La situación actual en Siria (informe exclusivo para Misión Verdad)

Durante los últimos días, varios acontecimientos se han producido con respecto a la situación en Siria. Se habla de un escenario positivo a la luz de los últimos logros y avances alcanzados por el Ejército sirio en su lucha contra los grupos armados respaldados por mercenarios extranjeros.

(Nota de Misión Verdad: Desde que esta página salió al ruedo ha tenido como análisis prioritario en materia internacional el acontecer del actual conflicto que se viene desarrollando en Siria, nación hermana del mundo árabe con fuertes vínculos con Venezuela. La sección lleva por nombre "El espejo sirio" más allá de las afinidades culturales, políticas o económicas, para enfocarnos en el mecanismo de intervención aplicado por Estados Unidos y las viejas colonias europeas, la OTAN, las petromonarquías de la península arábiga e Israel contra Siria y de forma cada vez más directa contra Irak, Irán y Líbano: una guerra que va cobrando carácter regional. Salvando las particularidades nacionales, el mecanismo imperial destaca el nuevo método de intervención que fue ensayado en Libia, viene fracasando en Siria, y que en sus aspectos estructurales busca también ser aplicado en Venezuela. En tal sentido, una victoria en Siria contra el imperialismo es también una victoria para Venezuela, y viceversa. Para entender a detalle los hechos, Fawzi Naji y Bashar Baraz traductores, analistas políticos y corresponsales de noticias en medios nacionales e internacionales, ambos sirios y habitantes de su capital, Damasco, ofrecen a la lectoría de Misión Verdad análisis e información de primera mano para entender la evolución militar, política y social -nacional e internacional-, sobre el conflicto, que por sus condiciones, se le puede caracterizar como el más urgente y apremiante de tantos que despuntan hoy por hoy a nivel global. Por todo ello esta página les da la bienvenida y manifiesta su agradecimiento a nuestro también colaborador Javier Roa.)

Durante los últimos días, varios acontecimientos se han producido con respecto a la situación en Siria. Se habla de un escenario positivo a la luz de los últimos logros y avances alcanzados por el Ejército sirio en su lucha contra los grupos armados respaldados por mercenarios extranjeros.

En Damasco y sus alrededores, han continuado las operaciones del Ejército contra los centros de concentración y escondites de los insurgentes, donde decenas de sus elementos, en su mayoría extranjeros, fueron eliminados, además de destruir grandes cantidades de armas y municiones.

El Ejército logró recuperar varias zonas, entre ellas: Al Etaibe, Al Diabieh, Deir Salman y Drusha, que gozan de una importancia porque son puntos de enlace entre diferentes zonas.

Estratégicamente, el Ejército ha adoptado una táctica basada en estrechar el cerco contra los insurgentes y cortar todo tipo de suministro de armas y alimentos hacia sus centros de concentración, para debilitarlos y facilitar su eliminación.

Sobre la situación en Alepo, segunda provincia más grande en Siria, se han intensificado los enfrentamientos entre las unidades del Ejército y los grupos armados. El Ejército tomó control de la mayor parte de la ciudad, su campo sureño y occidental después de liberar zonas estratégicas como Janaser y Jan Al Asal, en la cual los grupos armados perpetraron recientemente una masacre contra centenares de civiles y militares.

En el campo norteño de la provincia, fronterizo con Turquía, el escenario es diferente. Esta parte en su mayoría se encuentra en manos de la oposición armada (especialmente el Frente de Al Nusra, brazo de Al Qaeda) que aprovecha el apoyo sin limites ofrecido por el país vecino (Turquía) que mantiene fronteras abiertas de 800 kilómetros con Siria.

No obstante, la parte noreste de la provincia es escenario de muy violentos choques con las unidades de protección kurda (PYG), afiliada a las fuerzas del PKK (partido de Trabajadores de Kurdistán).

En este contexto, se ha agravado la situación entre los kurdos y los elementos de Al Qaeda en el norte de Siria con una novedad resaltante representada en la posibilidad de que este conflicto se extienda a otros países (Irak).

Ante este escenario, los kurdos de Irak reiteraron su disposición de ayudar a los kurdos de Siria que declararon la reanudación de las batallas con los elementos de Al Qaeda que no respetaron la tregua de las fiestas de Al Fiter.

Esto se produjo después de que combatientes secuestraron a 13 civiles kurdos en la provincia de Alepo y los entregaron al Frente de Al Nusra, grupo que hace algunos días detuvieron a más de 250 kurdos.

En un suceso sin antecedentes, el presidente de la región de Kurdistán de Irak, Masoud Barazani, amenazó con la intervención para defender a los kurdos de Siria que están siendo masacrados por los grupos “terroristas”.

Con esta declaración, parece que el enfrentamiento entre los kurdos -apoyados por el gobierno sirio– y los elementos de Al Qaeda, cruzará las fronteras de Siria y tendrá un carácter regional.

Es importante mencionar que el surgimiento de estos enfrentamientos, es debido a la indirecta luz verde ofrecida por el gobierno sirio acerca del papel del PYG, teniendo como objetivo meter a los kurdos en los conflictos con los grupos salafistas armados y las milicias del ejército libre, motivo por el cual no se escuchó cualquier condena por el gobierno sirio con respecto a las últimas medidas militares y políticas adoptadas por el PYG.

Sobre la parte fronteriza con Irak, el Estado Islámico de Irak y Al Sham, también brazo de Al Qaeda, está utilizando la línea fronteriza entre Siria e Irak (600 Kms.) para extenderse en territorio sirio y crear una base en este país. Los elementos de esta organización terrorista se despliegan en las provincias orientales como Deir Ezour y Ar-Raqqa.

Sin embargo, el gobierno iraquí ha desatado varias operaciones destinadas a frenar la infiltración de estos elementos hacia el territorio sirio y ha destruido un gran número de centros de Al Qaeda a lo largo de la línea fronteriza, tomando en cuenta que el gobierno de Al Maliki en Irak está sufriendo más que nunca del terrorismo de estos grupos que perpetran cada día decenas de atentados terroristas en diferentes partes de Irak.

Este escenario es muy parecido a los que ocurre en la línea fronteriza con Jordania, pero no recibe el mismo nivel de seriedad por parte del gobierno jordano, que está sometido a presiones occidentales y árabes para convertir a sus fronteras en puentes de cruce de grupos armados y armas hacia Siria, hecho que fue documentado por varios medios de comunicación e informes de inteligencia.

Por último, en cuanto a las interrogantes planteadas después de la reunión Putin-Bandar, el Kremlin desmintió todas las noticias transmitidas sobre la evaluación de temas de cooperación militar y técnica entre Moscú y Riyadh (Arabia Saudita, financista de los mercenarios) durante la visita del jefe de la Inteligencia Saudita a la capital rusa. Además, Rusia reiteró su firme apoyo al gobierno del presidente Al Assad rechazando ofrecer concesiones en este expediente en el cual utilizó el veto en el Consejo de Seguridad de la ONU tres oportunidades en menos de dos años, ya que Moscú justifica su posición por el rechazo al principio de derrocar gobiernos por el uso de fuerza desde el exterior.

Paralelamente, el gobierno sirio tiene toda confianza en el socio ruso que ha mostrado toda firmeza en su respaldo al gobierno en su lucha contra el terrorismo y sabe muy bien que las relaciones políticas con Rusia nunca serán afectadas por una visita tal como la de Bandar.

En cuanto a la situación en el campo de la ciudad costera del mediterráneo de Latakia, se han intensificado las agresiones de los grupos armados durante los últimos días, especialmente en el campo de la provincia de Latakia fronterizo con Turquía.

En este marco, miles de elementos del Frente de Al Nusra y del Estado Islámico de Irak y Al Sham (el levante) en Siria e Irak, invadieron los poblados del campo norteño de Latakia con el uso de grandes cantidades de armas perpetrando masacres contra los habitantes de esta parte de mayoría alauita.

Centenares de mujeres y niños fueron masacrados en esta invasión sorpresiva que implicó la intervención directa y decisiva del Ejército sirio.

Amplias operaciones fueron desatadas en cooperación con los comités de defensa nacional (integrados por los habitantes de esta zona), logrando eliminar a más de 1500 armados durante los últimos tres días.

Pese a que la cifra de eliminados entre las filas de los armados es grande, el volumen de estos armados –en su mayoría extranjeros- infiltrados desde las fronteras con Turquía, es aún más grande, y por este motivo las batallas fueron muy violentas e implicaron el envío de más fortificaciones al frente noroeste de Siria.

El ritmo de las operaciones se disminuyó desde la tarde de ayer y los enfrentamientos llevados acabo actualmente se centran en los ejes de Salma y Eramo muy cerca de la línea fronteriza con Turquía.

 Grosso modo, la situación en Siria es relativamente positiva ya que el gobierno sirio esta beneficiándose del creciente rechazo popular –hasta por parte de la oposición– a las practicas de los grupos armados en las zonas que se encuentran bajo su control y por la profunda división entre sus filas, que impide cualquier posibilidad de unificar o encontrar puntos comunes entre sus componentes.

A la vez que el gobierno muestra toda firmeza y unidad, y sigue con su programa pese a todos los desafíos, lo que complica aún más la postura de los aliados de la oposición y favorece la posición de los aliados del gobierno que ganaron el reto y mostraron la certeza de su concepto.

Damasco – Siria

Notas relacionadas