Lun. 24 Junio 2024 Actualizado Sábado, 22. Junio 2024 - 14:48

Citgo Holding.png

Citgo no ha repatriado ganancias a Venezuela desde 2017 y está —de facto— en manos estadounidenses desde 2019 (Foto: Archivo)

Crece la incertidumbre sobre el futuro de CITGO

De acuerdo con diversas agencias, la llamada PDV Holding, Inc., radicada en suelo estadounidense y usurpada desde 2019 por el gobierno de ese país y el entonces "interinato", recuperó un certificado de acciones que representa 49,9% del capital social de Citgo Holding, Inc. como parte de una de las filiales de la compañía petrolera rusa Rosneft.

Según las fuentes, este hecho pone fin "a años de esfuerzo" de la PDVSA paralela para supuestamente recuperar el certificado de acciones, las cuales habían sido dadas como garantía de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) para blindar un préstamo de "pago anticipado" de 1 mil 500 millones de dólares a la compañía hermana de PDV Holding, Inc., PDVSA Petróleo, S.A., en el año 2016.

En virtud del convenio de pago anticipado, PDVSA Petróleo, S.A. debía pagar el financiamiento con envíos de petróleo crudo a Rosneft Trading durante un período de cuatro años.

Sin embargo, estos términos se volvieron inviables una vez irrumpió la Orden Ejecutiva 13808 de la Administración Trump de agosto de 2017, la cual penalizó todos los mecanismos de tenencia de bonos y diversos canales de deuda favorables a PDVSA. La estatal Citgo Petroleum Corporation, filial de PDVSA en suelo estadounidense, sería plenamente congelada en el año 2019.

En mayo de 2023 la OFAC emitió una licencia a PDV Holding, Inc. con la que autorizó la transferencia del certificado de acciones, y la terminación de la garantía a favor de Rosneft Trading.

Poco después, en respuesta a una solicitud de PDV Holding, Inc., Rosneft Trading supuestamente acordó devolver el certificado, que se mantenía en custodia en Nueva York.

Anuncios e incertidumbre

Este anuncio no ha sido objeto de mención alguna por parte de la casa matriz de Citgo, es decir, la única y legítima PDVSA en suelo venezolano, la que realizó tratos con Rosneft. De ahí que de ninguna manera las autoridades venezolanas dan constancia o han referido las gestiones de la PDVSA fake, también denominada "Junta Directiva Ad-hoc de PDVSA", surgida durante el "interinato".

Además, el pronunciamiento no refiere bajo qué condiciones o marco de negociación Rosneft Trading devolvió los certificados, mucho menos si hubo algún tipo de pago, reintegro de dinero o compensación favorable a ella, considerando que la empresa rusa no puede hacerse de las garantías adquiridas con Venezuela por múltiples razones, muchas de ellas vinculadas con las medidas coercitivas estadounidenses.

Según un comunicado de la PDVSA fake, el certificado de acciones se recuperó el 21 de junio de 2023, y ahora está en posesión de PDV Holding, Inc. en su sede corporativa en Houston, Texas, sin explicar más detalles.

Un elemento a destacar es que PDVSA ha mantenido una relación activa con la rusa Rosneft y que en 2020 los proyectos comunes a ambas empresas fueron transferidos a la también petrolera estatal rusa Roszarubezhneft.

Esta empresa, introducida en Venezuela con propósitos evasivos al bloqueo, es la que ha mediado los proyectos conjuntos entre PDVSA y Rosneft, y podría ser la que posea los certificados.

Como es evidente, los anuncios concurren sin confirmación oficial, ni del gobierno de Venezuela ni de PDVSA, Rosneft y Roszarubezhneft.

¿Esto incide en algo positivo sobre el destino de CITGO?

De confirmarse oficialmente este anuncio, pueden vislumbrarse dos escenarios: uno —en apariencia— positivo y otro negativo.

El aspecto aparentemente positivo estaría en el hecho de que la empresa Citgo se haría de 49,9% de sus acciones, esta vez sin estar sujetos como elemento de garantía. Esto ofrece posibilidades para que Citgo quede libre de deudas y, en consecuencia, se abre el canal con fines a que la empresa pueda negociar pagos a los acreedores que mantienen procesos judiciales contra Venezuela y que han resultado beneficiados en los discrecionales tribunales estadounidenses.

Según Horacio Medina, quien está a cargo de la PDVSA fake, "salvar Citgo" sería posible a través de "la adquisición de nuevos pasivos para cancelar acreencias judicializadas o realizar pagos en efectivo en los casos muy urgentes".

Refiere que Citgo podría llegar a un arreglo con otras empresas en suelo estadounidense que han dictaminado la posibilidad de desmembrarla por partes.

No obstante, y considerando las demostradas prácticas turbias de la "Directiva Ad-hoc" en los últimos años, es probable que además de ceder en la defensa de Citgo, en lo cual el "interinato" fue absolutamente negligente, se esté patrocinando —con fines de lucro— un nuevo proceso de endeudamiento de la filial que, bajo condiciones de judicialización y congelamiento a discreción del gobierno estadounidense, consista en uno muy costoso y la empresa vaya a manos de capitales buitre.

Por otro lado, el escenario negativo yace en la posibilidad de que la recuperación de 49,9% de las acciones por parte de la PDVSA fake complete, en manos venezolanas, el proceso de congelamiento que rige el gobierno estadounidense sobre la empresa, esta vez "sin daños a terceros", es decir, sin Rosneft en el medio.

De confirmarse la entrega de certificados, se allana la ruta para que el proceso de desmembramiento proceda sin mayores obstáculos. Esto es muy viable desde marzo de este año, cuando un claramente amañado tribunal norteamericano sirvió Citgo en bandeja de plata para las empresas que demandan a Venezuela.

En marzo seis compañías ganaron derechos condicionados para ir tras las acciones de PDV Holding, pero la Corte de Apelaciones del Tercer Circuito de Estados Unidos suspendió temporalmente esos derechos de subasta.

Conviene acotar que, apenas horas luego de que se difundiera la supuesta recuperación de los certificados que estaban en manos de Rosneft, nuevamente el Juez del Distrito de Delaware, Leonard Stark, se pronunció y dio la aprobación para realizar la subasta de los activos de Citgo.

Stark dijo que en julio de este año publicará un calendario de subastas y que, de aprobarse el cronograma, la venta de las acciones comenzaría en septiembre y finalizaría a mediados del año 2024.

Cabe resaltar que ese mismo personaje ya ha reconocido los reclamos de la minera Crystallex International, la petrolera ConocoPhillips, Siemens Energy y Red Tree Investments, fallando a favor de estas empresas para que sean las beneficiarias de los ingresos de la subasta.

Según Reuters, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo que la subasta podría continuar pero los acreedores tendrían que obtener, primero, una licencia para tomar posesión de los activos. Es decir, Citgo sigue bajo "congelamiento" del gobierno estadounidense y, a menos que cuenten con una licencia de dicho Departamento, la toma de los bienes no se haría efectiva.

Citgo se mantiene como uno de los principales elementos de fuerza del gobierno estadounidense para imponer condiciones y presiones al gobierno de Venezuela, en franca violación del derecho internacional ya que Estados Unidos no cuenta con el aval del Consejo de Seguridad de la ONU para "sancionar" el país.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<