Sáb. 28 Enero 2023 Actualizado 12:33 pm

sabotaje nord stream.jpg

La falta de eficiencia de las "sanciones" estadounidenses dieron pie a un ataque físico de la infraestructura del complejo ruso Nord Stream (Foto: RTVE)

La fase destructiva del sabotaje al complejo Nord Stream

Ya se encontró la cuarta fuga de gas en las tuberías Nord Stream en el Mar Báltico, a lo largo de la costa polaca, hecho sin precedentes en ese complejo gasífero ruso. Desde este lunes 26 de septiembre la empresa Gazprom estaba informando sobre ciertas irregularidades al registrar una caída repentina en la presión.

El martes 27, las fuerzas armadas danesas publicaron un video de la fuga en el referido mar

Asimismo, sismólogos suecos detectaron al inicio dos explosiones submarinas en un área cercana a las tuberías de Nord Stream. Según informes técnicos que salieron después, en la zona económica danesa se produjeron dos fugas, una para cada gasoducto, y en la zona económica sueca afectó parte del Nord Stream 1.

Screenshot 2022-09-29 at 05-40-20 Alerta en Dinamarca y Suecia tras registrarse varias fugas en los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2.png

Alerta en Dinamarca y Suecia tras registrarse varias fugas en los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2 (Foto: Archivo)

Desde esos días, representantes de algunos países europeos se manifestaron sobre esta eventualidad, cuyo relato evidente se empieza a armar para responsabilizar a Rusia:

Unión Europea (UE)

  • La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, comentó que lo sucedido era una acción de sabotaje y que era primordial realizar una investigación.
  • Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, dijo que los actos de sabotaje parecen ser un intento de "desestabilizar aún más el suministro de energía a la UE".
  • El representante de Exteriores de la UE, Josep Borrell, pidió que se aclare lo ocurrido y afirmó que todo indica que fue un acto deliberado.

Países escandinavos

  • Mette Frederiksen, la primera ministra de Dinamarca, calificó a la fuga como "acciones deliberadas, no fue un accidente".
  • La primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, expresó que era un acto de sabotaje.

Polonia y Ucrania

  • El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki fue más directo en las acusaciones y expresó a Reuters que fue un acto de sabotaje que significa el siguiente paso de la escalada de la situación en Ucrania.
  • Mykhailo Podolyak, asesor de Volodymyr Zelensky, publicó en Twitter que eso fue "un ataque terrorista planeado por Rusia y un acto de agresión hacia la UE".

Por parte de Rusia, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, María Zajarova, anunció que se convocó para este 29 de septiembre a una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) para tratar este hecho de sabotaje en ambos gasoductos Nord Stream.

Ha sido costumbre de los representantes de Occidente acusar o responsabilizar a Rusia de la crisis energética que se les está viniendo encima (a Europa especialmente), y esa narrativa se mantuvo en la pasada Asamblea General de la ONU por parte de los miembros OTAN: culpar a Rusia de la crisis energética actual, siendo una total falacia porque la crisis energética que deriva de la crisis sistemática global data de hace más de 10 años atrás por distintos factores.

A esto se le suma que actualmente los países europeos, en su rol de vasallos, han acatado la instrucción de la administración estadounidense de ponerse la soga al cuello al bloquear a Rusia en el suministro del anhelado recurso energético, repitiendo constantemente lo peligroso que es para la seguridad de ellos que Rusia suministre el gas.

Una visión miope y arrastrada porque históricamente en plena Guerra Fría los compromisos rusos (en ese entonces la Unión Soviética) en entrega de gas a Europa siempre se mantuvieron. Era una visión incluso pragmática, porque la dinámica básica en el comercio internacional es que un país con recursos energéticos los venda para obtener ingresos.

Y esto también correspondía a la visión de política exterior del canciller alemán de los años 1970, Willy Brandt, conocida como la Ostpolitik, que trataba de enlazar o crear intercambio con el bloque soviético. Angela Merkel intentó concretar que Alemania fungiera como centro de distribución del gas ruso en Europa por medio del Nord Stream 2, incluso asumió que ese proyecto no era económico sino político, no obstante, el actual canciller alemán Olaf Scholz tiró todo por la borda, quedando solo para posar en las fotos con las turbinas del gasoducto en mantenimiento retenidas.

En Misión Verdad desde el año pasado se ha hecho el seguimiento de ataques frontales a Nord Stream 2. Primero, las tandas de medidas coercitivas estadounidenses a todo aquel que se asomara en la construcción de ese gasoducto y después, todo el proceso de bloqueo para evitar su funcionamiento a raíz de la crisis ucraniana.

Donald Trump, en una cumbre OTAN, expresó que sus intenciones era detener la construcción del gasoducto y además tildó a Alemania de ser "cautiva de Rusia, porque obtiene gran parte de su energía de Rusia". Recientemente, Joe Biden prometió acabar con Nord Stream.

Cabe destacar que, en abril de 2021, ocurre una de las provocaciones más directas y visibles a la seguridad de Nord Stream. El director de la filial de esa compañía, Andréi Minin, manifestaba que los barcos de apoyo rusos se habían defendido de los ataques a las operaciones en el proyecto liderado por Gazprom por parte de un submarino no identificado y un buque de combate de la Marina polaca.

Además, meses antes de esta eventualidad, un barco pesquero ingresó a la zona de seguridad de ese complejo energético en el Mar Báltico, sin contestar los llamados de alerta.

Tomando todos estos elementos y declaraciones, en geopolítica hay hechos cruzados que no deben ser tomados como casuales, a saber:

  1. Apenas ocurrieron las fugas, el eurodiputado polaco Radek Sikorski agradecía cínicamente a Estados Unidos por el daño a las tuberías de Nord Stream.
  2. Según la publicación alemana Der Spiegel, la CIA fue la primera en informar a Alemania, en condición de "advertencia estratégica", de un posible ataque al complejo gasífero.
  3. Como hecho simbólico, las fugas coincidieron con la inauguración de un gasoducto que llevará por primera vez gas noruego a Polonia, pasando por Dinamarca.

Se espera que en la reunión del Consejo de Seguridad se muestren más elementos en esta trama, pero la pregunta clave es: ¿quién se beneficia de este ataque al complejo Nord Stream? Al actor internacional que desde tiempos inmemoriales ha querido eliminar la dependencia energética europea con Rusia.

A simple vista, este hecho decanta en detener las posibilidades de que en un futuro próximo se llegue a un acuerdo para que Rusia vuelva a suministrar gas a Europa, a través de alguna triangulación comercial para esquivar las "sanciones" estadounidenses.

Aunado a esto, Rusia perdería la gran inversión hecha en ese megaproyecto gasífero que tomó más de lo esperado, debido a las innumerables "sanciones".

Y ¿el gran perdedor? Europa.

En adelante, con el seguimiento a cada acción de Estados Unidos para evitar la finalización y puesta en marcha del Nord Stream 2, hay que considerar que para el rol tradicional asumido por Estados Unidos en el ecosistema geopolítico, haber aceptado la inevitable culminación de la construcción de ese gasoducto se pudo traducir en un golpe al hígado. No es descabellado pensar que pueden asegurar de cualquier manera que ese gas deje de fluir a Europa.

Si las "sanciones" unilaterales no funcionan, entonces habrían optado por otras medidas.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<