Sáb. 18 Mayo 2024 Actualizado 11:34 am

El presidente López Obrador firma del decreto de nacionalización del litio

El presidente López Obrador firma el decreto de nacionalización del litio (Foto: lopezobrador.org.mx)

La propuesta soberana de México sobre el litio

Ante la creciente demanda global del litio, el año pasado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), tomó importantes iniciativas para administrar y optimizar su uso, en reconocimiento a que es un mineral estratégico y que su país cuenta con importantes reservas, particularmente en el estado de Sonora:

  • En 2021 AMLO presentó la propuesta de reformar la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y, además, envió a la Cámara de Diputados la reforma constitucional para estipular que la explotación de litio solo correspondiera a la nación. El proceso fue complejo, lobistas de las grandes corporaciones pasaban por la instancia legislativa para presionar a favor de sus intereses, a lo que el presidente confirmaba en rueda de prensa: "No nos van a poner contra la pared; el litio, que lo ambicionan tanto corporaciones como gobiernos extranjeros, va a ser de México (…) grupos de oposición filtraron al Congreso a un cabildero extranjero en plena discusión".
  • Para 2022 se aprobó la reforma a la Ley Minera en el Senado, después de lo cual AMLO anunció que se presentaría en 90 días la empresa nacional: Litio para México (LitioMX).
  • En abril 2022 el presidente adelantó que su gobierno podría dialogar con sus homólogos de Argentina, Chile y Bolivia a fin de compartir las mejores prácticas en cuanto a la producción, extracción y su desarrollo.
  • En febrero de 2023 el gobierno de México anunció la nacionalización, y entregó la responsabilidad de las reservas a la Secretaría de Energía.

"Lo que estamos haciendo ahora es nacionalizar el litio para que no lo puedan explotar extranjeros ni de Rusia, de China ni de Estados Unidos. El petróleo y el litio son de la nación, del pueblo de México", afirmó el presidente al momento de firmar el decreto. Y añadió que las concesiones a las empresas extranjeras serían revisadas.

Con ese comentario crea alertas entre las empresas que están involucradas con el procesamiento del mineral en México, como es el caso de la compañía china Ganfeng Lithium, que en 2019 adquirió una participación de 22,5% en Bacanora Lithium, la cual opera el Proyecto Sonora Lithium en México, y actualmente se constituye en uno de los proyectos más grandes del mundo en el sector.

Al respecto, el presidente ejecutivo de LitioMX, Pablo Taddei, aclaró que continuarán las asociaciones con firmas privadas, aunque la participación mayoritaria será para la empresa estatal. Esto tiene sentido porque Ganfeng Lithium maneja la tecnología para realizar un óptimo proceso de extracción y procesamiento del mineral en suelos arcillosos. Además, ese espíritu de apertura está estipulado en el instrumento normativo que regula la estructura y el funcionamiento de la estatal.

Expertos en la materia consideran que extraerlo en ese tipo de sustratos es sumamente difícil y costoso porque la arcilla puede tener concentraciones más bajas en comparación con los depósitos de salmuera o los minerales de roca dura. Por ello, debe procesarse mayor volumen de arcilla para poder extraer cantidades significativas.

Yacimientos de litio en Sonora

Yacimientos de litio en Sonora, México (Foto: Archivo)

No obstante, la empresa china no es la única que opera en México; cerca de una docena de firmas extranjeras tienen concesiones activas que apuntan a explotar el reservorio de Sonora, una de ellas la canadiense One World Lithium.

Por otro lado, el presidente López Obrador amplía la brecha de las dinámicas de este recurso cuando hace referencia a crear una asociación regional junto a los países que conforman el conocido "Triángulo del Litio". Esta idea estuvo acompañada un mes después por el presidente de Bolivia, Luis Arce, quien propuso impulsar una especie de "OPEP del litio" para que las naciones con grandes reservas puedan conseguir mejores beneficios para sus economías. "Debemos estar unidos en el mercado, de manera soberana", expresó el presidente andino.

Uno de los principales beneficios de crear una "OPEP" de esta naturaleza sería estabilizar su precio en el mercado de exportación. Similar a la organización del hidrocarburo, una instancia para el litio podría coordinar los niveles de producción y los precios con vistas a garantizar que el mercado se mantenga estable y rentable para los Estados productores.

El CEO de la agencia Benchmark Mineral Intelligence, Simon Moores, explicó que el mundo está experimentando enormes cambios en la demanda de energía y que el tonelaje de las baterías ha crecido en un orden de magnitud en ocho años. Se pronostica que la demanda seguirá siendo alta, lo que conducirá a precios altos sostenidos.

Basados en esa tendencia al alza, los países latinoamericanos poseedores de las mayores reservas deben centrar los esfuerzos en consolidar un bloque integrado que pueda definir los mecanismos de intercambio e inversión sobre el mineral y, a la vez, podrían aumentar su poder de negociación en el mercado global.

No obstante, el desafío consiste en armonizar Estados cuyas políticas de nacionalización son muy diferenciadas unas de la otras, y hasta los momentos no han sostenido el primer encuentro en esta materia. En definitiva, fundar una "OPEP" del litio es un paso importante para que la región se sitúe en los nuevos cambios económicos mundiales, pues una plataforma de esa índole podría dar a los países productores mayor incidencia sobre la administración de sus recursos, especialmente para combatir las distorsiones ejercidas por los mercados manejados por el capital transnacional.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<