Los peores países para ser niño

ninocamboya.jpg

Un tercio de los niños entre 5 y 17 años es víctima del trabajo infantil en Camboya.
Un tercio de los niños entre 5 y 17 años es víctima del trabajo infantil en Camboya.

Aun cuando las organizaciones que se dicen sin ánimo de lucro tienen un tufo de hipocresía al no reconocer las bases capitalistas del hambre y la desigualdad del mal llamado Tercer Mundo, entes como la norteamericana Save the Children ofrecen datos interesantes.

Según un reciente informe de la mencionada organización, los niños más pobres de las ciudades en todo el mundo tienen el doble de posibilidades de morir antes de cumplir los cinco años que los más ricos.

Para muchas familias, las ciudades representan la perspectiva de una vida mejor para sus hijos, sin embargo, algunas de estos núcleos urbanos son incapaces de absorber el crecimiento vertiginoso del número de habitantes que llegará a que en el año 2050 dos de cada tres personas viva en una urbe. De hecho, muchas de estas ciudades impiden que niños y mujeres no tengan acceso a servicios básicos de salud y de agua potable necesarios para sobrevivir.

Los niños más pobres de las ciudades en todo el mundo tienen el doble de posibilidades de morir antes de cumplir los cinco años que los más ricos

Tal y como devela el estudio, los peores países para que vivan los niños, niñas y adolescentes son Bangladesh, Camboya, Ghana e India, donde la posibilidad de que un niño pobre de una zona urbana muera es entre tres y cinco veces mayor que la de un niño rico, lo que desvela que la brecha entre los infantes más ricos y los más pobres ha aumentado en la mitad de los países analizados con relación a las últimas décadas. Les siguen de cerca Honduras, Etiopía y Ruanda, países en los que hay mayor diferencia entre ricos y pobres debido a la falta de alimento y a la deficiente asistencia médica estatal.

Estos datos que demuestran la desigualdad infantil urbana también indican que no sólo afecta a ciudades en países dependientes y enmiseriados por la economía imperial, sino también en las urbes denominadas del Primer Mundo. Washington, capital política de Estados Unidos, encabeza la lista de ciudades que presentan mayores tasas de mortalidad infantil y mayores desigualdades de las 25 ciudades de países "desarrollados" examinados por la organización.

Washington, tanto local como internacionalmente, cumple con el lema que la caracteriza: "Justicia para todos", sobre todo si por "todos" se refiere a los niños ricos con mayores y mejores esperanzas de vida que la mayoría pobre.

Notas relacionadas