Muestras de racismo y xenofobia de políticos latinoamericanos

El veto emitido por la Administración Trump que prohíbe la entrada de ciudadanos de 7 países de mayoría musulmana (Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen) a Estados Unidos por un lapso de 90 días, ha desatado una ola de polémica e indignación a escala global sobre el racismo y la xenofobia no sólo del mandatario, sino de lo políticamente incorrecto que encarnan este tipo medidas y declaraciones.

La cartelización de medios de comunicación y agencias de prensa internacional en torno a la xenofobia de Donald Trump omite en lo inmediato que la lista sobre la cual ejecutó el veto fue diseñada anteriormente por la Administración Obama. En tal sentido, ambos mandatarios y sus respectivas administraciones comparten los mismos niveles de racismo y xenofobia contra la población musulmana. La única diferencia radica en quién preparó el documento y quién lo ejecutó.

Pero más importante que esta premeditada omisión, es la fabricación in situ de una escala de valores o cerco moral donde declaraciones o medidas de este tipo -sin importar tinte político o país de origen- deben ser condenadas por todas las naciones del mundo, ya que constituyen una ofensa para la democracia, los derechos humanos y el libre tránsito de los ciudadanos por el planeta.

En este estricto sentido lógico y moral, el veto contra la inmigración de esos siete países por parte de la Administración Trump no dista mucho de otras demostraciones de rascismo y xenofobia que han ocurrido acá mismo en Latinoamérica, de la mano de representativos actores políticos.

Uno por uno

  • En 2015 el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, afirmó durante una visita oficial al Reino de España: "Nosotros exportamos pobreza a España y recibimos capacidad. Nos está faltando gente preparada". La ofensa de Cartes no fue contra los inmigrantes de otras latitudes, sino contra la propia población que representa y ha decidido emigrar. En su discurso ante inversores españoles sugirió que 13 mil españoles preparados valen más que los 150 mil paraguayos que hacen vida en España.

  •  En abril de 2016 y en la misma línea endorracista de Horacio Cartes, el comediante y presidente de Guatemala Jimmy Morales ofreció a los guatemaltecos como "mano de obra barata" para la propuesta de ampliación del muro entre Estados Unidos y México, presentada por el candidato presidencial Donald Trump en aquel momento. 

  • El pasado 23 de enero del presente año, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, culpó a los inmigrantes de los altos índices delictivos en su país. Un día después su ministra de seguridad, Patricia Bullrich, le dio rostro e identidad a lo que quiso decir Macri: "Acá vienen ciudadanos peruanos y paraguayos y se terminan matando por el control de la droga (…) Y sí, además, muchos ciudadanos paraguayos, bolivianos y peruanos se comprometen (…) en los temas de narcotráfico". La ministra anunció medidas para limitar la inmigración proveniente de estos países.

  • El pasado 26 de enero el vicepresidente de Colombia, Germán Vargas Lleras, afirmó durante la entrega de viviendas en el municipio de Tibú, que no se le deben entregar casas a los "venecos" por nada del mundo, refiriéndose a los venezolanos que radican en el país vecino. La palabra "veneco" es peyorativa y ofensiva, utilizada comúnmente para denigrar al venezolano que hace vida en Colombia.  

  • Aunque no es presidente, Sebastián Piñera aún forma parte de la clase política latinoamericana y es precandidato presidencial para 2017. Hace tres meses aseguró que "muchas de las bandas de delincuentes en Chile son de extranjeros (…) Hay que tener una política dura con los delincuentes que están llegando. Hay que expulsarlos", refiriéndose específicamente a los inmigrantes peruanos y bolivianos. El 4 de enero de 2017 el Comité de Refugiados Peruanos en Chile denunció haber sido atacado por grupos de extrema derecha. "Los discursos anti inmigrantes que lanzaron hace algunas semanas algunos políticos y pre candidatos como Sebastián Piñera, Manuel Ossandon, Issa Kort y Paulina Nuñez, entre otros, son la causa de la brutal golpiza", reseñaba el comunicado.

Notas relacionadas