Dom. 26 Mayo 2024 Actualizado Viernes, 24. Mayo 2024 - 16:32

OTAN vs. Rusia.jpg

La guerra en Ucrania y el Dombás es una de desgaste entre potencias (Foto: Shutterstock)

Rusia vs. OTAN: en qué punto de la guerra estamos

Dos meses en Rusia, incluidos dos viajes al Dombás, me permiten ofrecer una apreciación realista de la guerra proxy entre la OTAN y el país eslavo, basada en numerosas conversaciones a profundidad con actores importantes, entre quienes hay comandantes en el terreno.

Rusia está despoblando Ucrania de neo y criptonazis de todas las tendencias. Ese fue uno de los objetivos de la Operación Militar Especial (OME) desde el principio, junto a la desmilitarización.

Continúa el objetivo final: lo que quede de Ucrania debería ser neutral, un Estado no-OTAN.

Esto NO se trata de tomar el control del territorio. Rusia ya tiene muchíiiiisima más tierra de la que es capaz de desarrollar, una cuestión que discutí con cierto grado de detalle con gente de varios óblasts —muero por ir a Kamchatka, Altái, Buriatia, Yamal…—.

El Kremlin y el Consejo de Seguridad ruso tienen una clara estrategia. El terrorismo —contra civiles e infraestructuras— NO los desviará de la estrategia.

Estados Unidos, Reino Unido, la Unión Europea (Otanistán) y sus títeres ucronazis en Kiev están cada vez más desesperados con cada segundo que pasa. SU estrategia preferida de ahora en adelante es el terror.

Hay posibilidades de otro ataque sobre el puente de Crimea, así ya lo declaró Kyrylo Budánov, jefe de la Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania. Por no hablar contra civiles en San Petersburgo y Moscú.

El señor 87% [presidente Vladímir Putin] tiene un mandato popular para hacer todo lo que necesite. Dependiendo de la escalada terrorista, la represalia pudiera ser extraordinaria y alcanzar niveles infernales. O no.

Los británicos continuarán obsesionados con inundar la mayor cantidad de barcos posibles en el mar Negro con drones y misiles crucero. La información de los objetivos proviene de los aviones espías de Estados Unidos y Reino Unido con base en Rumania. Rusia no los está "neutralizando"… aun.

Drones, misiles y cohetes Himars están demoliendo refinerías Rusia adentro; diezmando la flota del mar Negro; y eliminando constantemente vehículos de combate. La OTAN sí tiene una ventaja tecnológica sobre Rusia en algunos campos importantes, y es por eso que la guerra proxy se prolonga continuamente.

Y se continuará prolongando. Porque Rusia todavía no tiene todo lo que se necesita para desgastar a los estadounidenses y a la OTAN. La única certeza es que habrá más "sorpresas" de guerra asimétrica en reserva.

La CIA y el MI6 continuarán tramando su arquitectura terrorista a través de toda clase de proxies, y no solo vía Estado Islámico del Gran Jorasán.

Nada indica que Moscú contraatacará directamente. Porque ello significaría una guerra abierta y caliente entre Rusia y la OTAN.

Todo lo anterior explica la vigente —y declaradamente exasperante— estrategia rusa. Una picadora de carne a lo largo del frente. Mínimas bajas rusas. Objetivos detallados para eliminar prácticamente toda la infraestructura eléctrica de Ucrania.

Aun así, la desmilitarización —sin duda en progreso— eventualmente tendrá que llegar a la etapa de la decapitación del régimen.

Y el corolario será inevitable: rendición incondicional. Simplemente no hay otro escenario posible para Moscú.

Al final del juego, Rusia no pedirá "negociaciones".

El meollo del asunto se estableció en el proyecto tratado en diciembre de 2021 sobre la "indivisibilidad de la seguridad", que los estadounidenses apenas leyeron y ciertamente no entendieron.

El Oso puede esperar. Todo está ahí. Dependerá del Hegemón decidir finalmente si sentarse en la mesa. Antes de ser totalmente humillado, tarde o temprano, con o sin terror, en el suelo oscuro de Novorossiya.


Este reporte fue publicado el 5 de abril de 2024 en el canal de Telegram de Pepe Escobar, la traducción fue realizada por Ernesto Cazal

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<