Jue. 25 Abril 2024 Actualizado ayer a las 9:17 pm

Delcy-Rodriguez-11032024.jpeg

Vicepresidenta Delcy Rodríguez interviene en el Seminario Internacional "Nueva arquitectura financiera regional. Desafíos para una mejor integración en un mundo de cambios", en la ciudad de Santa Cruz, Bolivia (Foto: Archivo)

Vicepresidenta Rodríguez: "Nuestra región sufre de desorientación geopolítica"

La vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez participó en el Seminario Internacional "Nueva arquitectura financiera regional. Desafíos para una mejor integración en un mundo de cambios" en Santa Cruz, Bolivia, este 11 de marzo, donde abordó temas cruciales para Latinoamérica.

La alta funcionaria venezolana, coincidiendo en los análisis que señalan que los principales retos deben situarse en los elevados índices de desigualdad y en la crítica a la dependencia que mantenemos del sector externo —exportaciones sin valor agregado, inversión extranjera, remesas, etcétera—, agrega la necesidad de profundizar en la interconexión física, fundamentalmente en infraestructura intrarregional —energética, vial, comercial— que fortalezca la integración y nos permita no solo imaginarnos y plantearnos como una región unida sino serlo en realidad.

No obstante, el planteamiento más disruptivo de la Vicepresidenta estuvo enfocado en una realidad que salta a la vista, pero que se evita abordar en los distintos foros que plantean los desafíos de América Latina y el Caribe de cara a su consolidación como bloque de poder: la desorientación geopolítica que como área seguimos sufriendo.

En sus declaraciones, Rodríguez señaló la desorientación geopolítica como el principal problema que debemos superar, expresado en la disputa entre bolivarianismo y monroísmo. Destacó la necesidad de repensar y reorientar tanto histórica como geopolíticamente los intereses y objetivos de la región para superar este obstáculo. De ahí la importancia de plataformas como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), y la necesidad de recuperarlas como espacios que apuntalan la integración de América Latina y el Caribe.

La concepción geopolítica implica, necesariamente, deslastrase de los condicionamientos y prejuicios ideológicos que siguen afectando y centrar el debate en los intereses que como región nos unen: soberanía energética y financiera, desarrollo científico-tecnológico propio, desarrollo industrial consolidando cadenas regionales de valor, etcétera. En resumen, enfocarnos en la concreción de un proyecto regional. 

En cuanto a las sanciones financieras, la Vicepresidenta hizo hincapié en el dominio de Estados Unidos dentro del sistema financiero internacional y cómo esto ha sido utilizado como un instrumento de agresión económica. Destacó la necesidad de buscar una nueva arquitectura financiera regional para proteger los países de medidas coercitivas unilaterales, como las que ha enfrentado Venezuela.

"En cinco años se tramó y ejecutó uno de los bloqueos más terribles que hemos conocido. En el mundo hay más de 26 mil medidas coercitivas unilaterales, y de esas Venezuela tiene 930. En diez países [incluido Venezuela] están concentrados 96% de estas medidas coercitivas unilaterales".

Esta lista tiene a Rusia como el país más sancionado —17 mil 582 medidas coercitivas— y agrupa otras naciones que guardan como característica común ser los principales productores de recursos energéticos —Irán, Irak, Siria, entre otros—.

Como consecuencia, se han acelerado los procesos para pensar en alternativas a la dependencia del dólar y la promoción de las monedas nacionales. Solo en 2023 se llevaron a cabo más de 14 eventos internacionales sobre la desdolarización, señaló la vicepresidenta. Destaca en esta iniciativa la participación de los países petroleros que se han propuesto hacer transacciones en yuanes en detrimento del dólar estadounidense. También están los proyectos que han surgido en el marco de los Brics para construir una nueva arquitectura financiera internacional.

Estos avances no pueden detenerse puesto que, de lo contrario, Occidente seguirá ocasionando efectos devastadores sobre las economías de otros países con su política de coerción y chantaje. Junto con la guerra, las sanciones se han ido expandiendo como estrategia central de la política exterior estadounidense. La funcionaria destacó que se ha observado un incremento significativo en la implementación de tales presiones a lo largo de las últimas administraciones, siendo la del presidente estadounidense actual, Joe Biden, la que ha registrado la mayor cantidad de emisiones en el contexto de las tensiones con Rusia.

"31 países están sancionados. Estos representan 28% de la población mundial y ocupan 72% del territorio del planeta. Imagínense el impacto que tiene sobre la vida de los ciudadanos y ciudadanas que, al igual que Venezuela, hemos tenido que buscar caminos propios para sobreponernos a un bloqueo de una magnitud que sería muy difícil de recapitular para cualquier país".

La exclusión financiera, económica y comercial a la que ha sido sometida Venezuela ha tenido un impacto devastador sobre su actividad petrolera. Desde 2015, la producción de barriles de petróleo ha experimentado una caída de 87%, lo que equivale a una pérdida de 232 mil millones de dólares. Esta cifra representa una clara evidencia del severo daño que las medidas coercitivas han infligido a la economía nacional.

Si se mide el bloqueo en Producto Interno Bruto (PIB), se trata de pérdidas que casi llegan a 700 mil millones de dólares. Y si comparamos estos datos con caídas del PIB de países europeos producidas a partir de conflictos bélicos, resulta que la de Venezuela es equiparable y hasta a veces peor que la de esos casos, lo que demuestra que es tan letal o más que una guerra convencional.

El impacto negativo de esta medida se trasladó fuera de las fronteras venezolanas hacia toda la región. "El ejemplo más terrible desde el punto de vista humanitario lo vemos en Haití", dijo la Vicepresidenta, refiriéndose a la ayuda económica que recibió de Venezuela a través de Petrocaribe, programa que fue afectado por las sanciones económicas.

"¿Dónde está Haití hoy? ¿De quién es la responsabilidad de que Haití esté como esté y que ahora signifique el comodín para avalar la intervención militar? Es una invasión lo que está previsto en Haití. ¿Quién ha sido el principal responsable? Los que sancionaron y bloquearon Venezuela".

La Vicepresidenta también hizo mención a la fatídica estrategia de la "Operación Guaidó", y cómo a través de ella saquearon los recursos y activos de Venezuela en el exterior y continúan haciéndolo, bajo la excusa de no reconocer por completo las instituciones y autoridades legítimas del país, poniendo de ejemplo Citgo y el oro venezolano congelado en el Banco de Inglaterra.

"Es una tendencia criminal en la que ni las reglas ni el Derecho Internacional existen. Lo único que rige es la barbarie", sentenció.

A pesar de las dificultades económicas causadas por este bloqueo internacional, actualmente destaca en el país la unión de su población en un espíritu de esperanza y recuperación nacional, dijo la Vicepresidenta, que se han visto reflejadas en números positivos desde el segundo semestre del año 2021.

Rodríguez criticó la falta de compromiso por la parte estadounidense respecto a los Acuerdos de Barbados, diciendo que han actuado con una política de chantaje y extorsión. Su objetivo no es negociar en condiciones de igualdad para conseguir el levantamiento total del bloqueo económico, como lo refiere el Acuerdo, sino que pretende influir sobre la política nacional venezolana según sus intereses.

También afirmó que Venezuela está preparada para seguir enfrentando el bloqueo internacional y derrotarlo con la unión y determinación del pueblo, y expuso ante el seminario regional la postura firme del país de cara a las presiones externas. Asimismo destacó la voluntad de superar las adversidades y avanzar hacia la recuperación económica y política.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<