Abril 2015

Baltimore y Ferguson (I)

Soros en Baltimore: sospecha y Estado profundo

Las protestas de la población negra en Baltimore continúan a medida que se refleja la militarización y avance del Estado ultrapolicial, bajo distintas aristas a tocar y profundizar para salir de la obviología que se impone en el grueso de los medios (estatales y de la contra) ante el shock inmediato por el hecho verídico, palpable y real de la existencia y crecimiento de una continúa masa de pobres a disciplinar y a controlar en el contexto actual de excepción global, imperio adentro y afuera.

Terremoto en Nepal devela tráfico de niños hacia Israel

Aún es noticia poco difundida, pero es una realidad. El tráfico de infantes es legal en Nepal, país que entró en la escena internacional a raíz de la secuencia de terremotos que arrasó y desplazó a gran cantidad de su población.

El mojón mental de la Polar

La guerra política en Venezuela se trasladó desde hace años al plano de la mercadotecnia, el imaginario y lo identitario venezolano. Quizá la guerra tiene bastante tiempo allí y no nos habíamos dado cuenta.

En Venezuela no hay empresarios (y II)

En la primera entrega de este trabajo abordamos con brevedad cómo la oligarquía parasitaria en Venezuela protagonizó la entrega casi absoluta de la nación al capital extranjero norteamericano. Sin embargo, en el año 1958 se inició un nuevo ciclo mucho más agresivo de neocolonzación económica (y financiera) que enfrentó a muerte a los "Amos del Valle" y al parasitismo delincuente en ascenso. La crisis económica (bancaria según los economistas de derecha) del año 1994 fue resultado directo de la usura, el tráfico de influencias, la avaricia y la especulación financiera desmedida por parte de los grupos parasitarios dedicados a la estafa y al saqueo a gran escala.

Baltimore: la política hipócrita de la Casa Blanca

Estados Unidos no tardó en calificar como "represor" y "violador" de los derechos humanos a Venezuela durante las guarimbas promovidas por la ultraderecha a principios del año 2014.

¿Qué quiere Putin?

En este artículo, Rostislav Ishchenko, analista político y presidente del Centro de Pronóstico y Análisis Sistémico expone, de forma quirúrgica -tanto por la precisión como por la frialdad-, el entramado del poder detrás del conflicto ucraniano, que no es otro que el actual tablero en donde se miden en este instante Rusia y los Estados Unidos, y por voluntad propia, en menor medida, la Unión Europea. En él, el comentarista ucraniano va señalando todos los hilos involucrados en una disputa en la que se juega el destino inmediato de todas las poderes geopolíticos mencionados, y, desde luego, de la misma Ucrania, puesta en el centro de una guerra en cuya fragilidad se puede jugar en gran medida el rumbo del planeta, que determinará el mapa de cara al porvenir cercano: o Eurasia o la consolidación de una subordinación a los dictámenes -y subsistencia- de lo que se entiende como occidente.

Mentiras históricas: variante del ataque antivenezolano

En todas las épocas de la humanidad las guerras inician con ataques a la moral de las tropas enemigas. Destruir la autoestima del adversario, o intentarlo, es a la guerra y a la política lo que el persistente jab es al boxeo: abre el camino para el ataque final.