Mar. 20 Abril 2021 Actualizado ayer a las 4:56 pm

ejedelmal000.png

Científica iraní con muestras de la vacuna hecha en la República Islámica (Foto: Abedin Taherkenareh / EPA-EFE)
China, Cuba, Irán y Rusia a la vanguardia

El "eje del mal" desarrolla sus propias vacunas con apoyo mutuo

La carrera por las vacunas ha hecho que la pandemia global siga develando las verdaderas reglas del juego político mundial. Disputas por territorios, recursos y hasta la hegemonía cultural que Occidente ha buscado imponer al resto del mundo mediante su locomotora globalizadora han quedado al desnudo hoy en día.

Existe una lista de países que los países occidentales consideran amenazas por no ceder en dichas disputas ni privilegiar al “mercado” (sus transnacionales) por encima de todo, diversos han sido los conflictos establecidos y los métodos de guerra no convencional para lograr cambios de sus regímenes que se intensifican a medida que fracasan.

La carrera global por las vacunas, fiesta de privilegios

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al 18 de febrero de 2021, había al menos siete vacunas distintas que los países empezaban a administrar en tres plataformas, concediendo prioridad en todos los casos a las personas vulnerables. Además, hay más de 200 vacunas experimentales en desarrollo, de las cuales más de 60 están en fase clínica.

De acuerdo con un reporte de la Unidad de Inteligencia de The Economist, Reino Unido, Estados Unidos, Israel, Hong Kong, Singapur y la Unión Europea (UE) serán los únicos territorios con toda su población adulta vacunada antes de que finalice 2021.

Por otra parte, naciones de ingresos altos como Canadá, Japón y Australia, y países de ingresos medios, como México, Chile, Argentina, Brasil, Rusia y Sudáfrica podrán alcanzar el objetivo hacia mediados de 2022. En cambio, casi todas las naciones de África y el Triángulo Norte de Centroamérica no verán cumplido ese objetivo sino hacia finales de 2023, un año y medio después de que los primeros países alcanzaran la meta.

El informe de The Economist toma en cuenta aspectos como contratos de compra, producción, disponibilidad de vacunas, tamaño de la población y la logística de vacunación desplegada. De acuerdo con datos recopilados por el Duke Global Health Innovation Center de la Universidad de Duke, los países o entidades que poseían la mayor cantidad de dosis ordenadas por cantidad de habitantes eran los siguientes:

ejedelmal001.png

Pedidos confirmados de dosis de vacuna contra la covid-19 por persona según los países o entidades (Foto: The Economist)

Como se observa en la lista anterior, muchos países ricos como Canadá, en el que habitan 36 millones de personas, cuenta con dosis suficientes para vacunar a 169 millones, casi cinco veces más que su población total. Japón cuenta con una población de tamaño similar a la mexicana, pero ha garantizado la compra de 314 millones de dosis, con lo que podrá cubrir sin dificultad a su población adulta, sin tener que recurrir a compras adicionales.

No solo sucede que la mitad de los inventarios de vacunas están reservadas para el 15% de la población mundial, tampoco que se han desarrollado mecanismos de apartheid y asedio, sino que se busca implementar mecanismos de control como, por ejemplo, el pasaporte digital exigido para las personas que ingresen a la UE.

Aun cuando no es obligatorio el hecho de vacunarse, la UE presentó a comienzo del mes en curso una propuesta para introducir su "pasaporte de vacunas" para ayudar a la libre circulación dentro del bloque, pero solo será válido con las vacunas aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), es decir, Pfizer/BioNtech, AstraZeneca, Moderna y Johnson & Johnson.

Los países que Estados Unidos y sus países satélites han determinado como “eje del mal” iniciaron acciones tanto para desarrollar sus propias vacunas como mantener altos niveles de cooperación desde que comenzó la pandemia. Ha sido así como, a un año de la peor emergencia sanitaria del actual siglo, han buscado sortear el manejo interesado de ese bloque imperial que mantiene sanciones sobre más de una cuarta parte de las personas en la Tierra.

Rusia dio el primer paso de muchos

Ha sido el primer país en registrar una vacuna contra el coronavirus, pero hay más de 20 en fase de pruebas y desarrollo, todas distintas entre sí. Aun cuando las desarrollan las mismas instituciones, cada una tiene sus propios "matices".

En fase 3 de ensayos clínicos están la Sputnik V, la primera registrada del mundo y la vacuna siberiana llamada EpiVacCorona.

EpiVacCorona se está investigando en el centro científico siberiano Vector, fundado en 1974 principalmente como un laboratorio dedicado a la investigación militar. Es una vacuna basada en proteínas y péptidos virales, lo que supone que estas proteínas no se producen en las células del paciente, sino que se inyectan directamente en el cuerpo junto con sustancias sensibilizantes a las que reacciona el sistema inmunológico.

El 12 de agosto comenzó la tercera etapa del estudio, que se considera la más importante, ya que todos los efectos secundarios improbables se pueden identificar en una muestra grande. Participaron más de 2 mil personas de Rusia, Arabia Saudí, Brasil, México, Emiratos Árabes Unidos y otros países. La vacuna se registró en Rusia en octubre.

Sputnik V, que fue desarrollada por el Instituto de Epidemiología y Microbiología Gamaleya del Ministerio de Salud ruso, en un proyecto conjunto de investigación con 48º Instituto Central de Investigación del Ministerio de Defensa ruso, tiene tres análogos en el mundo: la vacuna de Oxford-AstraZeneca, la de la empresa china CanSino y la de Johnson & Johnson. Todos están desarrollando una vacuna adenoviral, no con dos, sino con un vector. Esta vacuna se lanza en dos etapas: primero un vector, luego el segundo.

The Lancet, una de las revistas médicas más antiguas y respetadas del mundo, ha publicado los resultados provisionales de un ensayo clínico de fase III de Sputnik V, confirmando la alta eficacia y seguridad de la vacuna. El jefe del Fondo de Inversión Directa de Rusia, Kirill Dmitriev, informó que es una de las tres vacunas en todo el mundo que tienen una eficacia superior al 90% y que supera a las otras dos en términos de seguridad y facilidad de transporte debido a los requisitos de almacenamiento de +2 a +8ºC y un precio más asequible.

China, vacunas con bajos niveles de efectos secundarios

El pasado lunes 15, China autorizó el uso de emergencia de una nueva vacuna desarrollada por su Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), esta consta de subunidades proteicas, según informó un comunicado publicado por el Instituto de Microbiología de la Academia China de Ciencias. El fármaco fue desarrollado de forma conjunta por Anhui Zhifei Longcom Biopharmaceutical Co. Ltd. y la Academia China de Ciencias y fue aprobada para su uso en Uzbekistán el 1° de marzo.

Los otros tres principales laboratorios chinos que han desarrollado vacunas contra la covid-19 son Sinopharm, CanSino y Sinovac. Sinopharm ya tiene dos vacunas que han sido desarrolladas, una a partir de un coronavirus obtenido de un paciente en Beijing y otra de un paciente en Wuhan.

Ambos tipos de virus se cultivaron y, de ellos, se obtuvieron dos vacunas que se desarrollaron siguiendo el tradicional método de inactivarlos con sustancias químicas para que los virus pierdan su capacidad de causar infección, pero mantengan su capacidad de despertar la formación de anticuerpos neutralizantes por el sistema de defensa.

Los resultados publicados en The Lancet, en enero del 2021, muestran que la vacuna desarrollada en Beijing, ya aprobada en China, es segura y capaz de estimular la producción de anticuerpos neutralizantes. Requiere dos dosis y su eficacia fue estimada en 79,34%, por lo que el 31 de diciembre fue aprobada para uso de emergencia por la entidad reguladora china.

Ambas están siendo probadas en fase 3, mayormente en 10 países de América Latina y el Medio Oriente, y una gran ventaja para su uso en países de medianos a bajos ingresos es que no requiere de congelación para su almacenamiento y transporte.

Por otra parte, CanSino, en asociación con el Instituto de Biología de la Academia de Ciencias Médicas Militares de China, ha desarrollado una vacuna de una dosis que se basa en un vector, un virus de resfrío llamado Ad5. The Lancet y sus estudios de fase 2, publicados en julio de 2020, demostraron que la vacuna producía una fuerte respuesta inmunitaria y, en un movimiento sin precedentes, el Ejército chino aprobó su uso en junio por considerarlo un "medicamento especialmente necesario". CanSino comenzó en agosto sus estudios de fase 3 en varios países, incluidos Pakistán, Rusia, México y Chile.

Mientras que Sinovac, una empresa privada china, desarrolló una vacuna llamada CoronaVac que está basada en un virus inactivado como la de Sinopharm. Sus estudios de fase 1-2 se publicaron en The Lancet, en noviembre de 2020 y se demostró que, en 743 voluntarios, tenía una producción comparativamente modesta de anticuerpos neutralizantes, sin que se presentaran efectos adversos graves.

La eficacia de CoronaVac ha sido objeto de incertidumbre, en un estudio de fase 3 desarrollado durante enero pasado en Brasil, alcanzó un 50,38% de eficacia promedio, destacándose que pudo prevenir casi el 78% de casos leves y el 100% de casos moderados y severos.

Con excepción de la de Sinovac, todas tienen altos niveles de eficacia y han demostrado bajos niveles de efectos secundarios. Por su almacenamiento en refrigeradores comunes, tienen gran ventaja de uso en países de medianos y bajos ingreso pero, según expertos, serán de las más caras en el mercado.

Cuba, pionera en Latinoamérica y el Caribe

La isla caribeña desarrolla en forma simultánea cinco candidatos vacunales: Soberana 01, Soberana 02. Soberana Plus (o Soberana 1A), Mambisa y Abdala, en febrero pasado su gobierno anunció que se les ofrecerá la oportunidad de vacunarse a los turistas que lleguen y si así lo deseen.

Vicente Vérez, director del centro de investigación médica del Instituto Finlay de La Habana, anunció la intención de producir 100 millones de dosis de la vacuna Soberana 02 este año e inocular a toda la población cubana de 11,3 millones de personas. Más recientemente, el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, destacó que dos provincias entrarían a la fase 3 de los ensayos clínicos del candidato vacunal Abdala, que será aprobada por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos de Cuba (Cecmed).

El grupo empresarial BioCubaFarma también anunció que el sistema productivo de Abdala, integrado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) y la empresa Laboratorios AICA, tiene garantizadas las dosis necesarias para dicha fase que incluiría 42 mil personas.

Soberana 02 es el primer proyecto latinoamericano en la lucha contra la covid-19 en llegar a fase 3, ya se comenzó la aplicación de la primera dosis de la vacuna y del placebo en más de 44 mil voluntarios de ocho municipios de la provincia de La Habana. Se aplicará una segunda inyección transcurridos 28 días y en un número de casos se adicionará una tercera dosis de refuerzo con otro candidato vacunal cubano, el Soberana 01A o Soberana Plus, que estará destinada a personas convalecientes de la enfermedad.

El presidente del grupo estatal BioCubaFarma, Eduardo Martínez, dijo al diario oficial Granma que se espera contar "a más tardar" en agosto con las millones de dosis de la vacuna que necesita para inmunizar a "toda" su población, y después continuará fabricándolas para ayudar a "países amigos".

Irán avanza decididamente con vacuna sancionada

Las autoridades iraníes han denunciado una y otra vez el impacto negativo del "terrorismo económico y médico" de Washington y las restricciones que dificultan las importaciones de medicamentos, equipos y artículos de primera necesidad, y las califican de "crímenes de lesa humanidad".

En febrero pasado iniciaron los ensayos clínicos en humanos de su segundo candidato vacunal contra la covid-19 de por lo menos ocho, llamado Razi CoV-Pars, que es tanto inyectable como intranasal y está basado en proteínas de covid-19 recombinantes.

La primera, COVIRAN Barekat, ha entrado en sus fases 2 y 3 de ensayo clínico mientras que Razi COV-Pars, es una vacuna recombinante de proteína S o espiga del virus, tipo ARN mensajero. Será administrada mediante inyección e inhalación, fue desarrollada por uno de los centros investigativos más antiguos y reputados del país, el Instituto de Investigación de Vacunas y Sueros Razi.

ejedelmal002.jpg

Un miembro del personal médico del Hospital Imán Jomeini recibe una dosis de la vacuna Sputnik V en Teherán el pasado 9 de febrero (Foto: Reuters)

En febrero pasado, Minu Mohrez, miembro del Comité Nacional para el Manejo y la Lucha contra el Coronavirus declaró que la COVIRAN Barekat es tan eficaz para combatir la variante británica del nuevo coronavirus como el virus original (90% en humanos) y, hasta ahora, no ha habido ningún efecto secundario por su inoculación.

A finales del año pasado, las autoridades iraníes afirmaron que el país tiene la capacidad de producir cerca de 1,5 millones de dosis de COVIRAN Barekat al mes, una cifra que ascenderá hasta situarse en doce millones de dosis mensuales durante el próximo semestre. Sus desarrolladores fueron sancionados por Estados Unidos inmediatamente después de la orden del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, que prohibía la compra de vacunas estadounidenses, calificándolas de poco fiables.

El pasado martes 16 fue presentada Fakhra, la tercera que entra en la fase de ensayos clínicos en el país, por la Organización de Investigación e Innovación en Defensa de ese país que la comenzó en diciembre de 2019 y ha pasado satisfactoriamente la primera fase de ensayos clínicos.

Cabe indicar que esta vacuna rinde homenaje al científico iraní asesinado el pasado noviembre de 2020, Mohsen Fajrizadeh, quien además dirigió el proyecto de la vacuna hasta su fallecimiento. Las autoridades y los funcionarios sanitarios iraníes han afirmado que en tres meses Irán se convertirá en el principal fabricante de vacunas contra el coronavirus en Oriente Medio.

Diplomacia pandémica versión Occidente: No hacer ni dejar hacer

Las acusaciones de uso de las vacunas como arma geopolítica o de "diplomacia de vacunas" no se han detenido desde que comenzaron a ser desarrolladas, pero se han intensificado con la distribución. Al respecto, la prensa global ha dividido el mundo en dos campos: uno representado por los países inoculados con vacunas chinas y rusas y el otro con vacunas estadounidenses y europeas.

Estados Unidos y sus aliados, mientras presumen de sus propias vacunas, cuestionan la seguridad y eficacia de las vacunas chinas y etiquetan a China y Rusia como los pioneros de la campaña mundial de "diplomacia de las vacunas".

Por su parte, los gobiernos de China, Cuba, Irán, Nicaragua, Corea del Norte, Rusia, Siria y Venezuela, todos bajo sanciones de Estados Unidos, enviaron una declaración conjunta al Secretario General de las Naciones Unidas, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y al Director General de la Organización Mundial de la Salud pidiendo el fin del bloqueo económico unilateral estadounidense, por ser "ilegal y flagrantemente viola el derecho internacional y la carta de las Naciones Unidas".

Lo cierto es que los resultados muestran que la investigación estatal sobre vacunas covid-19 en Rusia, China, Irán y Cuba venció a la "asociación público-privada" estadounidense, el gobierno ruso anunció en agosto pasado que había registrado la primera vacuna covid-19 del mundo, llamada Sputnik V, a la vez que Trump ironizaba sobre la vacuna y sobre la gravedad de la pandemia.

Como respuesta, ya usual, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos impuso sanciones al 48º Instituto Central de Investigación de Rusia por estar asociados con programas rusos de armas químicas y biológicas, supuestamente, mientras su programa, llamado "Operación Warp Speed", eliminaba miles de millones de dólares de impuestos a la Big Pharma.

A comienzos de marzo, AFP informó que Christa Wirthumer-Hoche, presidenta del consejo de dirección de la EMA, "desaconsejó" a los países miembros de la Unión Europea (UE) que autoricen con urgencia la Sputnik V alegando la insuficiencia de datos sobre las personas vacunadas, así lo habría declarado en una entrevista al canal de televisión austriaco ORF agregando que "es un poco como la ruleta rusa".

Estados Unidos y la UE han estigmatizado a China y Rusia desde agosto pasado, sin embargo Hungría, Serbia, República Checa o Eslovaquia, países miembros de la UE, han optado por las vacunas rusas o chinas debido a que las campañas de vacunación aún no inician en sus territorios luego de casi dos meses, esto debido a la lentitud en la implementación por parte de Bruselas. Como consecuencia se han producido enfrentamientos internos en sus gobiernos y furiosas declaraciones desde la prensa cartelizada de esos países exsocialistas.

ejedelmal003.jpeg

Las fallas en las campañas de vacunación en plena escalada de contagios han vuelto a demostrar el lugar que ocupan los países de Europa Oriental dentro de la UE (Foto: Diario Milenio)

Otros miembros de la UE como Bulgaria, Croacia, Estonia, Letonia y Rumanía están a la espera de la aprobación de la EMA para la Sputnik V; Montenegro, Bosnia y Herzegovina, Macedonia del Norte y Kosovo, aún no han iniciado las campañas de vacunación en plena escalada de contagios, sin calendario concreto para la entrega de vacunas del mecanismo COVAX, sin aprobación del uso de las vacunas chinas o rusas ni el plan de adquisición de la UE. Lituania y Polonia han descartado ambas vacunas.

De este lado del Atlántico: el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos confirmó que su equipo internacional, la Oficina de Asuntos Globales (OGA), "utilizó las relaciones diplomáticas en la región de las Américas para mitigar los esfuerzos de los estados, incluyendo Cuba, Venezuela y Rusia, que están trabajando para aumentar su influencia en la región en detrimento de la seguridad de los Estados Unidos".

Altos niveles de cooperación dentro del "eje del mal"

Ante la guerra implantada en contra de los países no alineados a la visión unipolar impuesta Estados Unidos se han llevado a cabo acciones basadas en la multipolaridad, algunos ejemplos:

  • Desde el comienzo de la pandemia, Rusia y China han mantenido intercambios de alto nivel y se ha profundizado la confianza política mutua y la cooperación pragmática en diversas áreas, particularmente en el compartir de experiencias en prevención, control y tratamiento, además, han buscado promover la investigación científica conjunta, abordar las amenazas y desafíos comunes y mantener la seguridad de la salud pública mundial.
  • El anuncio de la inoculación de la vacuna Soberana 02 a partir de abril próximo en Irán realizado en febrero pasado debido al desarrollo conjunto del medicamento entre Cuba y la República Islámica. Ambos países llegaron a un acuerdo a principios de enero para cooperar en la complementación de evidencias clínicas del candidato vacunal cubano.
  • Mientras se preparan las vacunas iraníes, el país ha recibido dos primeros cargamentos de la Sputnik V y 250 mil dosis de vacunas chinas para la inoculación del personal sanitario y los más vulnerables. Además, Teherán y Moscú han acordado la transferencia de la tecnología de la vacuna a Irán.
  • Con las 17 toneladas de materiales e insumos médicos recibidos desde China, que incluían un lote de 500 mil dosis de la vacuna Sinopharm, se alcanzan "más de 550 toneladas en total, si sumamos los convenios de cooperación y compras que ha hecho Venezuela con otros países y con los organismos multilaterales", declaró el canciller venezolano Jorge Arreaza.

ejedelmal004.png

La cooperación con China ha permitido que, tanto Venezuela como otros países que sufren las “sanciones” de Estados Unidos y sus aliados, cuenten con insumos para enfrentar la pandemia global e investigar cómo vencerla (Foto: Archivo)
  • China ha donado materiales a más de 150 países, regiones y organizaciones internacionales del mundo en medio de la pandemia global, mientras Cuba ha enviado más de 30 brigadas médicas del Contingente Internacional Henry Reeve, para apoyar en el enfrentamiento a la enfermedad. La empresa Changchun Heber Biological Technology Co. Ltd (ChangHeber), elabora más de 180 productos biotecnológicos, entre los que se encuentra el Interferón Alfa-2B, utilizado contra el SARS-CoV-2.

El Boletín China-América Latina que publica anualmente el Centro de Políticas de Desarrollo Global de la Universidad de Boston registró que Venezuela recibió prácticamente la mitad de la ayuda médica que China entregó a Latinoamérica desde el comienzo de la pandemia, de los 215 millones de dólares en ayuda médica que dio a la región, más de 100 millones fueron a Venezuela.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<