Jue. 20 Enero 2022 Actualizado 3:46 pm

OPCW.jpg

El 26º período de sesiones de la Conferencia de Estados Partes de la Convención sobre Armas Químicas se lleva a cabo en el Foro Mundial, La Haya, Países Bajos, del 29/11 al 3/12 de 2021 (Foto: OPAQ)

El uso de armas químicas en conflictos armados: algunos casos

El uso de las armas químicas en diversos conflictos ha causado severos daños a poblaciones civiles.

La Conferencia de los Estados Partes en su vigésima sesión, estableció que el Día de Conmemoración de Todas las Víctimas de la Guerra Química se celebre el 30 de noviembre de cada año, o el primer día del período ordinario de sesiones de la Conferencia.

Esta conmemoración es una oportunidad para rendir homenaje a las víctimas de la guerra química, así como para reafirmar el compromiso de la  Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) con eliminar este tipo de armas, promoviendo así las metas de la paz, la seguridad, y el multilateralismo.

La aparición de las armas químicas durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) tuvo consecuencias tan devastadoras que la comunidad internacional las repudió.

Finalmente, en 1997, se firmó en el seno de Naciones Unidas la Convención sobre las Armas Químicas, que prohíbe el desarrollo, producción, almacenamiento, transferencia y empleo de este flagelo.

Sin embargo, desde aquella temprana fecha del siglo XX hasta nuestros días, su uso en diversos conflictos ha sido comprobado, así como los graves daños que han causado a poblaciones civiles. Incluso su utilización también ha sido manipulada como excusa para comenzar guerras.

Casos del uso de armas químicas

Durante la Primera Guerra Mundial, unas 124 toneladas de agentes químicos fueron usados, causando más de un millón de víctimas, de las cuales 100.000 resultaron fatales.

La segunda batalla de Ypres (Bélgica), el 22 de abril de 1915, fue escenario de la introducción de este armamento en un conflicto armado: Alemania recurrió a 180 toneladas de clorhídrico asfixiante contra tropas enemigas, ocasionando la intoxicación severa de 15 mil personas y la muerte de un tercio de ellas.

Dos años más tarde, en la noche del 12 al 13 de julio de 1917,  cuando se desarrollaba la tercera batalla de Ypres, los germanos comenzaron a emplear gas mostaza, causando al menos a 2 mil 500 personas heridas de gravedad y 87 bajas.

A partir de esa época, varios países las han esparcido en zonas en conflicto. Solo unos años después de acabada la Primera Guerra Mundial, Japón usó a gran escala gas mostaza, lewisita, fosgeno, cianuro así como otros tóxicos en la guerra contra China (1937-1945).

Estados Unidos (EE.UU.) abusó de grandes cantidades de armas químicas en Vietnam (1961-1971). Fundamentalmente con el denominado "agente naranja" afectó a personas, selvas y campos, causando severos daños ecológicos.

Se estima que aproximadamente 76 millones de litros de esa sustancia tóxica fueron arrojados en el país asiático, dejando unos tres millones de víctimas de secuelas genéticas.

Por otra parte, diversas organizaciones internacionales certifican que tanto Irak como Irán emplearon armas químicas durante el conflicto bélico en que estuvieron inmersos a finales del siglo pasado (1980-1988).

En esa guerra, el bombardeo de sustancias como gas sarín, tabún, gas mostaza y VX provocó la muerte de unas 5 mil personas.

Más recientemente, el Gobierno sirio ha denunciado en varias ocasiones, desde el comienzo del conflicto armado en 2011, que grupos terroristas como el Fath al-Sham (antiguamente conocido como Frente Al-Nusra) han bombardeado con armas químicas poblaciones civiles con el objetivo de responsabilizar a las tropas de Damasco. 

La destrucción de un almacén presuntamente perteneciente a esa formación extremista en la provincia de Idlib, el 4 de abril de 2017, dejó más de 80 muertos según la Organización Mundial de la Salud.

Durante el 2020, EE.UU. ha insistido en sus denuncias sin fundamento contra Siria por el supuesto uso de armas químicas contra grupos armados terroristas, sin embargo las investigaciones adelantadas por la ONU no ha desmontando los argumentos de Washington.

El día de Conmemoración de Todas las Víctimas de la Guerra Química busca reafirmar el compromiso de la OPAQ para la eliminación de la amenaza de las armas químicas, promoviendo así las metas de la paz, la seguridad, y el multilateralismo.


Tomado de TeleSur.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<