semanas después de la autoproclamación de Guaidó y que se quiso materializar el 23 de febrero de 2019.

Este año Leopoldo López decidió que Superlano sustituyera a Guaidó como precandidato presidencial, luego de que la huida que emprendiera el último desde Venezuela constituyera el colofón del fracaso opositor en contra del gobierno del presidente Maduro. El ingeniero barinés estuvo en la primera línea durante todo el desarrollo del interinato apoyando los planes confesos de robarse el petróleo venezolano del expresidente estadounidense, Donald Trump.

La masacre que no fue

Poco ha cambiado en su credibilidad, pero mucho ha pasado desde 2017 cuando Superlano inventó una supuesta masacre en la ciudad de Socopó, estado Barinas, perpetrada por los efectivos de seguridad que controlaban una manifestación violenta opositora. Desde abril de ese año, la oposición protagonizó una escalada agresiva de saqueos a establecimientos comerciales y ataques a las fuerzas de seguridad, entre otras acciones, con el supuesto propósito de obligar a adelantar las elecciones presidenciales. El gobierno nacional sostenía que las elecciones se realizarían en 2018, como eventualmente ocurrió.

Las falsas informaciones de Superlano fueron replicadas por medios como El Nacional y buscaban incrementar la zozobra en la población, sin embargo fueron desmentidas por el entonces comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), mayor general Antonio Benavides Torres, quien a través de Twitter publicó un mensaje en el que aseveraba que la información era completamente falsa y mostró pruebas de que la foto que Superlano aseguraba pertenecía a la "masacre de Socopó" había sido tomada en realidad en México en el año 2010.

La vergüenza ya era extrema cuando tanto VP como su líder, Leopoldo López, intentaron excusar a su diputado mediante el invento de que le habían hackeado la cuenta de Twitter por donde se hicieron todos esos reportes. Superlano no tuvo nada que ver, a decir de su partido...

Durante esos días de mayo de 2017 la capital del municipio Antonio José de Sucre fue sumergida en el caos, grupos financiados por la extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD) arremetieron contra instalaciones construidas durante la Revolución Bolivariana. Superlano participó en el diseño y supervisión de hechos como la toma del puente en Socopó para bloquear la llegada de los refuerzos de los Cuerpos de Seguridad que buscaban proteger a la población. Por más de 60 horas los operadores de la violencia financiada por la oposición quemaron, saquearon y destruyeron dos sedes policiales, la del Seniat, la de la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor y dejaron la ciudad sin comercio, clases ni transporte público.

DArIWWSXoAAYxZc.jpg

Superlano buscaba escalar la violencia con sus tuits, como no lo logró se excusó diciendo que había sido hackeado (Foto: Alba Ciudad)

Antes que una masacre hubo un enfrentamiento de la GNB con delincuentes que, aparentemente, no tenían que ver con las manifestaciones. Fue abatido un sujeto que acababa de salir de la cárcel y otros tres resultaron heridos, se les retuvo armas y fueron puestos a las órdenes de los tribunales correspondientes.

El hombre que nunca estuvo

Las acciones de Superlano en 2019 incluyeron el turbio episodio en el motel Penélope de Cúcuta, pero no debe olvidarse el marco de lo que ocurrió. Sectores de la oposición afiliada al G4 estaban promoviendo la intervención de gobiernos extranjeros en la frontera venezolana, parte de un plan nada electoral.

Desde 2018 el entonces diputado de VP había sido elegido por la AN de mayoría opositora como presidente de la Comisión Permanente de Contraloría, pero renunció al cargo en noviembre de 2019. El motivo fue la ráfaga de acusaciones de irregularidades en el "cucutazo", un entramado de delitos ejecutados a comienzo de ese año con dineros de la "ayuda humanitaria" que habían erogado varias agencias estadounidenses, empresarios y gobiernos afiliados al extinto Grupo de Lima.

Entre tragos, excesos y prepagos se adentró en la noche del 22 de febrero de 2019, previa al concierto Venezuela Aid Live y al operativo para ingresar los camiones con "ayuda" en la frontera. Su primo y asistente, Carlos Salinas, murió intoxicado mientras Superlano fue hallado grave. La explicación posterior fue que había sufrido un intento de envenenamiento, pero esto lo desmintió la policía de Colombia. El senador republicano Marco Rubio, mentor de la oposición en Florida y gestor de buena parte de la agresión contra Venezuela, sostenía el relato victimizante.

Además, reportajes periodísticos y denuncias realizadas desde la misma oposición develaron que integrantes de esa instancia legislativa ordenaron y firmaron oficios con los que exoneraron de responsabilidad a empresarios con investigaciones abiertas desde 2016. Ninguno de ellos fue procesado ni investigado por esas acusaciones en la época cuando Freddy Guevara, Juan Guaidó y Freddy Superlano —todos de VP— estaban a cargo de la Comisión de Contraloría.

Junto a otros políticos opositores se dedicó a lesionar la integridad de la soberanía nacional mediante la captura de activos venezolanos como la petroquímica Monómeros de Venezuela, y la invocación a la intervención militar del país bajo el mecanismo del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Hasta hace poco más de un año apoyaba las "sanciones" como una forma de lograr avances en la agenda política antichavista.

El candidato, que como María Corina Machado no tiene experiencia en cargos de dirección, es otra ficha más al servicio del cambio de régimen en Venezuela, tarea en la que su partido se ha adentrado al punto de consumirse entre contradicciones y divisiones. Se puede decir que ha abusado de la excusa como moneda de cambio en ese sector político, es común que muchos de ellos apelen al recurso de decir que no estuvieron o que fue el adversario que les obligó a recurrir al delito o la inconsistencia política.

Se trata de un espécimen político bastante acontecido, fue hackeado, intoxicado y, además, no recuerda haber apoyado la estrategia de "máxima presión" emprendida por Trump contra Venezuela, la misma que tenía la intervención militar como una opción sobre la mesa. Tal parece que nunca estuvo.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<