Mar. 28 Septiembre 2021 Actualizado 2:53 pm

Un ídolo dentro y fuera de la cancha: Diego Maradona y la política

Como "épica, tragedia y lucha" han definido algunas personas la vida del entrenador del equipo argentino Gimnasia y Esgrima La Plata, quien ha fallecido el miércoles 25 de noviembre a causa de un paro cardíaco.

El futbolista, que también es considerado una deidad en el mundo futbolístico y venía transitando complicaciones de salud en las últimas semanas, a principios de noviembre estuvo internado en una clínica de Buenos Aires por anemia, deshidratación y con un "bajón anímico", pero al hacerle chequeos se le diagnosticó un hematoma subdural por el que fue operado.

Diego Armando Maradona Franco, nacido en Buenos Aires, es un héroe nacional desde que, en los cuartos de final del Mundial México 1986, infringiera un castigo a Inglaterra con sus dos goles más famosos: el primero con la mano en lo que pasó al recuerdo como "La mano de Dios" y el segundo, tras una corrida en la que se deshizo de más de medio equipo rival, haciendo malabares con la pelota.

El pueblo argentino lo consideró una venganza por la pérdida de una guerra de 74 días librada y perdida ante Gran Bretaña en 1982 por la posesión de las islas Malvinas, en el Atlántico Sur.

Siempre admirado por los pueblos de buena parte del planeta, mostró al mundo el vértigo que significa ser pobre, triunfar, luchar contra las adicciones, enfrentar a los poderosos, marchar con los que luchan y ser contradictorio como todos, pero a la vista de todos.

Goleador en un contragolpe histórico en el Nápoli

Fueron y seguirán siendo históricos los duelos entre los equipos italianos Napoli y Juventus; sin embargo, es memorable “el gol imposible” marcado en el 3 de noviembre de 1985 por Maradona en el estadio San Paolo (que desde ahora llevará su nombre).

Un tiro libre indirecto dentro del área con barrera adelantada, a casi cinco metros en lugar de los 9,15 reglamentarios, fue cobrado por Eraldo Pecci, Maradona con un toque venció la meta de Juventus defendida por Stefano Tacconi. La última victoria de Napoli ante Juventus había sido 12 años atrás y el equipo del sur italiano venció 1 a 0.

Un periodista napolitano afirmaba:

"Juventus-Napoli es un choque cultural entre dos Italias muy lejanas y que entienden la vida y el fútbol completamente diferente. Y aquel momento fue la sublimación del acto de rebeldía del pueblo napolitano, siempre frustrado por su impotencia contra los tiranos del Norte. Si el Napoli mira hoy sin miedo y a los ojos a Juventus, es gracias a aquel gol de Diego".

Maradona001.png

Maradona, héroe del Nápoli, mantuvo una rivalidad legendaria con el 10 de la Juventus, Michel Platini (Foto: forzaitalianfootball.com)

Al respecto, dijo el Diego que "Ganarle a la Juve no era solo un partido. Era ganarle al abogado Agnelli y al Norte rico y próspero". La razón histórica está en 1861, cuando el Reino de Piamonte, cuya capital era Turín, unificó a Italia tras una guerra de diez años al Reino de las Dos Sicilias, cuya capital era Napoli, lo que derivó en robo de riquezas, desindustrialización, abandono y migración de trabajadores.

El Napoli de la era Maradona ganó dos Serie A (1987 y 1990), la Copa Italia 1987, la Copa UEFA 1989 y la Supercopa de Italia 1990. Los napolitanos cantan "Chi non salta juventino è", ("Si no salta es de la Juventus") y "velan" a Juventus en cajones negriblancos como respuesta a los cantos racistas en los estadios del Norte.

Se cuenta que en 1981, antes de que Maradona pasara de Argentinos a Boca, el entonces presidente de la Juventus, Giampiero Boniperti, viajó a Argentina y ofreció un millón 300 mil dólares a cambio de un préstamo por un año. El pase se cayó debido a un conflicto sindical en la FIAT, también propiedad de los Agnelli. Cuando ya Diego estaba en Nápoli le preguntaron a Gianni Agnelli por qué no lo había contratado. "No somos tan ricos para tenerlo ―dijo―, ni tan pobres para necesitarlo".

Se trataba de la Juventus del francés Michel Platini, quien posteriormente se convirtió en jefe de la UEFA. En septiembre de 1990, luego del mundial de fútbol, Maradona fue condenado a 14 meses de prisión por tenencia de cocaína y, tras de un doping positivo, deja huérfana a la ciudad que le rinde culto como a un dios.

En defensa del derecho de los futbolistas hasta siempre

El campeón del mundo en México 86 fundó un sindicato mundial de futbolistas el 28 de septiembre de 1995 en París (Francia), acompañado de jugadores top como Eric Cantoná y George Weah, también de Ciro Ferrara, Gianfranco Zola, Gianluca Vialli, Hristo Stoichov, Laurent Blanc, Michael Preud’Homme, Rai, Thomas Brolin, entre otros. La organización fue llamada Asociación Internacional de Futbolistas Profesionales (AIFP), Diego fue elegido presidente y Cantoná vicepresidente.

"El jugador de fútbol es lo más importante y vamos a defender sus reivindicaciones hasta la muerte", declaraba al presidir una de las reuniones en febrero de 1997 en Barcelona buscando equilibrar el trato hacia el futbolista, alejado de la toma de decisión y alimentado como mero títere en el circo en el que se empezaba a convertir el fútbol a nivel planetario.

Uno de los logros más importantes de la AIFP fue conseguir el apoyo del belga Jean Bosman, quien derrotó a la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) ante los tribunales. Ello permitió el libre traspaso, sin indemnizaciones ni cupos de extranjeros, de los jugadores profesionales comunitarios de las ligas de la UEFA.

La AIFP se convirtió en un espacio de lucha de los jugadores de fútbol por el cumplimiento de sus derechos y en contra de la irrupción voraz del gran capital en el deporte más popular del mundo. Algunas de sus reivindicaciones fueron exigir que se diera a los jugadores un porcentaje de los contratos televisivos para la transmisión de partidos y pedir la revisión del horario de los encuentros que afectaban el rendimiento físico de los deportistas al programarse al mediodía.

Maradona002.png

La iniciativa de Maradona, apoyada por el jugador belga Jean Bosman, fue atacada con todo el poder de la élite corrupta de la FIFA cuyos delitos fueron develados posteriormente (Foto: Archivo)

"Hasta el día de hoy, Blatter, que es un tipo a sueldo, y Havelange, que jugó al waterpolo, deciden lo que se hace en un campo de juego. En el futuro queremos participar. Solo les diré que desde este sindicato vamos a defender a los jugadores contra quien sea", decía el Pelusa, quien mantuvo una relación de confrontación y denuncia permanente contra las imposiciones de una élite corrupta en la FIFA, lo que terminó demostrándose con tramas y eventos escandalosos.

La AIFP realizó un partido en homenaje a Bosman y como presentación oficial en el Estadio Olímpico de Montjuic de Barcelona en abril de 1997, se trataba de un enfrentamiento entre Europa y el Resto del Mundo. Maradona, que estaba a punto de retirarse y excedido de peso, jugó unos 60 minutos a pesar de sufrir una lesión en un abductor.

Aun con las continuas amenazas y sabotajes de la élite de la FIFA hubo 5 mil 200 espectadores, rechazo de los invitados por miedo a represalias, camisetas conseguidas de apuro y pelotas desinfladas.

Jugaron por la selección europea Menzo, Berthold, Grün, Blanc, Koeman, Karembeu, Cantona, Brolin, Vialli, Mancini y Stoichkov. También jugaron Jordi Cruyff, Eusebio, Boulic y Erwin Koeman. En la selección del resto del mundo jugaron: Montoya, Del Solar, Branco, Triki, Basualdo, Ruggeri, Nafla, Silas, Vidmar, Maradona y Elber.

También jugaron Wittl, Okolosi, Kanu, Higuita y Gouamene. El partido fue dirigido por el excolegiado francés Wurtz. La selección del Resto del Mundo ganó por 3-4 a la de Europa con goles: 1-0, Mancini. 2-0, Mancini. 2-1, Del Solar. 2-2, Mafla. 3-2, Stoichkov. 3-3, Branco. 3-4, Kanu.

Como crítica al gremio futbolístico, el brasileño Sócrates, revolucionario y comprometido, afirmó: "Los futbolistas somos gente demasiado individualista, tenemos mucho que aprender para que esto tire hacia adelante".

Desde la FIFA se instó al diálogo a los jugadores, deslegitimando las propuestas de la AIFP. "Respeto todas las oposiciones a la FIFA, pero es el órgano más fuerte. Desconozco qué pueden hacer contra una institución que tiene 190 países asociados", llegó a declarar el brasileño y entonces presidente Joao Havelange.

Aunque duró poco, la AIFP permitió dinamizar otras instancias como la Federación Internacional de Asociaciones de Futbolistas Profesionales (FIFPro), que se había formado en 1965, impulsada por representantes de las asociaciones de jugadores de Francia, Escocia, Inglaterra, Italia y Holanda. Hoy integrada por 60 asociaciones nacionales de jugadores y representa a 65.000 futbolistas

Ya entrado el siglo XXI, la propia FIFA fue haciendo más flexibles las normas sobre transferencias hasta el grado que ya no son consideradas como una "potestad" exclusiva de los clubes, sino que dependen de la voluntad del futbolista.

El Diego de todos, profeta en su tierra

La solidaridad del Diego con las causas populares es ampliamente conocida, ello le hizo ganar la atención y la crítica mediática.

Siempre fue crítico con la última dictadura militar de su país; en su autobiografía Diego recordó que Videla lo mandó a cortarse el pelo porque "un soldado no puede tener tal aspecto", años más tarde lo calificaría de "botón" (bocón o delator). Participó también en actividades de apoyo a los soldados argentinos que participaron en la Guerra de Malvinas.

Mantuvo una relación cercana y encuentros públicos con Hebe de Bonafini y Taty Almeyda de las Madres de Plaza de Mayo y apoyó a la causa de las Abuelas de Plaza de Mayo, encabezada por Estela de Carlotto.

Maradona003.jpg

El apoyo de Maradona a las Madres de Plaza de Mayo siempre fue contundente (Foto: La Nación)

Llegó a afiliarse al Partido Justicialista (PJ, peronista) durante el segundo mandato de Cristina Fernández de Kichner, Néstor Kichner llegó a expresar: "Yo siempre quise ser el 10 del PJ, pero me parece que ya tenemos al 10 del justicialismo. Gracias, Diego, por confiar en la presidenta argentina".

En 2010, cuando murió Néstor, Maradona se acercó personalmente al funeral para darle su pésame a la entonces presidenta de la Nación. "Néstor tenía cosas del "Che" Guevara", llegó a expresar.

Es conocida su mala relación con el expresidente Mauricio Macri de Argentina desde el tiempo en que el empresario se hizo cargo de Boca Juniors y él jugaba en ese club. "No sabe leer y es presidente. Sigue siendo un cartonero y llegó a ejecutivo por su padre", dijo en junio de 2016.

En 2019 dijo al pueblo argentino:

"Yo le pido al pueblo argentino que apoye a este Gobierno [de Alberto Fernández y Cristina Kirchner]. Que lo haga desde sus casas, desde las redes. Porque este Gobierno no es de Alberto y Cristina. Es de todos. Ya no es más el país de Ricachón [Mauricio Macri] y sus amigos".

Ciudadano del mundo y militante del "eje del mal"

Su relación con el líder cubano Fidel Castro fue controversial para la prensa, pero salvífica para su vida. Diego lo conoció el 28 de julio de 1987 cuando viajó a La Habana para recibir el premio al Mejor Deportista Latinoamericano 1986 de la agencia Prensa Latina.

Entre los años 2000 y 2005 viajó a Cuba para realizar un tratamiento por su adicción a las drogas con técnicas de avanzada, en compañía de sus padres, suegros y su entonces esposa en la primera parte.

Viajaba constantemente a Cuba para visitar a Fidel y siempre defendía sus políticas. "Yo viví cuatro años en Cuba y Fidel me llamaba a las 2 de la mañana para hablar de política, de deportes o lo que sucediera en el mundo y yo estaba dispuesto, es el recuerdo más lindo que me queda", aseguró Maradona entonces.

Llevaba tatuado el rostro del Comandante en su mítica pierna izquierda y en el brazo tenía el tatuaje de la cara del "Che" Guevara. Cuando Castro falleció, cuatro años antes de su propia muerte, expresó: "Me agarró un llanto terrible porque fue como mi segundo padre".

Compartió detalles de su último encuentro contando: "Él me dejó una frase, me dijo 'te venís a despedir, ¿no?'. Le dije 'no, maestro'. Yo estaba con un llanto porque me sorprendió, es como que me hubiese pegado un saque Del Potro en el pecho, que te diga Fidel Castro 'te venís a despedir…'. Me largué a llorar".

maradona004.jpeg

En consonancia con sus ideas de reivindicación popular Maradona cultivó una relación cercana con Fidel Castro y Hugo Chávez (Foto: Archivo)

En 2005, participó de la Cumbre de las Américas en Mar del Plata, en la que se repudió al entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y su propuesta de crear un Área de Libre Comercio de América Latina (ALCA). Viajó en tren junto a la militancia y acompañó en el escenario a los principales líderes de la cumbre, entre los que estaba el entonces presidente de Venezuela Hugo Chávez.

En 2012, siendo entrenador del equipo Al Wasl de los Emiratos Árabes Unidos expresó su deseo de visitar a la selección de Palestina, de la que se consideraba el hincha número uno. "Visitar Palestina sería como si mi nieto Benjamín me diera un beso", refiriéndose al hijo del Kun Agüero con su hija, agregó que "el pueblo palestino tiene necesidad de ayuda de todos y yo estoy a su disposición. Soy el hincha número uno".

En 2013, tras la muerte del Comandante Hugo Chávez, de quien fue amigo personal, expresó: "Lo que me dejó Hugo fue una gran amistad, una sabiduría política increíble. Hugo Chávez ha cambiado la forma de pensar del latinoamericano, nosotros estábamos entregados a Estados Unidos y él nos metió en la cabeza que podíamos caminar solos".

Pese al feroz ataque mediático, el desdén de una parte de la izquierda continental contra la Revolución Bolivariana y el gobierno chavista encabezado por el Presidente Nicolás Maduro, no dudó en mantener su apoyo. "Somos chavistas hasta la muerte. Y cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre", escribió en Facebook, en 2017. Su última visita a Caracas fue en enero pasado.

Apenas supo de la liberación de la cárcel del expresidente Lula, después de 580 días, expresó su alegría vía las redes sociales diciendo: "Hoy se hizo Justicia". Mientras se llevaba a cabo el juicio que meses más tarde determinaría que debía ser detenido manifestó: "Lula querido, el Diego está contigo".

Se hizo amigo de Evo Morales y Gadafi, el presidente ruso Vladimir Putin le concedió la nacionalidad rusa sin que él la solicitara. Putin dijo: "Maradona ha demostrado ser uno de los nuestros".

Dijo el uruguayo Eduardo Galeano:

"Se convirtió en una especie de Dios sucio, el más humano de los dioses, eso explica la veneración universal que él conquistó más que ningún otro jugador. Un Dios sucio, que se nos parece: mujeriego, parlanchín, borrachín, tragón, irresponsable, mentiroso, fanfarrón, pero los dioses por muy humanos que sean no se jubilan".

Una leyenda ha cambiado de plano, los pobres de esta tierra siguen cantando las glorias de uno de los suyos.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<