Los ministros de Peña Nieto no pagarán el gasolinazo

El presupuesto del Estado mexicano establece que reciban gasolina gratis por sus funciones de gobierno.

Así secretarios de Estado, jueces, diputados y altos funcionarios de la burocracia mexicana se encuentran exentos de pagar el denominado "gasolinazo" decretado por el gobierno de Enrique Peña Nieto, de acuerdo a la revista Proceso.

Mientras que el mexicano promedio con el aumento debe pagar un salario mínimo por mes para llenar el tanque de su carro todas las semanas (si es de, al menos, 40 litros), como consecuencia del alza en los impuestos a la gasolina mexicana.

Medida que supuestamente fue tomada por Peña Nieto bajo el argumento de compensar la caída de ingresos del Estado producto de la crisis económica global.

La medida es producto de la privatización encubierta de la estatal petrolera Pemex

Sin embargo, esto es directa consecuencia de la privatización encubierta de la estatal petrolera Pemex, y su posterior efecto en la importación del 60% de los combustibles que se consumen en el país, de acuerdo al analista mexicano John Ackerman.

Justamente esta privatización, ejecutada a partir de quitarle áreas de exclusividad a la empresa en el rico Golfo de México, fue planificada en el denominado Pacto Por México, un conjunto de reformas destinadas supuestamente a modernizar el país.

Acuerdo firmado por la mayoría de los partidos del país que representa el desmantelamiento del Estado mexicano, al punto tal de que tan sólo queda por privatizar el agua para culminar con este ciclo de reformas dirigidas a "atraer capitales extranjeros".

Así el impuesto a las gasolinas nace de la necesidad de financiarse del Estado ante la pérdida de ingresos por el regalo de sus recursos naturales. Precisamente a costa de los más de 60 millones de mexicanos que quedan en riesgo de pobreza extrema con este impuestazo.

Lo que explica el creciente descontento en las calles mexicanas y los sucesos, como saqueos y cortes de calle, que parecen más propios de la caricatura que han armado de los medios sobre Venezuela que del laboratorio mexicano, creado para experimentar políticas a aplicarse en el resto del mundo.

Y la exención de pago a altos funcionarios, diputados y jueces es uno de los tantos beneficios que tienen los encargados de aplicarlas.

Notas relacionadas