Mar. 03 Agosto 2021 Actualizado 10:57 am

merkel lagarde trump.jpg

La canciller alemana Angela Merkel junto a Donald Trump en una reunión del G7 en 2018. En el medio, la entonces presidenta del FMI, Christine Lagarde (Foto: Leon Neal / Getty Images)

En Alemania reconocen el fracaso de la estrategia de EEUU y la UE contra Venezuela

La web de Deutsche Welle publicó extractos de un análisis hecho por un medio alemán que reproducimos íntegramente, resaltando en negritas las frases más ilustrativas de la contradicción que asumen los países miembros de la Unión Europea (UE) al haber reconocido a Juan Guaidó como "presidente interino" venezolano, el fracaso de la estrategia estadounidense sobre Venezuela y la urgencia de tomar otra ruta en aras de dirimir el conflicto local promovido por actores externos.

Aunque no reconocen la legitimitad constitucional del gobierno del presidente Nicolás Maduro, vale la pena reproducir lo publicado en Alemania, siendo éste sin duda el país más influyente en las políticas de la UE.

El diario Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) analizó la decisión de la UE de no reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. Acá unos extractos de la nota: 

"No es un cambio político", dice un alto funcionario de la UE a FAZ. "Aunque la UE no reconozca a la nueva Asamblea Nacional, el mandato de la anterior ya concluyó y Guaidó ya no es el presidente. Sin embargo, se apuesta por que pueda poner de acuerdo a la oposición. Esa es la condición para que se produzca el cambio político que Borrell apoya con todas sus fuerzas", prosigue el funcionario. Borrell trató el año pasado una y otra vez de ejercer algún tipo de influencia sobre el régimen. En otoño envió a su jefe de gabinete a Caracas para pedir el aplazamiento de las elecciones a la Asamblea Nacional. Todo en vano.

La declaración de la UE ha enfadado a Guaidó y sus seguidores en Venezuela. Pero, en realidad, se trata de un gesto realista, porque allí apenas nadie ve a Guaidó como presidente interino. Hace dos años la situación era diferente: el joven diputado ascendió como de la nada a oponente de Maduro. Su proclamación como presidente interino, débilmente sustentada sobre algunos artículos de la Constitución, formaba parte de una estrategia acordada previamente con Washington. Se suponía que el régimen de Maduro se doblegaría en pocos días ante la presión del reconocimiento internacional de Guaidó. Pero Maduro, gracias a la lealtad del Ejército, se mantuvo en el poder, y el fracaso de Guaidó se hizo cada vez más evidente. (…)

Con la degradación de Guaidó de presidente interino a miembro de la 'Asamblea Nacional saliente', la UE reconoce indirectamente el fracaso de su estrategia hasta ahora. Al mismo tiempo, se abre la puerta para canalizar por otras vías su compromiso con Venezuela y apoyar la lucha de la oposición para lograr un cambio político en el país. Se trata de alejarse del duelo entre Guaidó y Maduro y encaminarse hacia un diálogo más amplio y un proceder pragmático en cuestiones como la ayuda humanitaria y la reconstrucción económica. (…) El nuevo gobierno de Estados Unidos sigue reconociendo a Guaidó como presidente interino. Antony Blinken, ministro de Exteriores de Biden, dijo que había que seguir presionando al 'brutal dictador' Maduro. Pero también en Washington hay la sensación de que, a pesar de todos los esfuerzos, 'no se han logrado los resultados deseados' y que hay que refinar la estrategia en Venezuela. Blinken también dijo querer impulsar una coordinación más estrecha con la UE y con los países latinoamericanos".

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<