Vie. 19 Abril 2024 Actualizado 8:32 pm

adán celis.jpg

Adán Celis, nuevo presidente de Fedecámaras (Foto: Archivo)
Se une al coro antisanciones

Fedecámaras propone gira por el cese del bloqueo

El presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Adán Celis, ha fijado postura pública sobre el bloqueo contra Venezuela y ha manifestado que estas medidas "han empobrecido al país".

En unas declaraciones para el circuito radial Éxitos, en el programa "Con Penzini y todo", indicó que su gremio ha iniciado una gira nacional e internacional en apuesta contra "las sanciones que han sido muy dañinas".

Celis precisó que, mediante el diálogo e insistiendo en negociaciones con diferentes actores de la política y economía mundial, se podrá lograr un consenso que avizore un país sin sanciones, pero esto con un trabajo arduo.

"Estuvimos en Panamá y Guatemala con la Fedecámaras de esos países, estamos invitando a esos inversionistas a Venezuela y hemos invitado a la inversión no solo a extranjeros, también a los inversionistas nacionales", señaló.

País riesgoso por sanciones

El empresario, actualmente líder de la patronal más importante de Venezuela, señaló que la nación "hoy en día es un país riesgoso por el tema sancionatorio, por la sobreexposición de las sanciones".

Recientemente, el presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Gustavo Valecillos, también reflexionó sobre las medidas coercitivas contra la economía venezolana y concluyó que las condiciones de negocios para los empresarios venezolanos se habían complicado mucho durante estos últimos años, por causa del "miedo" de los industriales en el mundo de hacer tratos con venezolanos.

El factor de "riesgo" alusivo a Venezuela ha cambiado de matiz para los dos más grandes gremios de la empresa privada nacional.

Hasta hace muy poco, estos achacaban el "riesgo" exclusivamente al marco jurídico de Venezuela y a las medidas económicas gubernamentales, pero su discurso se ha trasladado al "riesgo" que implican las medidas de bloqueo contra el país.

Es evidente que, para los grandes grupos empresariales, el bloqueo, lejos de cumplir con su objetivo de destituir el chavismo, se ha colateralizado durante estos años afectando las actividades de las empresas privadas.

Ambos dirigentes aluden al "sobrecumplimiento" de las sanciones, un fenómeno extensivo de la larga lista de medidas contra la economía venezolana y que inhiben el relacionamiento de actores económicos del mundo, con empresarios venezolanos, aunque estos y sus industrias no aparezcan en las listas publicadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), adscrita al Departamento del Tesoro estadounidense.

Dialogar por el levantamiento

El presidente de Fedecámaras reiteró la importancia de las negociaciones y lo que estas implican en el levantamiento de las sanciones estadounidenses que pesan sobre el país.

"Al final todos queremos el bienestar de los venezolanos, que se vayan ampliando todos los términos de garantías (electorales), para ir también en este sentido bajando las sanciones que han sido muy dañinas", dijo Celis.

En este sentido, Celis destacó la gira que realizó Fedecámaras en el panorama nacional e internacional, e incluso aludió que la intención es manifestar sus solicitudes ante instancias en Estados Unidos.

"Estuvimos también aceptando una invitación de la Embajada de Estados Unidos con el encargado de negocios, hablamos de muchos términos, una reunión muy sincera, hablamos de muchos términos, se habló de los temas de sanciones", informó.

De manera muy pragmática y contrariando el historial adverso entre Fedecámaras y la dirigencia chavista en más de 20 años, las empresas privadas de Venezuela parecen haber asimilado que el cuadro de medidas coercitivas les es perjudicial y han tomado lugar en esta discusión pública.

Aunque el sector privado venezolano ha seguido logrando beneficios en medio de la crisis, dado que es un gremio que ha vuelto a la senda del crecimiento, es evidente que en el largo plazo sus ganancias se han acumulado por debajo de lo esperado, si se compara con los tiempos de bonanza, o lo que es lo mismo: una Venezuela sin bloqueo.

Temas elementales como el presupuesto público, la nómina de salarios públicos y las condiciones limitadas de contrataciones del Estado venezolano por razones de recursos, impactan de manera indirecta las perspectivas de crecimiento de las empresas privadas en Venezuela.

Primeramente, dado que el Estado venezolano ha visto limitadas sus capacidades para demandar bienes y servicios. En segundo lugar, el flujo de dinero público que ya no circula en la economía como en años anteriores se ha traducido en caídas del consumo para segmentos importantes de la población.

Ambas situaciones inhiben el desarrollo de la empresa privada y esta parece ser la razón de fondo por la cual Adán Celis y otros factores del mundo empresarial han cambiado de guión y, lejos de apoyar el bloqueo, ahora abogan por su levantamiento o revisión.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<