Jue. 18 Julio 2024 Actualizado 4:15 pm

bcv.jpg

Para los tenedores de bonos venezolanos, las primarias opositoras del próximo 22 de octubre son un punto de inflexión para su agenda (Foto: Archivo)
En la dialéctica de la deuda y las sanciones

Bonos venezolanos al alza: reflejo de una negociación

De acuerdo con un artículo de Financial Times (FT) publicado este lunes 11 de septiembre, el hecho de que los precios de los bonos soberanos de Venezuela hayan subido en las últimas semanas es un signo de que los inversores especulan que el gobierno del presidente Nicolás Maduro "se está acercando a un avance diplomático que podría llevar a un alivio de las sanciones de Estados Unidos".

La cotización de la deuda ha bajado en escalada desde que en 2017 la administración de Donald Trump impusiera sanciones sobre los bonos venezolanos y a PDVSA.

Pero últimamente ha ocurrido un repunte en ese rubro debido a las estimaciones de los tenedores, quienes esperan un rendimiento positivo con el incremento de los precios de la deuda gubernamental venezolana.

En octubre de 2022, Bloomberg informó que fondos de distintas partes del mundo están dispuestos a asumir el riesgo de apostar por la compra de bonos en mora, vendidos por países bajo sanciones, que dejan a los inversores estadounidenses fuera del mercado, entre ellos Venezuela, cuestión que sigue ocurriendo hasta el presente.

  • Datos de Bloomberg publicados en agosto pasado revelan que los bonos emitidos por Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) con vencimiento en 2020 se dispararon 160% en el último año.

Según uno de los tenedores citados por FT, la administración Biden tiene interés en llegar a "Maduro porque esto resolvería dos problemas relacionados con la reelección del presidente Biden: la migración de venezolanos a Estados Unidos y los intentos ruso-sauditas de exprimir el mercado petrolero".

Bonos al alza

Desde que una delegación del gobierno estadounidense liderada por Juan González, el principal asesor latinoamericano de Biden, arribó a Caracas en marzo de 2022 para iniciar conversaciones de alto nivel con el presidente Maduro, Estados Unidos no ha mostrado las intenciones de levantar el esquema de sanciones contra Venezuela.

Más bien se ha decantado por emitir licencias para permitir a empresas energéticas estadounidenses y europeas operar en nuestro país y comercializar sus productos con el objetivo de seguir manteniendo el control de los flujos mercantiles, financieros y productivos en el sector del petróleo y el gas de Venezuela.

FT señala que los inversores tienen intereses propios para que ocurra una negociación exitosa entre las administraciones de Nicolás Maduro y Joe Biden, aunque entienden que aquella "podría desmoronarse en cualquier momento".

"Aunque la deuda emitida por Venezuela y su petrolera estatal PDVSA actualmente no paga intereses regulares, algunos compradores están dispuestos a adquirirla como reclamo en una eventual reestructuración de los bonos del país", describe FT, y añade: "Aunque tal perspectiva sigue siendo distante, incluso una relajación de la prohibición comercial de Estados Unidos probablemente resultaría en grandes aumentos de precios, argumentan, dado que abriría los bonos a la demanda de un grupo mucho más amplio de inversores".

De esta manera, la esperanza de los tenedores es que se concrete algún acuerdo para poder cobrar los beneficios en el mercado de bonos venezolanos luego de un proceso de reestructuración de las obligaciones, solo posible si se emite alguna medida que permita la negociación entre los tenedores y el Estado venezolano.

Aunque el medio británico cita "una fuente cercana a las conversaciones" advirtiendo que "las noticias positivas podrían llegar en la próxima semana o en dos", no se trataría de un anuncio único sino de "una serie de pasos tomados por Estados Unidos y Venezuela hacia la normalización de las relaciones".

Ello estaría a tono con las acciones que ha decidido la Casa Blanca respecto a Miraflores, pues no ha habido ninguna medida de gran envergadura que indique la "normalización de las relaciones", si bien hay un canal de negociación entre ambos gobiernos que ha llevado, entre otras cosas, a la emisión de las licencias en muestra de supuesto alivio del bloqueo.

Un posible punto de inflexión

El sector de tenedores expone, a través de FT, una crítica a la estrategia de sanciones de la Casa Blanca, que se añade a la falta de oportunidades para poder cobrar los intereses y pagos de deuda:

"Los inversores se han quejado de que el efecto de las sanciones comerciales de bonos ha sido obligar a los fondos estadounidenses a vender sus tenencias venezolanas a compradores cuyas operaciones son menos transparentes, por ejemplo, las ubicadas en Oriente Medio o Türkiye”.

Y remata citando a un ejecutivo de inversiones: "Estos bonos terminan en jurisdicciones hostiles (…) Estados Unidos está regalando su influencia y su capacidad para ser un jugador en la reestructuración de la deuda venezolana".

Así, los tenedores observan que los sanciones han tenido un efecto búmeran y repercutido de manera negativa a los intereses corporativos de su propio país respecto a Venezuela. Forbes, teniendo en cuenta esto, afirma que la sanciones a los bonos venezolanos son contraproducentes.

Además, se debe contar el esencial factor energético en la ecuación, ya que Washington ha tenido que recurrir al petróleo venezolano para intentar equilibrar el mercado global energético a su favor, tras bloquear los productos rusos hacia el eje noratlántico. Por ello mismo, la Unión Europea también tiene interés en que cambie el esquema de sanciones.

"Sin embargo, quienes han seguido de cerca las conversaciones entre Estados Unidos y Venezuela dicen que no hay garantía de un acuerdo", finaliza FT, que cita a "otra persona cercana a las conversaciones" para argumentar que el tiempo se está acabando para que ocurra una negociación exitosa: "Si las primarias van y vienen y no hay acuerdo, entonces no habrá acuerdo".

Las primarias de la Plataforma Unitaria Democrática están pautadas para el próximo 22 de octubre. Tal parece que, según FT, los inversionistas interesados en el levantamiento de las sanciones contra Venezuela tienen esta fecha como un punto de inflexión para su agenda y está presionando a la Casa Blanca para que tome acciones en ese sentido.

Este reporte, que puede leerse como parte de una campaña de relaciones públicas de uno de los sectores financieros interesados en la deuda venezolana, se publica en el contexto de la gira del presidente Nicolás Maduro por la República Popular China, en la que se están alcanzando acuerdos bilaterales de cooperación en sectores estratégicos, en las áreas de economía, finanzas, comercio y energía, entre otros, donde se esperan inversiones importantes por parte del país asiático en Venezuela.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<