Lun. 06 Diciembre 2021 Actualizado 11:18 am

sputnik.jpg

Movilizaciones rusas en el Mar Negro (Foto: Sergey Malgavko / Sputnik)
Con injerencia EEUU-OTAN

Coordenadas para comprender las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania

Pareciera que es costumbre que los navíos de la Armada de los Estados Unidos ingresen al Mar Negro, con intenciones de provocar a Rusia o de hacer ver que mantienen su presencia en espacios de otras latitudes, y con más razón en esa zona.

Después del golpe de Estado de 2014 en Ucrania, bajo la figura de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) o de Estados Unidos propiamente, los buques de guerra y exploración han visitado, en repetidas ocasiones, la zona del Mar Negro.

En esta ocasión, se evocan dos hechos destacados:

  • En 2018, buques de guerra ucranianos cruzaron el mar fronterizo con Rusia, ignorando las advertencias de la Seguridad Federal de Rusia (FSB) para que abandonaran esa zona.
  • Era enero de 2019, cuando el buque estadounidense, USS Fort McHenry, se dirigía al Mar Negro, creando tensiones en ese espacio.

Hace días, la agencia de noticias rusa TASS informaba que dos buques de guerra de la Armada estadounidense navegarían en los próximos días por el estrecho del Bósforo hacia el Mar Negro y esperan retirarse a principios de mayo. Con esto, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Alexander Grushko, señalaba que el aumento de las actividades de la OTAN en el Mar Negro es un factor que complica la seguridad en la región.

En respuesta, Rusia ha trasladado 15 buques del mar Caspio al mar Negro después de que Estados Unidos hiciera una movida similar. Además, se suma que los combates en el este de Ucrania se están intensificando y los ciudadanos rusos que viven en Donbás están en la línea del fuego.

Con esta entrega se pretende dar un repaso sobre este importante escenario geopolítico que continúa en plena faena, tomando en cuenta desde el principio lo que explica el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, en su libro La Escalada de Tucídides, al mencionar que Rusia es un actor fundamental de cualquier proyección geopolítica del futuro, mientras estamos presenciando una guerra multifuncional en dos planos:

  1. La guerra no convencional o de quinta generación que denominan comercial. Aquí se incluyen proyectos geopolíticos como las dos nuevas Rutas de la Seda planteadas por China.
  2. Estados Unidos peleando para evitar que esto se logre.

Bajo estos dos planos y otros elementos estudiados en su investigación, el ministro venezolano concluye que "la lucha se escenificará con toda certeza a partir del año 2021", los actores en pugna mostrarán la garra militar. El quiebre del rol de Estados Unidos como hegemón tanto en el punto de vista atómico como económico es notable, y concluye que "la decisión de China de aprovechar la evidente debilidad en aumento, marcan la pauta del no retorno".

Asimismo, el General en Jefe venezolano señala que Rusia es clave tanto para Estados Unidos como para China, porque Rusia es el alfil que se mueve en diagonal y hacia ambos lados según sus intereses. Es por ello que este tablero para el Nuevo Orden Mundial será tripolar: China, Rusia y Estados Unidos.

Radiografía del tablero

El Mar Negro es semicerrado; para ingresar a él se deben atravesar los flamantes Bósforo y Dardanelos, ambos jurisdicción de Turquía, país miembro de la OTAN. Desde el enfoque estratégico, la importancia del Mar Negro radica en la conexión ampliada, aparte de Rusia, con otros países, y también por los extensos gasoductos y oleoductos que surcan el mar o tierras aledañas.

Oil_pipelines_in_Europe.png

Los oleoductos que circundan la geopolítica del Mar Negro (Black Sea) (Foto: Archivo)

Ante las provocaciones señaladas, es pertinente señalar parte de la fuerza de defensa y vigilancia que posee Rusia en el rango del Mar Negro para prevenir las intenciones hostiles de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, a saber:

  • Rusia cuenta con la única 15a Brigada Independiente de Artillería y Misiles de Defensa Costera en Sebastopol, y se caracteriza porque puede desplegar sus lanzadores en cualquier lugar de Crimea.
  • Dos escuadrones con más de 24 aviones de combate que también se encuentran en Crimea. Cada uno de esos aviones puede llevar una variedad de armas de ataque, como los aviones caza MiG31K que cuentan con misiles hipersónicos. De igual manera, cuentan con un amplio equipo de misiles que son impulsados por Inteligencia Artificial y poseen alta resistencia a la interferencia.
  • La capacidad de defensa rusa se ha visto reforzada en esa zona después de 2014. Recientemente mil nuevas máquinas de combate y equipamiento especial se incorporaron en el Distrito Militar Sur correspondiente a la Flota del Mar Negro de Rusia.

Cabe destacar que los grandes medios de comunicación occidentales voltean la noticia alegando que estas movilizaciones rusas preocupan, dejando de lado las provocaciones evidentes de Estados Unidos. Los medios en la era Trump buscaban retratar a Rusia como la culpable de la escalada de la crisis en Ucrania.

La vigilancia o movilización preventiva en la mencionada zona no viola la integridad territorial de Ucrania: así lo aseguró el jefe adjunto del gabinete presidencial ruso, Dmitri Kozak. Aunque sí puntualizó que se defendería a los habitantes de las zonas rusófonas del este de Ucrania si se produjera una masacre como la ocurrida en Srebrenica (1995).

También, el canciller ruso Serguéi Lavrov fue enfático sobre este asunto, planteando las siguientes preguntas (la última se responde sola):

"¿Qué hace la Federación Rusa en la frontera con Ucrania? La respuesta es muy sencilla: estamos viviendo aquí, estamos en nuestro país. ¿Y qué hace Estados Unidos con sus buques y militares en Ucrania, a miles de kilómetros de su territorio?".

El secretario del Consejo de Seguridad de la Federación Rusa, Nikolai Pátrushev, concedió una entrevista al diario ruso Kommersant apuntando algunas claves sobre la situación actual con Ucrania:

  • La situación en Donbás es consecuencia de graves problemas internos en Ucrania, y esas autoridades están tratando de desviar la atención de esta manera, es decir, resuelven sus problemas a expensas de Donbás, mientras que la capital del país ha estado fluyendo hacia el exterior durante mucho tiempo.
  • Expresó que no quieren que sucedan enfrentamientos prolongados al borde de la guerra, asegurando que los pueblos ruso y estadounidense no tienen motivos para la enemistad, no estamos divididos, como durante la Guerra Fría, por la ideología. Pero el campo de la cooperación es amplio, concluyó.
  • También comentó que espera que el sentido común prevalezca en Washington.
  • Sobre no hacerse ilusiones acerca de las disculpas estadounidenses: "Estados Unidos arrojó bombas atómicas sobre Japón de forma totalmente innecesaria, aunque sabían perfectamente que Tokio estaba dispuesto a rendirse. ¿Recuerda lo que dijo Obama en su discurso en el acto de duelo de Hiroshima? 'La muerte cayó del cielo'. Y no quiso decir que esta muerte cayó de un avión estadounidense por orden del presidente estadounidense".
  • Pátrushev reafirma el apoyo ruso a la multipolaridad, explicando que los problemas en el mundo de hoy no se pueden resolver sin la cooperación normal entre los principales actores del mundo: Rusia, Estados Unidos, la UE, China e India.

En consecuencia, para Rusia la guerra no es opción pero la defensa debe mantenerse en el despliegue militar que asoma sin disimulos Estados Unidos lejos de sus fronteras y dentro del radio geográfico ruso.

Cualquier presencia de la OTAN/Estados Unidos es provocativa y el show mediático también; recordemos que fue el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el que llamó "asesino" al presidente ruso Vladimir Putin en una entrevista televisada. A eso le llaman "la vuelta a la diplomacia".

Las fichas continúan moviéndose

Como se ha visto, la OTAN ha estado intimidando y amenazando gradualmente la seguridad de Rusia, así se ha evidencia al instalar misiles en las naciones del antiguo Pacto de Varsovia, rodeando a Rusia.

Mientras se escriben estas líneas, esta nueva dinámica geopolítica sigue su curso:

  1. Estados Unidos canceló el despliegue de dos navíos de guerra en el Mar Negro.
  2. Ucrania pide a la OTAN más "sanciones" a Rusia.
  3. La administración de Biden tiene preparada nuevas "sanciones" financieras de gran alcance contra Rusia.
  4. Según Bloomberg, Estados Unidos expulsará a diez diplomáticos rusos.

El caso de Europa es paradójico pues se supedita a la coacción de Estados Unidos, poniendo en riesgo sus propios intereses. Hace días, la Unión Europea lanzó toda la culpa de las tensiones actuales a Rusia, Josep Borrell anunció el apoyo inquebrantable de la UE a Kiev y en concordancia con el Secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, expresó su preocupación por los movimientos de tropas rusas en torno a Ucrania.

El presidente francés Charles de Gaulle en 1962 explicaba que Europa estaba dominada por el "federador exterior", al referirse a Estados Unidos, y vaya que estaba en lo correcto. La obediencia europea a los mandados estadounidenses sólo paralizan el desarrollo de ese continente, plegándolo a las consecuencias negativas de las conocidas "sanciones" u otro tipo de maniobras de presión. En resumidas cuentas Europa no termina de cortar ese lazo controlador que la ata con Estados Unidos, especialmente las naciones vencidas en la Segunda Guerra Mundial.

La gran riqueza de hidrocarburos que se encuentran en la amplia red de oleoductos y gasoductos en esa ruta rusa-europea, hace que Europa se tambaleé a favor de sus beneficios porque en contraposición se topan con las órdenes que le emana Estados Unidos, pues los beneficios en recursos energéticos que puede conseguir Europa al fortalecer las relaciones con Rusia son más que atractivos.

Así que no es de extrañar que la administración Biden se oponga e inicie tácticas de presión para evitar la finalización del Nord Stream 2 (NS2), ya que es uno de los más grandes proyectos geopolíticos y de conexión energética de Rusia con Europa. Tanto Biden como Blinken han pedido que se detenga la construcción del oleoducto, está completado en un 95%.

nord stream 2.jpg

Mapa que muestra el paso del gasiducto Nord Stream 2 de Rusia a Alemania (Foto: Archivo)

Desde Estados Unidos llevan tiempo aplicando "sanciones" y eso no ha detenido al proyecto, no obstante, al observar estas últimas maniobras en el Mar del Norte, se puede inferir el desespero de evitar a toda costa la construcción del NS2 porque evidentemente Estados Unidos perdería su influencia en esa región que por años han tenido bajo el garrote.

Para un escenario improbable y fatalista, si la OTAN materializa una escalada militar sin precedentes, Rusia ha desarrollado recientemente armas hipersónicas de última generación que, al activarlas, tendría un resultado devastador para la UE. Esto si Rusia no tiene otra alternativa para actuar y decide que debe participar militarmente, no se verá influenciada ni intimidada por las noticias falsas occidentales. Actuará sobre la base de los hechos sobre el terreno.

La paciencia, perseverancia y confianza de Rusia en una diplomacia superior en la que todos ganan es ampliamente respetada en el resto del mundo, de hecho, tímidamente esto lo reconocen los líderes de la UE.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<