Bombardeos selectivos del Nuevo Medio Oriente y la cuestión kurda

¿Quiénes son los kurdos de Kobani?

La épica de la intervención vende el producto lacrimoso de la crónica de una tragedia anunciada, pero no cuenta por qué los bombardeos de Estados Unidos son acertados en los territorios de sus aliados kurdos en Irak y por qué no en los que son gobernados por quienes denomina como "terroristas" por estar en contra del colonialismo.

Al homogenizar y popularizar la narrativa en un sentido único, la cloaca mediática estupidiza la percepción para dañar la capacidad de discernimiento sobre los hechos en el terreno de la realidad, con sus oscuros, claros, grises y profundidades.

El caso de los kurdos, por ejemplo, es testigo de cómo la planta de tratamiento de desechos sólidos impone una única visión de la realidad, sin contarnos la historia de este pueblo de 40 millones de habitantes, que desde el desmoronamiento del Imperio Otomano y la partición colonial vive en el sudeste de Turquía y el norte de Irán, de Irak y de Siria, y es clave en los nuevos planes de división de la región.

Así que vale la pena salir desde las profundidades del Guaire mundial, y encontrar las razones que llenan de argumentos para que la coalición de "dispuestos" estadounidenses sea efectiva en la región autónoma de los kurdos en Irak y falle en lo que parte de este pueblo denomina la "resistencia de la humanidad", Kobani.

Los kurdos y sus disputas

Esta ciudad, en este momento acechada por el Estado Islámico, está ubicada en el norte de Siria en la región denominada por los kurdos como Rojava. En este territorio se da la particularidad de que el Partido Revolucionario de Rojava (versión siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán) desarrolla la organización de comunas sin la presencia de un Estado clásico, si no que se rige por Asambleas Populares y tiene como horizonte el "municipalismo libertario" basado en la democracia directa.

A partir de aquí se hace necesario profundizar el asunto para entender el contexto en el que se desarrolla, ya que en el territorio conocido como la nación de Kurdistán existen dos organizaciones político-militares predominantes, que son:

  • El Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK) con presencia institucional, territorial y política en Turquía (donde hay un proceso de paz en marcha luego de una guerra contra el Estado turco); en el norte de Irak, en la que controlan franjas rurales y tienen campamentos en carácter de retaguardia estratégica; en Irán, país en el que tienen relaciones normales con el la Revolución Islámica porque evitan el paso de los fundamentalistas islámicos; y en Siria, donde hay una alianza táctica con Damasco luego de que el Ejército se retirara y dejara que administraran sus territorios para defenderse de la avanzada del islamofascismo.
     
  • El Partido Democrático de Kurdistán (PDK), que dirige y controla lo que en Irak se conoce como la región autónoma de los Kurdistán. También posee representación política en los otros países, pero su principal bastión es el de Irak, donde el clan que conduce el partido, los Barzani, tiene una alianza estratégica con Estados Unidos, Israel y Turquía para conseguir su total independencia luego de haber apoyado el derrocamiento de Sadam Huseim, contra quien lucharon también en la guerra de Irán-Irak. La apuesta del PDK es pasar de controlar sus importantes recursos petroleros (que hoy se venden hacia Israel vía Turquía, sin el consentimiento de Bagdad) e independizarse de facto de Irak.

Las dos organizaciones han tenido enfrentamientos armados y hasta el asalto a Kobani y la mirada mundial, el PDK de los Barzani bloqueaba la llegada de personas, alimentos y medicamentos al norte de Irak para evitar fortalecer este territorio controlado por el PKK, de acuerdo a lo afirmado por Leandro Albani, autor de Kurdistán, crónicas insurgentes.

Sucios, feos y ¿malos?

Debido a su declaración de socialistas, antimperialistas y pregonar la unidad del Medio Oriente, el PKK tuvo una guerra contra el Estado turco, que emprendió una limpieza étnica en los años 70 hasta que decidió que el camino a seguir debía ser el "municipalismo libertario, llamando a los kurdos a crear comunidades libres, autónomas, basadas en los principios de democracia directa, que luego se unirían a través de fronteras nacionales –las cuales se espera que se vuelvan progresivamente insignificantes".

Siria siempre fue un tapón para Israel, siempre fue solidario con la causa palestina, y la desestabilización de ese país, o de Irán hoy, está en los planes de Estados Unidos

"De esta forma, propusieron, la lucha kurda podría convertirse en un modelo para un movimiento mundial hacia una auténtica democracia, economía cooperativa, y la disolución gradual de la nación-estado burocrático", de acuerdo al antropólogo David Graeber.

A partir de este momento, el PKK comenzó a implementar esta organización de comunidades autónomas, mientras participaba de las instancias institucionales acordadas en el proceso de paz con Turquía en relación a los votos que obtuvieranen diputados, alcaldías y miembros de los consejos.

Sin embargo, con el inicio de la invasión a Siria, uno de los brazos políticos del PKK, el Partido Revolucionario de Rojava (PYO), comenzó a administrar de forma descentralizada lo que denomina como el Estado de Rojava, donde las instancias de autoridad están repartidas en formas iguales entre las etnias y se les da espacios similares a las mujeres.

Pero uno de los aspectos, pocas veces abordados en los análisis internacionales, es que Estados Unidos, la Unión Europea y el Reino Unido consideran a los dos partidos como "organizaciones terroristas", algo similar a lo que le sucede al Hezbollah en Líbano por resistir al imperialismo y el sionismo.

En este contexto, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que conduce Turquía y pretende reeditar el Imperio Otomano, está aprovechando la ayuda que le dio al Estado Islámico en armas y combatientes para legitimar una posible limpieza étnica que limite el poder del PKK, justifique su intervención en Siria y fortalezca al PDK, con quien tiene excelentes relaciones por la premisa de que sólo con la independencia en Irak, se descomprimirían los reclamos en Turquía, y que "el enemigo de nuestro enemigo es mi amigo".

La visión sobre Medio Oriente y el capitalismo

Para entender en totalidad de la visión política del PKK y el PYO es imprescindible reseñar lo que afirman los que conocen esta experiencia de cerca:

  • El citado periodista Leandro Albani, sostiene: "Es una organización que viene del marxismo, que no lucha –ni desde la insurgencia armada ni desde la lucha política institucional y legal- por establecer un Estado kurdo, sino para que todas las regiones del Kurdistán logren su autonomía real. Lo que plantean en el PKK es que crear un nuevo Estado en Medio Oriente beneficiaría a Estados Unidos porque balcanizaría aún más la región y la seguiría dividiendo. Su máximo dirigente, Abdullah Öcalan, está preso hace más de diez años en Turquía, en una cárcel en una isla".
     
  • Albani también afirma: "En Siria es donde más están aplicando el confederalismo democrático. Ahí se pudo empezar casi de cero. A través de los canales de televisión del PKK –tiene 5 canales satelitales– pude ver muchas asambleas que se hacían en Siria, esta idea del gobierno a través de comités, con mucha participación popular, eso en el contexto de una situación de guerra. Todos los días hay enfrentamientos entre gente del PKK y Al Qaeda. El tema es que ahora hay una situación de guerra y saber cómo va a terminar eso es difícil. Lo que uno espera es que puedan derrotar al terrorismo, en Siria por ejemplo, y que puedan aplicar su ideología, esas autonomías que buscan, junto con la unidad de Medio Oriente, que es otro de sus lemas, porque saben que si Medio Oriente no se une, pierde".
     
  • Además el periodista resalta que pese a que el PKK tiene críticas a la revolución islámica y a Al Assad, valora la importancia de sus posturas nacionalistas y antimperialistas, lo que la diferencia de los kurdos iraquíes, quienes pretenden establecerse como un territorio dependiente como jugadores petroleros a nivel global. En este contexto es que destaca esta visión de esta organización política: "Que caiga el gobierno de Al Assad en Siria sería muy malo para Medio Oriente también. Siria siempre fue un tapón para Israel, siempre fue solidario con la causa palestina, y la desestabilización de ese país, o de Irán hoy, está en los planes de Estados Unidos".

Bajo estas coordenadas es que se entiende la utilidad del Estado Islámico en Kobani y por qué los bombardeos no son tan contundentes, como sí lo fueron cuando los fundamentalistas tafkiris casi arriban a Erbil, capital del Kurdistán iraquí y centro diplomático anglosionista.

Después de todo, para nadie es un secreto el plan goebbeliano que emprenden los neoconservadores y sionistas para rediseñar toda una región, a costa de masacres y limpiezas étnicas dirigidas a control remoto.

Es en este escenario que para para los kurdos es necesario vencer, y en eso están.

Notas relacionadas