Jue. 20 Junio 2024 Actualizado 5:24 pm

Fppfjo2akAAkvLa.jpeg

Todos los países, grandes o pequeños, fuertes o débiles, ricos o pobres, son miembros iguales de la comunidad internacional, señala el gobierno chino (Foto: Gobierno chino)

La posición china para una solución política de la guerra en Ucrania

China fijó su posición ante el actual conflicto ruso-ucraniano. A continuación, el texto íntegro con la exhortación china a la comunidad internacional:

  1. Respetar la soberanía de todos los países. Debe observarse estrictamente el derecho internacional universalmente reconocido, incluidos los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas. La soberanía, la independencia y la integridad territorial de todos los países deben ser defendidas de manera efectiva. Todos los países, grandes o pequeños, fuertes o débiles, ricos o pobres, son miembros iguales de la comunidad internacional. Todas las partes deben defender conjuntamente las normas básicas que rigen las relaciones internacionales y defender la equidad y la justicia internacionales. Debe promoverse la aplicación igualitaria y uniforme del derecho internacional, al mismo tiempo que debe rechazarse el doble rasero. 
  2. Abandonar la mentalidad de Guerra Fría. La seguridad de un país no debe buscarse a expensas de otros. La seguridad de una región no debe lograrse fortaleciendo o ampliando bloques militares. Los intereses y preocupaciones de seguridad legítimos de todos los países deben tomarse en serio y abordarse adecuadamente. No existe una solución simple para un problema complejo. Todas las partes deberían, siguiendo la visión de una seguridad común, integral, cooperativa y sostenible y teniendo en cuenta la paz y la estabilidad a largo plazo del mundo, ayudar a forjar una arquitectura de seguridad europea equilibrada, eficaz y sostenible. Todas las partes deben oponerse a la búsqueda de la propia seguridad a costa de la seguridad de los demás, evitar la confrontación entre bloques y trabajar juntos por la paz y la estabilidad en el continente euroasiático.
  3. Cese de hostilidades. El conflicto y la guerra no benefician a nadie. Todas las partes deben ser racionales y actuar con moderación, evitar avivar las llamas y agravar las tensiones, y evitar que la crisis se acentúe aún más o incluso que se salga de control. Todas las partes deben apoyar a Rusia y Ucrania para que trabajen en la misma dirección y reanuden el diálogo directo lo más rápido posible, a fin de reducir gradualmente la situación y, en última instancia, alcanzar un alto al fuego integral.
  4. Reanudar las conversaciones de paz. El diálogo y la negociación son la única solución viable a la crisis en Ucrania. Deben fomentarse y apoyarse todos los esfuerzos que conduzcan a la resolución pacífica de la crisis. La comunidad internacional debe seguir comprometida con el enfoque correcto de promover conversaciones para la paz, ayudar a las partes en conflicto a abrir la puerta a un acuerdo político lo antes posible y crear condiciones y plataformas para la reanudación de la negociación. China seguirá desempeñando un papel constructivo a este respecto.
  5. Resolver la crisis humanitaria. Deben alentarse y apoyarse todas las medidas conducentes a aliviar la crisis humanitaria. Las operaciones que atiendan este asunto habrán de seguir los principios de neutralidad e imparcialidad, no deben politizarse. Es menester proteger de manera efectiva la seguridad de los civiles y es preciso establecer corredores humanitarios para la evacuación de personas de las zonas de conflicto. Se necesitan esfuerzos para aumentar la asistencia humanitaria a las áreas pertinentes, mejorar las condiciones de las poblaciones y proporcionar un acceso humanitario rápido, seguro y sin trabas con miras a prevenir una crisis a mayor escala. Se debe apoyar a la ONU para que desempeñe un papel de coordinación en la canalización de la ayuda humanitaria hacia las zonas de conflicto.
  6. Protección de civiles y prisioneros de guerra. Las partes en conflicto deben cumplir estrictamente el derecho internacional humanitario, evitar atacar a civiles o instalaciones civiles, proteger a mujeres, niños y otras víctimas del conflicto y respetar los derechos básicos de los prisioneros de guerra. China apoya el intercambio de prisioneros de guerra entre Rusia y Ucrania y pide a todas las partes que creen condiciones más favorables para este fin.
  7. Mantener seguras las centrales nucleares. China se opone a los ataques armados contra plantas de energía nuclear u otras instalaciones nucleares pacíficas, y pide a todas las partes que cumplan con el derecho internacional, incluida la Convención sobre Seguridad Nuclear (CNS), y eviten resueltamente los accidentes nucleares provocados por el ser humano. China apoya al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para que desempeñe un papel constructivo en la promoción de la seguridad de las instalaciones nucleares pacíficas.
  8. Reducción de riesgos estratégicos. No se deben usar armas nucleares y no se deben librar guerras nucleares. Se debe oponerse a la amenaza o al uso de armas nucleares. Se debe prevenir la proliferación nuclear y evitar la crisis nuclear. China se opone a la investigación, al desarrollo y al uso de armas químicas y biológicas por parte de cualquier país bajo cualquier circunstancia.
  9. Facilitar las exportaciones de cereales. Todas las partes deben implementar la Iniciativa de Granos del Mar Negro firmada por Rusia, Turquía, Ucrania y la ONU de manera completa y efectiva de manera equilibrada, y apoyar a la ONU para que desempeñe un papel importante en este sentido. La iniciativa de cooperación sobre seguridad alimentaria mundial propuesta por China proporciona una solución factible a la crisis alimentaria mundial.
  10. Detener las sanciones unilaterales. Las sanciones unilaterales y la máxima presión no pueden resolver el problema; solo crean nuevos problemas. China se opone a sanciones unilaterales no autorizadas por el Consejo de Seguridad de la ONU. Los países relevantes deben dejar de abusar de las sanciones unilaterales y la "jurisdicción de brazo largo" contra otros países, a fin de hacer su parte en la reducción de la crisis de Ucrania y crear condiciones para que los países en desarrollo hagan crecer sus economías y mejoren las vidas de sus pueblos.
  11. Mantener estables las cadenas industriales y de suministro. Todas las partes deben mantener con seriedad el sistema económico mundial existente y oponerse al uso de la economía mundial como herramienta o arma con fines políticos. Se necesitan esfuerzos conjuntos para mitigar los efectos secundarios de la crisis y evitar que interrumpa la cooperación internacional en energía, finanzas, comercio de alimentos y transporte y socave la recuperación económica mundial.
  12. Promoción de la reconstrucción posconflicto. La comunidad internacional debe tomar medidas para apoyar la reconstrucción posconflicto en las zonas afectadas. China está lista para brindar asistencia y desempeñar un papel constructivo en este esfuerzo.

Sobre este manifiesto del gigante asiático, el analista geopolítico para Europa y Asia, Pepe Escobar, dice que no resuelve los dos problemas principales: la indivisibilidad de la seguridad y la obsesión de Estados Unidos y la OTAN por desmembrar a Rusia y saquear sus enormes recursos.

Asimismo, señala que "lo único que realmente importa para Beijing son los corredores de la Nueva Ruta de la Seda a través de Eurasia. Esta guerra es mala para los negocios". 

    — Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<