Vie. 19 Abril 2024 Actualizado 8:53 pm

TWS2.jpg

El fiscal general de la República Bolivariana de Venezuela, Tarek W. Saab (Foto: David Borges Revilla)

Tarek William Saab: "El mayor desafío es la reinvención constante"

Tendrá detractores y defensores activos pero no se puede ignorar con facilidad. Con breves lapsos de descanso, es frecuente que en redes sociales acciones del Ministerio Público (MP) “suenen” y sean parte de la conversación nacional: Tramas de corrupción, delitos sensibles contra víctimas aún más sensibles como violencia física o, hay que decirlo, sexual sobre personas en edad escolar. Gente imputada o condenada por violencia hacia mascotas.

A favor o en contra, generando la opinión en la dirección que sea, el MP de hoy en día ha logrado honrar la segunda parte de su nombre, haciendo público lo que hace casi seis, siete años era un espasmódico silencio institucional y administrativo.  Atrás quedaron aquellas jornadas cuando el suicidio nacional era atizado por el ariete conspirativo y operacional en el que derivó el posicionamiento de quienes dirigían la institución, la cual volcaron —ella misma víctima del ciclo de violencia política anterior, en 2014, para mayor ironía— hacia las acciones de cambio de régimen en 2017, con lo que finalmente otorgaron una explicación política a esa presunta inacción y dejaron claro que nunca obedeció a tal cosa sino que, por el contrario, figuró intencionalmente para contravenir su función constitucional, la que es profundamente sensible para la vida del país.

De ese pasado inmediato a la gestión actual, de su proceso de renovación, adaptación y adecuación que hoy en día demanda la realidad venezolana, cifras de resultados en mano, esta semana el Fiscal General conversó con Misión Verdad un final de tarde cualquiera en la capital de la República Bolivariana.

Tarek William Saab combina una robusta trayectoria en la lucha por los derechos humanos con un grado de profesionalismo que a veces pareciera hasta despiadado, aunado a un espíritu rocambolesco en el que el trabajo duro de fiscalía se combina con el budismo, la reflexión cultural, la promoción de la poesía propia y ajena y el rocanrol.

"A partir del 5 de agosto de 2017, que es cuando la Asamblea Nacional Constituyente me designa en este cargo, yo debo recordar, sin lugar a dudas, el antecedente previo", arranca en la conversación con tono de balance. "El Ministerio Público, que es una institución clave para la democracia venezolana, para el Estado, con el tiempo se fue estancando. Un ciclo que había sido progresivo y veloz en la institución, además de bastante largo, se acabó".

Constituyentista de 1999, resalta la manera en que a la hora de discutir la esencia y naturaleza de la institución fueron muy meticulosos “en cómo articular poco a poco la recreación de lo que tenía que ser el nuevo Estado social y de justicia. Dentro de un esquema de democracia participativa, protagónica, popular, etcétera” en el que la Fiscalía General jugaba un papel central en materia de administración de justicia, lucha contra la impunidad y el recalibramiento en términos históricos cuando venía de estar al servicio de una serie de intereses minoritarios. De su introducción, la idea de un sueño traicionado aparece, y en el centro de esa razón se encuentra la inacción, el proceso de borrado en su funcionamiento.

¿Dejó de existir la fiscalía?

Sí. No fue sólo el período de Luisa Ortega Díaz al frente. Recordemos que ella fue Fiscal General de la República entre 2007 y 2017, pero tuvo el mando casi absoluto del MP desde antes, entre 2000 y 2007; tuvo cargos claves desde los que prácticamente dominaba todas las instancias de poder. Como directora, como asistente al Fiscal General, etcétera. Esa impronta yo diría que duró prácticamente 15 años.

¿Cuál sería esa impronta?

Bueno, nosotros, por ejemplo, descubrimos casos de archivos fiscales o casos inactivos del año 2000, 2003, 2007, 2008, 2010. Algo impresionante. ¿Por qué no están cerrados esos casos, por qué no estaban concluidos? Acuérdate de que el ser humano hace a las instituciones, no solo la letra viva de la constitución. Se fue dando ese distanciamiento de la gente común, de a pie.

Y la denuncia, que tiene que ser un hecho inmediato para que se abran averiguaciones objetivas, independientes, imparciales, con base en el delito que se está cometiendo, llámese delitos graves o menos graves, no se estaban haciendo. Si tú no atacas los delitos menos graves, con el tiempo te estallan en la cara todos los graves.

Ese alejamiento llegó a un punto tal que teniendo un presupuesto tres, cinco veces más grande que el nuestro actual, yo diría que infinitamente superior, veías que normalmente los casos tramitados eran únicamente los "sonados". No sé si me explico. Los casos que explotaban en los medios. Pero en los casos de la gente común, que son los que más se reciben, no ocurría nada. Yo quiero que sepas lo siguiente: Estos últimos casos son los que más recibe el MP, comprobado.

Saab considera que ese indicador se corrobora a partir de un programa que lleva por nombre "El Ministerio Público va a tu comunidad", "Que es nada más y nada menos instalar en las plazas Bolívar de todos los municipios del país semanalmente —va rotándose—, de los más apartados —hasta llegar, ponte, en el mes, dos meses a los municipios urbanos, y así sucesivamente se va repitiendo porque eso dura todo el tiempo—. Eso no es que dura un mes, dos meses: prosigue todos los miércoles de todas las semanas. Los fiscales van a la plaza Bolívar, con el fiscal superior del estado y con los directores que van rotándose, ¿para qué? Para atender a la gente. Para atender al pueblo, que confía en que ahí se le va a escuchar y se le va a tomar en cuenta".

¿Ese sería un ejemplo reciente de lo que considera la refundación?

Yo diría que es una impronta, que es separarse de aquello que te comenté: El distanciamiento, el estancamiento de la institución, la opacidad. En la anterior gestión esto se convirtió en un bufete de algunos directores, fiscales y obviamente la propia Fiscal General y su esposo, para delinquir. Está comprobado. Casos en los que se cobraba; tenían abogados por fuera que enlazaban para la corrupción, la revancha y la venganza. Mira, nosotros nos conseguimos con archivos fiscales postergados, insisto, de temas tan lesivos como violaciones a derechos humanos, femicidios.

No existía la vocación de servicio. No es solo aparentar en la forma que estás ocupando un cargo, sino aguas abajo ejercerlo y todo tu equipo hacerlo. ¿Me explico? Nosotros nos conseguimos, literalmente, lo he dicho varias veces, como una especie de bodega, una pulpería. Puertas adentro esto era una pulpería. Ahí hay videos de la gestión pasada en los que se ve a directores cayéndose a golpes por una coima, por cobrar una extorsión. Hay videos que salieron a la luz pública sobre eso.

Si veían que la máxima autoridad del MP lo hacía, ¿por qué no lo podían hacer ellos? Aparte de la deslealtad, de la traición de simular hechos punibles, de inventar causas en revancha, lanzar una jauría de fiscales contra personas, contra comerciantes, contra empresarios, contra gente del pueblo. El abuso de poder. Aquí nos cansamos de ver cosas así.

Yo quiero explicarte rápidamente que la bandera nuestra dentro de lo que implica el nuevo MP es seguirlo acercando a la comunidad.

La nueva arquitectura del Ministerio Público

En este punto, el Fiscal General establecerá un patrón que llevará buena parte de la entrevista. Ante un caso en particular que actualmente ocupe a la institución de forma sistemática y sistémica, viene el acopio de reformas y de cifras:

"En el año 2019 creamos la Dirección General contra la Corrupción —antes de nuestra llegada no era una dirección general—. Y a partir de ahí se difuminaron varias direcciones de línea. Luego, en el año 2020, lo que se llamaba Dirección de Derechos Fundamentales lo elevamos a la categoría de Dirección General de Protección de Derechos Humanos. No de derechos fundamentales, ni de línea. Si es una cosa de tanto nivel, ¿cómo la vas a colocar como una dirección de línea? Lo más insólito es que todas estas direcciones estaban adscritas a una dirección general llamada Dirección de Actuación Procesal. Imagínate tú, todas las direcciones claves en una sola mano, en un sólo director general quien, por cierto, lo fue en su momento la exFiscal General".

Y continúa: "En la reestructuración eliminamos esa dirección y elevamos otras que antes formaban parte de esta, con lo que les dimos un rango meritoriamente superior. Que la dirección contra la corrupción, que estaba adscrita a la mencionada anteriormente, se elevara a Dirección General contra la Corrupción, para que la de delitos comunes se elevara a Dirección General contra los Delitos Comunes. La Dirección de Ambiente también estaba adscrita a la misma dirección general. Eso no tenía sentido; el derecho humano al ambiente está garantizado por nuestra Constitución y está en los tratados internacionales. Entonces la adscribimos a la Dirección General de Protección de Derechos Humanos. Cada dirección general tiene de tres a cinco direcciones de línea".

La realidad ha demandado otro tipo de direcciones, de instancias…

La propia realidad nos llevó a esto que te estoy comentando.

Desconcentraron todo…

Desconcentramos porque, ¿cómo tú le vas a dar a una dirección general seis, siete direcciones de línea que son todos los delitos habidos y por haber? Eso no tiene lógica ni aquí ni en China, ¿no?

A menos que haya un interés político detrás...

Para mí existía el interés de concentrar todo en una sola persona para controlar todo el MP y, de esa forma, crear impunidad y corrupción. Es la única explicación que yo le veo.

Más reformas: "Otros cambios importantes fueron, por ejemplo, en el área de lucha contra el tráfico de drogas, la creación de la División de Inteligencia Antidrogas, que procesa información relevante las 24 horas del día en materia de narcotráfico. Creamos también la Oficina de Atención a la Víctima, en materia de derechos humanos, que adquirió rango legal en la reforma de la Ley de Protección de Víctimas, Testigos y Demás Sujetos Procesales. Igualmente, en la lucha para mitigar la violencia contra las mujeres inauguramos una sede de servicio de abordaje integral a la víctima de delitos de violencia de género en la avenida Urdaneta, en Caracas".

"También, por ejemplo, es importante destacar las fiscalías especializadas en materia de legitimación de capitales y delitos económicos, en el delito de trata de niños, niñas y adolescentes, y en el delito de trata de mujeres. Se amplió la competencia de la fiscalía 89 nacional en materia ambiental para que conozca casos de derechos de fauna doméstica y silvestre, es decir, maltrato animal. Se cambió la competencia de las Fiscalías 63 y 68 nacionales para que se conviertan en fiscalías especializadas en defensa de los derechos laborales. Y se amplió la competencia de la Fiscalía 60 a especial agrario para que atienda los reclamos del sector campesino. Y también creamos una fiscalía especializada de protección a la comunidad LGBTI, importante para atender todo caso de denuncia que puede haber de discriminación".

"Nosotros nos sorprendimos de que aquí habían menos de media docena de circulares al llegar", dice.

¿Circulares?

Líneas de pensamiento y acción acerca de cómo debe actuar un director general, de línea o un fiscal superior, provisorio o auxiliar. Hemos dictado 68 circulares con lineamientos e instrucciones destinadas a unificar criterios de actuación para cada uno de los representantes fiscales y personal adscrito al MP, ello con base en nuestra competencia que dicta la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, a su vez a partir de la Ley Orgánica del Ministerio Público.

"Por lo tanto, yo te pudiera decir que es impresionante el cambio porque ya se ve. No es que han crecido los casos, es que la gente ahora denuncia y no tiene miedo. Sabe que va a haber una protección; sabe que, como lo dicen las encuestas que hablan sobre la medición de la gestión de las instituciones públicas del país, el MP aparece entre las dos primeras de mayor prestigio. ¿Por qué crees tú? Porque hay respuesta inmediata ante la gente. Obviamente tenemos limitaciones presupuestarias, obstáculos de personal. Tenemos que crear nuevos exámenes, entrevistas para ingresar nuevo personal. Y es una realidad contra la cual se combate todos los días, pero yo siento que el pueblo confía", afirma.

Muy sonado también es el tema de la corrupción, política y administrativa.

Fíjate que durante nuestra gestión, arrancando en agosto de 2017, hemos investigado 26 tramas de corrupción vinculadas, solamente, a la industria petrolera. Solamente. En ellas han sido judicializadas 194 personas, y 75 han sido condenadas, con sentencia definitivamente firme. La reconstrucción de la capacidad en producción petrolera del país pasa por ser inclementes con aquellos que comprometen la ética de la industria. No puedes pensar que puede haber un incremento de la producción petrolera, en medio de todos los acechos, bloqueos, sanciones, si no castigas de manera ejemplar a estos corruptos que sabiendo que existe este dilema se aprovechan para robar.

TSW4.jpg

El fiscal Saab explica en detalle cómo ha reformado el Ministerio Público (Foto: David Borges Revilla)

¿Y la corrupción es un asunto exclusivo del sector público? Es la creencia en la calle. ¿Qué hay del privado?

Se alían a un empresario o un comerciante para delinquir. Por eso le colocamos siempre en esta trama la asociación para delinquir.

En términos generales en los cinco, casi seis años de gestión han sido imputados 15 mil 972 personas por temas de corrupción. Fueron presentadas 6 mil 10 acusaciones, y hay un total de 3 mil 231 personas condenadas, sólo por delitos contra la corrupción. Dime tú cuándo tú tenías cifras como esas en el pasado. Todas estas tienen su número de expediente, su nombre, su apellido, su cédula. O sea, el que quiera revisar lo encontrará.

"Pero hay algo importante", dice ahondando en el punto. "El saneamiento puertas adentro, la lucha contra la corrupción interna. Hemos logrado judicializar a 347 funcionarios de nuestra institución por actuaciones irregulares y la comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones. Sólo te puedo adelantar que en los últimos 20 años, antes de nosotros llegar al MP, esto no existía. La depuración interna con cárcel. Con imputación, con acusación, con condena. ¿Qué significaba esto? ¿Que el MP estaba lleno de monjas y de santos? Mentira, lo que pasa es que no existía un interés por sentar un precedente; yo siempre he dicho: sin sanción no hay prevención. Si sancionas, tú previenes el delito. Igualmente hemos logrado la imputación de 185 funcionarios de los cuales 76 fueron acusados y 39 ya están condenados".

"Tú tenías una curiosidad sobre el auge o reacomodo del crimen organizado", recuerda.

Sí.

Yo ahí quiero destacar, por ejemplo, que eso está ubicado particularmente, y ojalá siga siendo así, en estados fronterizos con Colombia. Zulia, por ejemplo. Detuvimos a tres involucrados en Maracaibo contra aquel supermercado. Puedo informar hoy que todos los involucrados en ambos ataques ya están identificados. Igualmente contra el frigorífico "Tu Finca Express" se solicitaron otras tres órdenes de aprehensión hacia estos criminales que ya están todos identificados.

Ahora, particularmente la lucha contra los grupos estructurados de delincuencia organizada (GEDO), el MP junto con la policía hemos desarrollado un trabajo de penetración sistemática, de persecución, para su desmantelamiento. Se han detenido a 188 integrantes de un total de 13 de estos grupos de delincuencia organizada. Entre ellos se destacan los golpes certeros a la banda del Koki, a la de Wilexis, a la del Picure, al Tren de Aragua, a la banda del Zorrito, a la de Los Maloni, entre otras. Se han librado 318 órdenes de aprehensión, se han solicitado 150 alertas rojas de interpol y han sido condenados 79 de estos asesinos.

Mucha de esa información la conocimos la semana pasada en la rueda de prensa que ofreció, ¿pero hay una interpretación política sobre todas estas GEDO más allá de las sugerencias que ha hecho hasta ahora?

Pienso que es el mal ejemplo, el mal proceder, de macrobandas colombianas. Que de paso han sido llevadas al estrellato con las narcoseries. Que han pasado por una especie de banalización para su normalización en telenovelas donde aparece el capo, el mafioso, sea de drogas o no, como el príncipe azul. Ya el príncipe azul no es aquel del siglo XIX, ahora es un narco, un mafioso porque es quien te maneja el dinero, quien te lava el dinero, quien te puede captar jóvenes, masculinos para que sean cómplices de sus asechanzas y mujeres para que incluso le sirvan en su organización para penetración de otros espacios o para cualquier tipo de otra relación al margen de la ley.

Por lo tanto, yo creo que se trata de ese mal ejemplo de un vecino de al lado de nosotros, simplemente pegados de estados como Táchira, Zulia, Apure, pero que también han penetrado en Caracas, recordemos eso. Y bueno, nos toca una ardua tarea que yo creo que la hemos explicado bastante en las ruedas de prensa y siento que hoy el país respira. Si tú me permites decir cuál ha sido el logro más importante del MP, aparte del combate al delito en todas sus formas, es que se respira un aire de justicia en Venezuela. Yo lo veo así.

La persona común sabe que ocurre un delito y el MP va a actuar, que los tribunales van a actuar de manera inmediata, que no va a haber impunidad. Eso costó mucho hacerlo. Largas horas, días, semanas, meses, años de trabajo; de reestructurar, de organizar, de pensar; pero siento que estamos en el mejor momento para consolidar esta tarea. Todavía no la hemos consolidado. Hemos andado un largo camino, pero vamos hacia la consolidación de este trabajo.

Debe haber nuevos desafíos, ¿no?

Yo creo que el desafío más importante es la reinvención permanente. La transformación permanente con base en lo que va ocurriendo en el mundo. Fíjate tú en el tema de la pedofilia, el tema de los pederastas: Eso hasta hace unos años era visto casi que como una monstruosidad. Bueno, ahora hay movimientos de opinión internacional que van penetrando para que menores de edad, en edades de niños, preadolescentes, vean como normal tener una relación sexual con un adulto y que eso no se vea como que el tipo es un pederasta o un pedófilo. Incluso una ministra española llegó a decir que es un derecho de los niños a su sexualidad tener relaciones consensuadas con un adulto. Pero, por dios, en qué cabeza cabe eso.

Teóricos de esas tendencias lo llaman sin decoro alguno "sexo intergeneracional".

Imposible. Porque eso destruye física y psíquicamente a una persona. Una niña, menor de edad, imposible que pueda sostener sanamente una relación sexual con un adulto, por Dios. Si hasta a un adolescente le es difícil y hasta a un joven. Calculemos entonces a un niño. Aquí estamos hablando de que están postulando y promoviendo el matrimonio infantil. Para mí, esas propuestas son una mutación para legalizar, permisar y banalizar la pedofilia y la pederastia. Y no lo podemos permitir, eso se tiene que castigar con la máxima pena que establecen nuestras leyes.

Aquí se repite el patrón de establecer los respectivos indicadores: "En ese sentido, yo quiero destacar que más bien la violencia criminal en el país, por todo esto que te estoy narrando, ha disminuido. Algunos delitos en específico se han hecho visibles, obviamente, gracias al esfuerzo que hace el MP por castigarlos, por sancionarlos, en ello destaca especialmente el área que estamos hablando: Los ataques contra niños, niñas y adolescentes. En el año 2022 se registraron en el país un total de 1 mil 987 casos por el delito de abuso sexual a niños, niñas y adolescentes con 2 mil 205 víctimas. Hubo en el año mil 700 personas imputadas, 2 mil 155 acusadas y 867 condenadas. Yo quiero aquí hacer una pausa. Esto no es que empezó el año pasado o los años antepasados, no, es que antes no se denunciaba, había temor".

Y agrega un caso para reforzar la tesis de que esos intentos de normalizar esas abominaciones provienen de más arriba, aludiendo de forma indirecta al escándalo en torno a Jeffrey Epstein: “Recordemos que, en los Estados Unidos, inclusive llegó a haber una isla llamada la isla de la pedofilia donde llegaron a ir aproximadamente 500 personalidades, celebridades del cine, de la televisión y de la política. Incluso jefes de Estado. Son terribles los nombres que ahí aparecen. Un venezolano aparece ahí también, entre otros.

Esas, aquí en Venezuela, son cifras alarmantes…

Pero es que, óyeme, había temor a la denuncia. Porque casi siempre son vecinos, familiares que amenazan a los niños y niñas. Ya no. Ya, inmediatamente, aparece la denuncia del familiar del niño, del propio niño, del propio adolescente. Yo creo que, más bien, la sanción está permitiendo que haya justicia. Que no queden esos casos de impunidad porque luego se tornan reincidentes. El pedófilo, el agresor sexual, es reincidente contra la misma víctima y contra otras. Si no se denuncia, hermano, perdóname, estas cifras pudieron haber sido el triple.

Yo creo que estamos logrando, repito, este objetivo. Nosotros hemos hecho una campaña importante. Cuando te digo campaña son cursos, talleres, foros y conferencias en los que yo mismo he participado, llamados "Pedofilia es crimen". Los iniciamos en el mes de septiembre del año pasado como estrategia dirigida a prevenir estos repugnantes delitos y hemos visitado 416 centros escolares con actividades formativas y el ejercicio de visibilización de todas estas víctimas con una participación de 21 mil 90 personas entre estudiantes, docentes, padres, madres y representantes.

¿Qué tal ha sido la reacción?

Mira, apoyo absoluto y total. Era algo de lo que no se hablaba pero que estaba aguas abajo y existía. Entonces yo creo que hemos logrado, incluso, visibilizar tópicos como el bullying.

Que tampoco se consideraban al nivel que tienen ahora, tanto por su castigo como por el modo de entenderlo.

Hemos descubierto que el acoso escolar existe desde décadas pasadas. Que antes lo llamaban chalequeo. No. No es chalequeo, hermano, muchos de esos niños han desertado de sus liceos, de sus escuelas, incluso de la universidad. Desertado. Otros se han intentado suicidar. Y otros han terminado en tratamiento psiquiátrico. Esto no puede tomarse como un juego.

Sentamos un precedente imputando con base en la Ley de Responsabilidad Penal de Niños, Niñas y Adolescentes a los mayores de 14 años. A los directores de colegios que han sido permisivos también los hemos imputado porque hemos visto cómo los padres hacen una denuncia de una víctima, que ha sido literalmente apaleada, brutalmente golpeada por sus compañeros, y no ha actuado el colegio.

Cifras e indicadores: "Hemos realizado 605 actividades en 316 centros educativos públicos y privados, con una participación de 15 mil 564 estudiantes, docentes, padres, madres y representantes. Respecto a los casos de acoso escolar, en el año 2022 se registraron en el territorio nacional un total de 271 casos con 413 víctimas, porque en un caso puede haber varias víctimas. Hay 165 adolescentes imputados, pues tienen que sentir que hay una responsabilidad penal en su mala acción de ultrajar, de golpear, de lesionar a sus compañeros. 121 acusados, obteniéndose 12 condenas".

Un tema recurrente, a veces caricaturizado, otras veces tomado muy en serio, es el de la violencia contra los animales.

Es un hecho que ha sido, yo diría, muy apoyado por la gente y que al principio no se entendió. Pero que ahora yo creo que no hay duda. Desde junio de 2022 hemos contabilizado 541 casos de maltrato animal y hemos detenido a 442 personas por estos hechos. Yo te quiero agregar aquí un detalle: Quien maltrata y mata un animal lo puede hacer contra un niño, porque un animal es un ser vivo indefenso. Lo puede hacer contra una mujer, contra un adulto mayor. Y hemos visto que gran parte de estos agresores tienen antecedentes penales.

Incluso utilizan una modalidad criminal que se llama fetish crush animal. Hemos desmantelado tres bandas en Lara que matan en vivo animales con aplastamiento. Utilizan sus genitales para aplastarlos, pequeños conejos, perritos bebés; utilizan tacones para partirle los ojos, el cerebro y las mujeres están en paños menores gritando mientras graban el crimen. Les pagan 20, 30 dólares a las mujeres, participan mayormente mujeres. Pero hay algo más grave: También utilizan niños. Pornografía infantil. O sea, eso de fetish crush animal con pornografía infantil. Por 30 dólares el video. Luego el capo lo revende a plataformas pornográficas en el exterior a un precio de 2 mil dólares. Imagínate tú. Hemos desmantelado tres bandas, así que no podemos banalizar este tipo de hechos. También se han presentado casos de venganza: Un vecino se metió con otro, tuvo una pelea y le mata a la mascota. Recordemos que eso es un ser vivo.

TWS1.jpg

Saab defiende su postura ante la agresión contra los animales (Foto: David Borges Revilla)

Está sublimando otros deseos ahí…

Exactamente. Y luego puedes matar a la persona con la que estás rivalizando.

Cambiando el tema. Sobre la Corte Penal Internacional (CPI) y todo lo que implica, ¿qué se puede decir?

En relación con la CPI y otros organismos internacionales, nosotros hemos dicho que tenemos cómo hacer justicia en Venezuela, lo estamos demostrando. Por ejemplo, desde nuestra llegada al MP se han imputado 1 mil 625 personas por violaciones a derechos humanos. Han sido acusadas 1 mil 842, privadas de libertad 860 y hemos logrado que más de 392 sean condenadas. Dime tú dónde se ha visto una cifra como esta en países vecinos.

Nosotros, por ejemplo, a los agresores de Rufo Chacón los castigamos con la condena, con sentencia definitivamente firme de 30 años, por haberle lesionado la vista. En Chile fueron 500 lesionados de la vista, 500, pero no se conoce a quiénes castigaron por ese hecho. En Colombia creo que fueron casi 200. En cambio, nosotros aquí actuamos y ya están condenados.

Las denuncias por violación de derechos humanos recibidas por el MP han bajado. ¿Por qué crees tú? Los funcionarios policiales, los agentes del Estado saben que les va a venir la máxima pena. Han bajado aproximadamente 40% a partir del año 2018. ¿Te das cuenta? Cuando hay sanción, cuando se hace justicia, los delitos bajan. Y ahí está una respuesta. En el 2018 se abrieron 13 mil 234 causas, mientras que en el año 2022 las cifras bajaron a 8 mil 177.

Usted viene del movimiento de los derechos humanos, tiene un largo recorrido en eso y conoce de primera mano el asunto de las ONG, ahora bastante en el centro de la palestra. ¿Qué opina sobre ese tipo de asociaciones en la actualidad en Venezuela?

Yo creo que han involucionado.

¿Por qué?

Algunas han involucionado. Yo pertenecí a los llamados Comités de Defensa de los Derechos Humanos en los años 70, 80 y 90, vinculados a movimientos de la llamada “extrema izquierda”, al PRV-Ruptura, a los Comités de Luchas Populares, a la Liga Socialista. Era normal que si tú militabas en una organización revolucionaria a la vez tenías una responsabilidad en algún frente: Estudiantil, sindical, obrero, de masas, y comités de defensa de derechos humanos para denunciar la represión en contra de estas organizaciones, para solicitar la libertad de sus dirigentes y militantes. Entonces, claro, creo que fueron los embriones, lo más incipiente de una ONG. Con la diferencia de que nosotros no recibíamos ningún tipo de ayuda de nadie. Hacíamos batidas con potes de refresco tapados en los semáforos para poder hacer panfletos mecanografiados, multigrafiados, pintar consignas en las paredes, comprarnos un megáfono, y denunciar la represión contra militantes, contra el asesinato de estudiantes, porque la brutal represión que se vivió en los años 60 dejó secuelas, 5 mil muertos, 55 mil detenidos, aproximadamente 3 mil desaparecidos.

Sólo en la década del 60. Pero eso no se acabó en los 70, ni en los 80 ni los 90. Comenzamos con la muerte de Fabricio Ojeda como líder histórico de la revolución en esos años, pero luego vino la de Jorge Rodríguez en el año 76, después vinieron las grandes masacres ocurridas en los años 80: Yumare, El Amparo, El Caracazo y Cantaura, masacres que dejaron secuelas de decenas de muertos y heridos. En el caso del Caracazo, ¡miles de muertos y de heridos!

Yo creo que había más mística, había mayor compromiso sin pedir nada a cambio. Yo siento que ha habido una involución porque las ONG han sido penetradas por fundaciones estadounidenses o europeas que las han financiado de una manera tal que tú los ves con gastos pagos, viajando en aviones por el mundo entero. Nosotros no teníamos oportunidad.

En todo caso, eso ya está desenmascarado. No puede ser que la involución haya sido tal que la USAID y organismos europeos se dediquen no sólo en Venezuela sino en el mundo a la conspiración política en contra de un Estado mediante la penetracion de ese tipo de organizaciones. Y utilizar el mismo lenguaje político que emplean instancias de extrema derecha, el mismo lenguaje. Es como si fueran los mismos comunicados. Se han desvirtuado y por eso han perdido el apoyo popular. Yo quiero destacarte ese dato: Podrán ser nombradas internacionalmente, pero el apoyo popular lo han perdido absolutamente porque la colectividad se da cuenta, la gente se da cuenta, así que yo creo que no todos están así, no todos, pero yo estoy hablando a nivel general de lo que ha ocurrido.

Actualmente todavía se puede distinguir entre una ONG de derechos humanos legítima, por ejemplo Fundalatin, que no es tan sonada, y otras que aparecen por ahí.

No, las tienen neutralizadas a nivel de visibilidad pública; pero bueno, siento que es un tema que está en el debate, que no es solamente en Venezuela, es en el mundo entero.

Todo esto de la justicia, la impunidad, perder el miedo o conservarlo, ¿es un asunto cultural?

Es un asunto cultural y de conciencia.

¿En qué medida?

Porque mientras más conciencia haya, el ser humano, el venezolano, la venezolana, en este caso, tendrá una herramienta en su mano que no solamente es la denuncia sino que es la lucha, es el debate, es la idea, es la reflexión. Si tú no tienes conciencia no reflexionas, no puedes debatir, no puedes dialogar, te quedas en modo avión. Mutis. Entonces yo creo que el venezolano ha adquirido conciencia política, ideológica, social, más allá de todo error, más allá de toda penetración transcultural, que ha sido brutal.

Y aquí el Fiscal decide glosar un tema desde su matriz cultural y personal, para abordar el asunto de las grandes modificaciones socioculturales que hoy parecen signar al mundo y que, por supuesto, también tocan a Venezuela: “El rocanrol en su momento rompió esquemas. No podemos decir que no era música porque las orquestas eran la polifonía, mientras que el rock era la monofonía. Pero el rock demostró con el tiempo sobrevivir. Y tú ves generaciones de bisabuelos, abuelos, papá, hijos, nietos y bisnietos en un concierto de roncarol. Se ve. ¿Por qué será? Los Beatles sobrevivieron. Neil Young, Bob Dylan, Crosby, Still, Nash and Young sobrevivieron. Te estoy hablando de música de los años 60, ni siquiera de los 70-80. Luego sobrevivió y existe todavía una mutación del rock al pop, por ejemplo los Beegees, una música melódica con voces armónicas, pero con letras, allá iba, letras que te decían algo importante. Incluso, un rock reciente como Coldplay, todas sus letras tienen decencia, respeto al lenguaje, y en su momento se dijo que no era música, que el rock era satanás.

Se comprobó que no era así, todo lo contrario. Yo lo vinculo con los movimientos de contracultura de los años 60, a lo que la generación beat creó entre los años de la década de los 40, 50 y que explotó en los 60 con el renacimiento de las filosofías orientales, del budismo, del cual soy afecto, de los libros que fueron olvidados en los 40 y 50 y que explotaron en los 60 como la obra de Hermann Hesse, de Friedrich Nietszche, la obra de Khalil Gibran, la de los simbolistas y los surrealistas franceses, todo eso explotó a partir del nacimiento del rock y de la contracultura juvenil que luego fue infiltrada y asediada por el FBI y la CIA.

La bombardearon de droga y quisieron sembrar a partir de ello una especie de parte negativa debido al uso de psicotrópicos como los hongos, luego la heroína y la anfetamina para aplacar lo que puso en jaque, por ejemplo, al gobierno de Francia en su momento con el Mayo Francés. También lo que las manifestaciones contra la guerra de Vietnam lograron arrinconando al statu quo estadounidense, y que en América Latina eso se replicó porque se vinculó con la lucha armada, lo que hizo esa generación de oro.

Entonces qué pasa, ahorita qué estamos viendo: Una regresión, pero te lo quieren poner de manera liberal, como que la moda es esa porque es la rebeldía de ahora. Perrear, bailes que no llegan a ser como la danza del vientre árabe sino una vulgaridad en la que la mujer queda sometida al escarnio en el baile. En los videos se usa a la mujer para su explotación sexual, en las canciones incluso es insultada, ofendida, humillada, las colocan de montacachos, de que todas son feas, malas, etcétera. ¿Qué busca eso?

Instalan la idea de que es mejor no tener relaciones de pareja, que es mejor no tener familia, es un intento de acabar con el núcleo civilizatorio. Eso está arriba, y yo lo coloco al lado del tema de la pedofilia y querer normalizar el consumo de droga. A propósito tenemos un programa que se llama "La droga destruye tu familia"; hemos hecho 500 charlas en todo el país parecidas a las anteriores que te mencioné, visitamos centros educativos, hemos llegado a casi 7 mil alumnos y estudiantes. Eso va a continuar porque estamos hablando del daño que hace, que es muy severo.

¿Y sobre el debate de la despenalización de las llamadas "drogas blandas"?

Mira, la marihuana hace ahorita cuatro veces más daño que hace 20 años, que en el año 2000, porque ya la han contaminado, estoy hablando de la hierba, no el crispy. Le inyectan la semilla y cuando crece es más letal y te lleva a consumir cocaína. Hace más daño, cuatro veces más.

Entonces en Europa y en Estados Unidos ahora quieren poner como un derecho liberal que el niño consuma medio porro de marihuana. ¿Como es eso? Pues para mí once años es un niño. Entonces eso se está viendo en algunos colegios de Europa y Estados Unidos. ¿Por culpa de qué? De la legalización de la marihuana, que es la industria más poderosa, que más divisas da en el mundo. ¿Para qué? Para el lavado de dinero. ¿Y quién es el productor de drogas más grande del mundo? Estados Unidos. Y el consumidor también. Entonces de qué estamos hablando. Todo por dinero. Pero tú le metes droga, alcohol hasta las metras a un niño, a un joven o a un adolescente no va a ser como nuestra generación, no va a pensar, no va a crear, no va a producir arte, poesía, filosofía, lucha social; va a ser un zombie.

Esa es la alerta que yo estoy haciendo como fiscal general. En todos mis discursos, en todas mis charlas, en toda mis conferencias presento videos y hablo acerca de esto. El uso del reguetón, de las narco series, de la moda, el uso del lenguaje hostil, el desprecio a la mujer, el uso del acabamiento de las relaciones de pareja para liquidar la familia, y así sucesivamente.

Te lo digo frontalmente: Estoy en contra de toda legalización de la droga. Para mí no son nada recreativas, son destructivas. La marihuana no es una droga recreativa, es destructiva. Estos son compromisos que el MP está adquiriendo y que nosotros en la vocería que tenemos no vamos a dejar de atenderlos para alertar a la sociedad y sigamos siendo un país ejemplo en toda esta materia.

¿Se nos volvió conservador el fiscal?

No, no le temo a eso. Eso es una mentira, igual que la nueva izquierda, que quiere ser más izquierda que la orgánica, que la izquierda revolucionaria. Ellos son supuestamente los más rebeldes pero, en el fondo, son la nueva derecha, la neoderecha, con un lenguaje de izquierda les están lavando la cara a las oligarquías para aplastar a los movimientos emergentes, sociales que luchan por la liberación de los pueblos. Entonces, más bien, esos son los conservadores.

Nosotros somos los rebeldes de toda la vida porque defender el amor, defender a la mujer, defender la paz, ir en contra de la guerra, defender la música, el arte, la cultura e ir en contra de lo mecánico, de la programación teledirigida a la mente es ser rebelde. Y eso es lo que nosotros estamos haciendo, y vamos a seguir haciendo. Nos quieren llevar a la muerte humana, dándonos este tipo de receta, y nosotros nos rebelamos contra eso. Si no lo hiciéramos, fuéramos conservadores. Ahí sí seríamos conservadores, porque nos quedaríamos tranquilos.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<