Lun. 24 Junio 2024 Actualizado Sábado, 22. Junio 2024 - 14:48

rev color georgia.jpg

El objetivo principal es atraer a Georgia a un segundo frente contra Rusia (Foto: Zurab Tsertsvadze / AP)

Qué está pasando en Georgia y por qué es importante para Venezuela

Dos días de manifestaciones en el centro de Tiflis, capital de Georgia, que incluyeron cocteles molotov, banderas georgianas de 40 metros y cortes de calles organizados por grupos violentos coordinados que presionaban para revertir la aprobación de una ley "Sobre la Transparencia de la Financiación Extranjera", han sido noticia en estos últimos días.

La presión de una revolución de color de manual en ciernes fue suficiente para que el parlamento georgiano retirara la ley.  Sin embargo, los indicios de que este escenario apenas comienza están a la vista, con implicaciones geopolíticas importantes.

Desde Estados Unidos y la Unión Europea se asomaron amenazas de que si se avanzaba en aprobar la mencionada ley, que pretende regular los canales de logística y financiamiento de actores extranjeros y ONG en el país, se estancaría el ingreso proyectado de Georgia en la Unión Europea (UE) y, eventualmente, en la OTAN. El gobierno de la presidenta Salomé Zurabishvili solicitó el ingreso formal de la nación euroasiática a ambas organizaciones en años recientes.

Josep Borrell, alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, declaró desde Estocolmo:

"La ley en su forma actual corre el riesgo de tener un efecto escalofriante en la sociedad civil y las organizaciones de medios de comunicación, con consecuencias negativas para los muchos georgianos que se benefician de su trabajo. Esta ley es incompatible con los valores y estándares de la UE.

"Va en contra del objetivo declarado por parte de Georgia de unirse a la Unión Europea, apoyado por una gran mayoría de ciudadanos georgianos. Su adopción final puede tener serias repercusiones en nuestras relaciones".

Berlín y París también se unieron a la presión, argumentando que si tales "ataques" a los "valores europeos" han comenzado, calificándolos de "antidemocráticos", entonces las relaciones entre la UE y Tiflis estarán en peligro.

  • Los legisladores del partido Sueño Georgiano, bancada promotora de la ley, afirmaron que la UE está financiando la polarización en Georgia y que este proyecto de ley resolvería ese problema.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, respondió las preguntas de un periodista sobre el tema. Sus declaraciones estaban en consonancia con los dirigentes europeos:

"Estamos, como hemos dicho constantemente en los últimos días, profundamente preocupados por el proyecto de ley sobre agentes extranjeros recientemente presentado, que —si se convierte en ley— estigmatizaría y silenciaría las voces independientes y a los ciudadanos de Georgia que se dedican a construir un futuro mejor dentro de sus propias comunidades.

"El avance del parlamento en estos proyectos de ley inspirados en el Kremlin es incompatible con el claro deseo del pueblo de Georgia de integración europea y su desarrollo democrático. La tramitación de estas leyes, creemos, dañará las relaciones de Georgia con sus socios estratégicos y pone en peligro el futuro euroatlántico de Georgia (...) Estados Unidos ha sido un socio estratégico de Georgia; Georgia aspira a una mayor integración con Europa y la UE. Todo ello está en juego en el contexto del debate que se está produciendo en Tiflis".

En la misma rueda de prensa, Prince dijo que Estados Unidos estaría dispuesto a "sancionar" a las autoridades georgianas si son "responsables de la supresión de lo que de otro modo sería un derecho humano universal".

Un día antes de que estallaran los disturbios, el Subsecretario de Estado de Estados Unidos para temas de narcóticos y aplicación de la ley, Todd Robinson, visitó la capital georgiana para supuestamente dirigirse a un evento de "Mujeres en la vigilancia", pero asimismo se refirió a la legislación discutida en el parlamento:

"Esta es una ley basada en los intereses de Rusia, no en los intereses de Georgia. (...) Creemos que es de interés para Georgia trabajar más estrechamente hacia su integración euroatlántica. Esta ley no hace eso".

  • Robinson fue el encargado de negocios estadounidense en Venezuela durante un intento de golpe militar respaldado por Estados Unidos en 2018, de acuerdo con un reporte del The New York Times que cita a presuntos funcionarios estadounidenses y a un exmilitar venezolano sin identificar. Encargados de la administración de Donald Trump sostuvieron "reuniones secretas con militares venezolanos rebeldes para hablar sobre sus planes para derrocar al presidente Nicolás Maduro".

El comunicado conjunto de Sueño Georgiano, el movimiento público Poder Popular y la mayoría parlamentaria, reclama:

"Vemos que el proyecto de ley aprobado ha causado controversia en la sociedad. La maquinaria de la mentira ha conseguido presentar el proyecto de ley bajo una luz negativa y engañar a cierta parte de la población (...) El proyecto de ley ha sido calificado falsamente de 'ley rusa' y su aprobación en primera lectura se ha presentado a los ojos de una parte de la opinión pública como una desviación del rumbo europeo".

Asimismo afirma que "las fuerzas radicales consiguieron implicar a algunos jóvenes en actividades ilegales". De igual manera, resalta que sigue apoyando el proyecto de ley "sin reservas".

Las voces extranjeras fueron escuchadas por las autoridades georgianas y, en respuesta, enviaron fuerzas especiales a la capital para detener las "protestas pacíficas".

Pero el escenario es mucho más complicado pues la presidena Zurabishvili, después de la entrada de las fuerzas especiales en el escenario de color, apoyó vía Twitter las protestas violentas con la Estatua de la Libertad de fondo y declarando que los manifestantes "representan una Georgia libre". Por cierto, la mandataria es originaria de Francia.

En medio de todo esto aparece la figura de Mikhaíl Saakashvili, presidente georgiano durante la Revolución de las Rosas, exgobernador del óblast de Odesa (Ucrania) luego del Euromaidán (2014) y actualmente preso en su país, quien está siendo promovido —principalmente por él mismo— como líder de la "Georgia democrática" que tanto pregonan Estados Unidos y la UE, siendo él mismo un operador apreciado por el actual gobierno estadounidense.

Tomando en cuenta todos estos elementos, el blog ruso de análisis geopolítico Stalker Zone propone una tesis:

"Las razones son formales. La tarea táctica de los manifestantes y sus patrocinadores es tomar el poder y devolver a Saakashvili al trono. Los instigadores son París, Berlín, Londres y Washington. El objetivo principal es atraer a Georgia a un segundo frente contra Rusia e inclinar a Moscú a la derrota".

Georgia limita con el sur de la Federación Rusa y su gobierno ha adoptado una postura neutral y se ha negado a respaldar abiertamente a Ucrania o a imponer "sanciones" a Rusia en el marco de la Operación Militar Especial (OME), aun cuando visiblemente su presidenta sea pro-estadounidense con raíces europeas.

Pero en 2008 su país, gobernado en ese momento por Saakashvili, incursionó militarmente en Osetia del Sur para "recuperarlo" como enclave georgiano, lo que recibió una respuesta de igual factura por parte del ejército ruso en un conflicto que duró menos de dos semanas y desde el que geopolíticamente el Kremlin salió más fortalecido. De modo que Stalker Zone alega que "si los anglosajones y sus agentes extranjeros georgianos tienen éxito, Rusia no será tan amable como en 2008".

Lo que llama la atención en primera instancia es que se tildara como prorrusa una ley para regular el financiamiento extranjero a organizaciones —gubernamentales y no gubernamentales— , con el objetivo de provocar una revolución de color en un país que ya tiene un historial exitoso para llevarla a cabo y así provocar un cambio de régimen a favor de una figura más cercana a Estados Unidos. En este caso, con la OME en pleno avance y parte de una maquinaria en Georgia con los ánimos antirrusos, parece propicio que un golpe a lo Euromaidán 2014 surja a modo de un escenario adecuado a la estrategia estadounidense de cerco o pinza sobre el territorio ruso, como enclave confrontativo.

Para Venezuela es fundamental entender que los dispositivos logísticos y financieros para un nuevo experimento de golpe de color, en medio de un revuelo fabricado de la figura de María Corina Machado, un flujo en ascenso de recursos hacia ONG desde Estados Unidos y un frenazo en la actividad económica que promueve el malestar social podrían buscar un hecho desencadenante con la discusión en la Asamblea Nacional del Proyecto de Ley de Fiscalización, Regularización, Actuación y Financiamientos de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y Afines, el cual tiene el mismo propósito georgiano de hacer transparente los instrumentos financieros y logísticos de las organizaciones no gubernamentales.

En tal sentido, los eventos en Georgia deben servir de alerta y anticipación en Venezuela ante la construcción de un clima de revolución de colores en una coyuntura de confrontación con las ONG como epicentro.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<