Semana cinco de la intervención rusa en Siria: los rusos se atrincheran

Ya sea que esta tragedia esté directamente relacionada con la guerra en Siria o no, no hay ninguna duda de que el derribo del vuelo 9268 de Kogalymavia fue el evento principal de la semana pasada. Ya que he cubierto este tema en otro artículo, no voy a volver a él en detalle aquí. Me limitaré a repetir mi conclusión personal de que esta tragedia no afectará la operación rusa en Siria o la situación política interior de Rusia. En cuanto a la causa de la tragedia, hay cada vez más indicios de que los servicios de seguridad occidentales y rusos han llegado a una conclusión provisional de que fue, en efecto, una bomba. El viernes, el jefe del Servicio Federal de Seguridad recomendó la cancelación de todos los vuelos a Egipto y la evacuación de todos los ciudadanos rusos en Egipto (aproximadamente 70 mil personas). Varios países de la UE también han tomado medidas similares.

Ha habido, sin embargo, otro interesante pero menos notado desarrollo esta semana en la operación rusa en Siria: los rusos están de forma silenciosa, pero de manera muy eficaz "atrincherándose".

Por primera vez, Rusia ha declarado oficialmente que con las fuerzas rusas también fueron desplegadas unidades de defensa aérea. Hasta ahora, la principal responsabilidad de la defensa aérea había recaído sobre la Armada Rusa y, específicamente, los buques equipados con la variante naval del sistema de misiles S-300. Esta no era una solución óptima no sólo porque ponía el peso de la defensa de los activos basados en tierra desde el mar, atando a la fuerza expedicionaria marina rusa, sino también porque esta solución sólo "cubría" la mitad de Siria.

Los rusos están incrementando de forma sostenida sus capacidades en Siria

El uso del crucero de misiles guiados Moskva fue una medida provisional destinada a proteger a la fuerza rusa en Latakia, pero ahora parece que han sido desplegadas unidades de defensa aérea dedicadas. Muy probablemente estas sean las versiones terrestres de los misiles S-300, posiblemente en combinación con sistemas de defensa puntual como el Pantsir-S1 y otros MANPADs, de rango más corto, como el 9K338 Igla-S y el avanzado 9K33 Verba.

También hay reportes indicando que los rusos han desplegado unidades muy sofisticadas de guerra electrónica (GE) incluyendo los sistemas de punta para GE Krasukhka 4, que se encuentran entre los sistemas móviles de GE más sofisticados jamás construidos y son, según los reportes, capaces de interferir las comunicaciones de los AWACS (Aviones de Control y Vigilancia Aérea, por sus siglas en inglés) y satélites en el espacio. Añadan a esto la presencia de los SU-30SMs en los cielos y tienen una fuerza capaz de controlar los cielos sirios.

Cuando se le preguntó acerca de esto las autoridades rusas dieron una linda respuesta: dijeron que estos sistemas de defensa aérea fueron desplegados en caso de que un avión secuestrado fuese utilizado para atacar la base aérea rusa en Latakia. Correcto.

El verdadero propósito de estos esfuerzos se está haciendo obvio: Rusia está tratando de negarle a Estados Unidos el control de los cielos de Siria y, hasta el momento, hay muy poco que EEUU pueda hacer al respecto (fuera de iniciar la Tercera Guerra Mundial). Por otra parte, los rusos también están enviando un mensaje a Turquía, Francia e Israel; todos países que, en diferentes momentos y de diferentes maneras, han indicado que querían utilizar el espacio aéreo sirio para sus propios fines.

Ahora hay también reportes de que las fuerzas especiales rusas fueron enviadas a SiriaEl Wall Street Journal sugirió que a estas fuerzas les podrían ser dadas las tareas de enlace con la inteligencia siria y actuar como controladores aéreos de avanzada (FACs por sus siglas en inglés). Personalmente también veo otra tarea importante para estas unidades: preposicionar depósitos ocultos de combustible para los helicópteros rusos en caso de haber la necesidad de enviarlos a rescatar pilotos rusos derribados en el este de Siria (las unidades Spetsnaz rusas crearon tales depósitos de combustible en el sur de Afganistán durante la guerra).

Echen un vistazo al radio de combate de los helicópteros rusos en Siria. Idealmente, una misión de búsqueda y rescate emplearía un helicóptero específicamente de ataque como el Mi-24 y un helicóptero multipropósito como el Mi-17, el primero provee cobertura y protección para el segundo. También sería posible tener a un SU-25 protegiendo a un Mi-17, pero la mejor versión posible sería contar con una base de reabastecimiento encubierta en algún lugar adentrado en territorio nominalmente de Daesh para ampliar la gama de los equipos de rescate.

El ejército sirio ha tenido su primera operación exitosa pero avanza lentamente

Algunas fuentes occidentales creen que a las fuerzas especiales rusas también les podrían ser dadas misiones de acción directa. Esto es absolutamente posible y dichas misiones están dentro de las capacidades de la Spetsnaz GRU. Aún así, hay una misión principal que es la de reconocimiento especial y, aunque podrían utilizarse para destruir un objetivo de alto valor de Daesh (material o humano), probablemente nunca oigamos sobre eso.

Lo que es seguro es que los rusos están incrementando de forma sostenida sus capacidades en Siria y que su presencia está creciendo rápidamente de una fuerza pequeña y vulnerable a una mucho más equilibrada y capaz.

Los sirios, mientras tanto, podrían estar logrando sus primeros éxitos reales en su contraofensiva. Aunque las fuerzas del gobierno sirio han estado haciendo retroceder lentamente a Daesh en muchos frentes, este progreso no había, hasta ahora, logrado producir un avance operacional. Esto podría estar sucediendo en este momento con la tan esperada reapertura de la carretera a Alepo.

El principal problema para los rusos sigue siendo el hecho de que el ejército sirio no ha sido capaz de sacar provecho de la intervención rusa. Esto se debe a una combinación de factores, entre ellos el hecho de que el ejército sirio esté limitado y sea incapaz de concentrar suficientes fuerzas en un solo lugar para lograr un avance significativo, y el hecho de que los combatientes de Daesh están bien atrincherados y están, por todos los cálculos, resistiendo con tesón y habilidad. Aún así, la campaña aérea rusa está degradando las capacidades de Daesh y es posible que, con el tiempo, esto se traduzca en un repentino colapso de la línea de Daesh en una parte crítica del frente. Por ejemplo, el ejército sirio está, al parecer, sólo a unas pocas millas de liberar la base aérea militar de Kuweyres y, aunque su progreso es muy lento, es probable que los sirios finalmente rompan el cerco de Daesh en este objetivo fundamental. Asimismo, Djobar, un barrio de Damasco, está siendo gradualmente despejado. De nuevo, una operación exitosa pero de avance lento.

Dentro de todo, soy cautelosamente optimista y mantengo la esperanza de una victoria operacional para los sirios. Si esto no sucede, los iraníes y Hezbolá tendrán que involucrar fuerzas mucho más grandes.


Gráficos de SouthFront.

Publicada originalmente en Unz Review, fue tomada del blog de The Saker. La traducción para Misión Verdad y The Saker Latinoamérica fue realizada por Sergio Hernández.

Notas relacionadas