Dom. 24 Octubre 2021 Actualizado 8:13 am

the-us-dollar-economy.jpg

El presidente estadounidense dijo que la declaración de impago es como un "meteorito" que se dirige a la economía (Foto: Archivo)

Biden: "Si no aumentamos el límite de la deuda, caeremos en default"

El presidente Joe Biden dio una conferencia de prensa donde lanzó dardos al Partido Republicano por obstruir el intento de elevar el techo de la deuda de Estados Unidos en el Senado para así "salvar la economía", de lo contrario el país podría caer paradójicamente en impago de sus deudas.

"Elevar el límite de la deuda tiene que ver con el pago de nuestras viejas deudas", dijo. "No tiene nada que ver con ningún gasto nuevo que se plantee". En total serían unos 8 trillones de dólares a pagar.

Una moratoria en los pagos "socavaría la seguridad de los valores del Tesoro de Estados Unidos" y "amenazaría el estatus del dólar como divisa de reserva mundial", lo que aumentarían los "tipos de interés de las hipotecas, créditos para automóviles o tarjetas de crédito".

"El incumplimiento de pago de la deuda conduciría a una herida autoinfligida que lleva a nuestra economía al precipicio y pone en riesgo los empleos y los ahorros para la jubilación, los beneficios del Seguro Social, los salarios de los miembros del servicio, los beneficios de los veteranos y mucho más", dijo Biden.

Su discurso fue un buen ejemplo descriptivo de cómo funciona la economía estadounidense: la deuda es aprobada constantemente por el Gobierno y el Congreso y financiada por la Reserva Federal en coordinación con el Departamento del Tesoro, que se usa al mismo tiempo para financiar todos los programas gubernamentales y los rescates a entidades privadas cuando se necesite.

El mandatario acusó a los republicanos de jugar "a la ruleta rusa con la economía de Estados Unidos", haciendo de su principal contraparte política el responsable de una anunciada crisis financiera que podría rebotar de peor manera que los síntomas demostrados el año pasado en el mercado financiero de Wall Street y sus ramificaciones globales.

Estados Unidos nunca ha suspendido pagos de su deuda soberana, pero estuvo cerca en 2011, con Barack Obama en la Casa Blanca. Entonces se desató un enorme caos en los mercados financieros, lo que llevó a que Standard & Poor's rebajara la nota de solvencia del país.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<