Dom. 26 Mayo 2024 Actualizado Viernes, 24. Mayo 2024 - 16:32

Photographer- Dwayne Senior:Bloomberg.jpeg

Industria gasífera en España (Foto: Dwayne Senior / Bloomberg)

El gas ruso continúa fluyendo en España (y Europa)

Un reporte del Ministerio para la Transición Energética y el Reto Demográfico de España registra que en mayo pasado los principales proveedores de gas natural a ese país eran:

  1. Argelia con una cuota de 28,4%.
  2. Rusia con 27,9%.
  3. Nigeria con 19,6%.

En ese mismo mes, Bloomberg publicó que las importaciones de gas ruso desde España aumentaron 84% a partir del inicio de la crisis ucraniana hasta febrero de este año. Se suma a esa encrucijada Argelia, el tradicional vendedor de tal hidrocarburo al país ibérico, con la suspensión del Tratado de Amistad y Buena Vencidad en junio de 2022.

No obstante, de acuerdo con los datos previos y declaraciones de las autoridades argelinas, su país ha cumplido con los contratos de gas con España.

A pesar de la imposición de "sanciones" a la industria gasífera rusa, España ahora es el principal comprador de gas de ese origen. Aunque, a inicios de julio, la ministra para la Transición Ecológica del Reino, Teresa Ribera, admitió que el gobierno español continúa comprando el recurso al país eslavo pues "no hay norma, ni europea ni nacional, que lo prohíba expresamente porque no hay limitaciones a esa importación".

La ministra justificó cómo su gobierno finge demencia a conveniencia con la mencionada adquisición: "Vivimos en un país donde el Estado de Derecho y las reglas a veces nos presentan circunstancias que no son las favoritas".

Por otro lado, Ribera hizo un llamado a las comercializadoras europeas para que buscaran "cauces alternativos" al gas ruso.

El Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA, por sus siglas en inglés) señaló que actualmente España reexporta el gas que importa, y los mayores compradores son Italia, a través de envíos de Gas Natural Licuado (GNL), y Francia, a través del gasoducto VIP Pirineos.

En definitiva, el hidrocarburo ruso, de forma tercerizada, continúa llegando a los países miembros de la Unión Europea (UE).

Grafico gas españa.jpg

Importaciones de gas de España (Foto: CORES)

En este caso, según datos de Gas Infrastructure Europe, España funge como uno de los mayores poseedores de capacidad de almacenamiento de GNL y cuenta con una de las mejores infraestructuras para la regasificación en la UE y el Reino Unido.

Sin embargo, el impedimento hasta ahora son las interconexiones con el resto del continente europeo.

Por ello, con las distintas rutas de suministro, contando a Cardón IV en Venezuela a través de la asociación de Repsol con PDVSA, España dispone seis grandes terminales de GNL y una extensa red de gas. En términos de seguridad energética, el Reino podría garantizar el suministro hacia Europa en casi cualquier situación, cuya clave sería mantener relaciones de respeto o prudencia ventajosa con los países detentadores del recurso que revende.

De esta manera, y dejando las torpezas políticas detrás, el gobierno de España podría proyectar al Reino como un probable hub de distribución de gas en reventa a la UE.

Pero cada "torpeza" forma parte del gran negocio de las fuentes energéticas bajo régimen de "sanciones": disminuyen los precios de los hidrocarburos respecto a lo que marca el mercado con la excusa de los riesgos por sobrecumplimiento "sancionatorio"; al comprar tales recursos a valor reducido, se saca provecho con la reventa. Se trata del "bachaqueo europeo".

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<